En Vivo

ESTADO DEBE PERMITIR PARTICIPACIÓN DE EMPRESAS PRIVADAS EN LA ADQUISICIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE LAS VACUNAS CONTRA EL COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 8 de febrero del 2021.- Abel Salinas Rivas, exministro de Salud, sostuvo que el Estado también debería permitir la participación de las empresas privadas en la adquisición y distribución de las vacunas contra el COVID-19, como se hace en otras partes del mundo, para acelerar la inmunización de la población contra la pandemia.

“El Estado jamás puede renunciar a la responsabilidad de entregar la vacuna a todos los ciudadanos, pero eso no quita la participación de privados como se ha hecho en otras partes del mundo. El Perú siempre ha comprado las vacunas al fondo rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud, donde varios países entregan dinero e indican que necesitan. Eso es lo que es el Covax Facility, que reparte la vacuna de acuerdo a las necesidades de cada país”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Explicó que en el Perú hay dos mecanismos adicionales de adquisición de vacunas. “Uno es el acuerdo gobierno-gobierno y también gobierno-laboratorio, pero ahí el Perú está en desventaja porque no tiene experiencia y el documento ha dado vueltas, a diferencia de países como México, Chile, Colombia y Costa Rica, que tienen la experticia de compra de vacunas gobierno-laboratorio”, precisó.

“El sistema de salud del Perú es un conglomerado de financiadores y prestadores públicos y privados que no hablan entre sí y están desarticulados. Eso se traduce en ineficiencia, y mala calidad, en problemas financieros y al final el perjudicado es el ciudadano de a pie. Es urgente hacer una reestructuración del modelo del sistema de salud y eso va a ser un proceso largo. El modelo de financiamiento de la salud tiene que ser similar en los prestadores y mejorar la tecnología de la información en la que estamos rezagados”, afirmó.

Señaló que el primer grupo que va a ser vacunado se encuentra más o menos cuantificado, pero observó que el segundo grupo de personas con sobrepeso, diabetes e hipertensión no se encuentra registrado. “No todos (los obesos e hipertensos) acuden a los establecimientos y no tenemos los datos en el SIS ni en el seguro social. Esa información solo se logra tener con la digitalización de salud”, apuntó.

Advirtió que las 300 mil vacunas (que llegan el domingo) serán insuficientes para cubrir a todo el personal de primera línea. Precisó que esa primera cantidad solo serviría para proteger a 150 mil, pero destacó que se necesitaría 2 millones y medio de dosis. “El grupo médico es de 450 mil personas. El grupo de policías y Fuerzas Armadas en actividad son 280 mil. Los miembros de mesa, entre titulares y suplentes, son 518 mil, lo cual indica que este primer grupo son un millón 200 mil personas las que tendríamos que vacunar”, dijo.

Remarcó que todos los centros de salud deberían tener recursos humanos, concentradores de oxígeno, más plantas móviles de oxígeno, que deberían estar llenando de oxígeno todos los establecimientos. “El éxito no solo es tener la vacuna, que va a tardar muchos meses en llegar para todos y el virus va a seguir entre nosotros, tenemos que hacer intervenciones en el primer nivel”, subrayó.

“Estamos en una situación crítica y en los próximos días probablemente vamos a tener dificultades con el abastecimiento de oxígeno, porque la demanda ha excedido la producción habitual de oxígeno. Ahí talvez sea la primera incongruencia de la estrategia, si bien esta cuarentena es diferentes igualmente es una medida aislada. Se debe reforzar el primer nivel de atención, si ahí pusiéramos las pruebas antigénicas, oxímetros, oxigeno, medicamentos y recursos humanos, ahí podríamos detectar y controlar la mayoría de casos”, expresó.

Ver entrevista …..