Estado de emergencia no sirvió de mucho para la ciudad de Juliaca

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Siete bandas fueron desarticuladas y 126 personas detenidas, pero ola criminal continúa.

Los desmanes ocurridos desde el primer momento del paro de 48 horas convocado por los dirigentes de la ciudad de Juliaca contra la inseguridad ciudadana, no habrían servico de mucho.

En esa oportunidad, fueron incendiados 45 locales nocturnos, entre discotecas y prostíbulos, que funcionaban en la ciudad porque la población consideró que estos eran el foco de la delincuencia. Al día siguiente amaneció la ciudad en Estado de Emergencia cuyos resultados presentaremos en este informe. 

La medida no ha resuelto el problema de la inseguridad ni la delincuencia. Desde un primer momento le bajaron las llantas los mismos dirigentes que habían solicitado que se declare en emergencia a la ciudad, porque pidieron el cese de la medida y cuando estuvo a punto de concluir la vigencia, pidieron que continúe la emergencia. Las contradicciones de los dirigentes, son un punto aparte.

Durante el periodo de restricción de derechos unos 500 agentes del Ejército Peruano con escudos en mano salieron a las calles con gritos y cánticos. El Ejército en este tipo de situaciones también apoya en el control de la ciudad. Eso ocurrió solo el primer día, luego se normalizó la situación.

BALANCE POLICIAL. La Policía Nacional del Perú, responsable de llevar adelante el plan para combatir la delincuencia, entregó a Correo su informe final. El coronel PNP Manuel Gálvez Romero, indicó que al finalizar los 30 días de acción, se desarticularon siete bandas: “Los plumeros”, “Los Bitroqueros”, “Los Rápidos de Selva Alegre”, “Los Lanzas del Jr. Bolivar, “Los Charles del Sur” y “Los Chechos”.

El mando policial reportó igualmente 11 mega operativos de manera conjunta. Se intervino a los extranjeros (ecuatorianas, cubanas, colombianos y bolivianos); mega operativo de recuperación de armamento, munición y vehículos quizá es el más importante porque se recuperó un arsenal de guerra de pistolas y 2 fisiles AKM.

Mega operativo licor bamba, pirotécnicos, mega operativo autopartes, extranjería, cerveza adulterada, celulares, plan zanahoria, navidad segura y hoteles.

Durante este periodo se capturaron a 29 personas con requisitoria vigente por diversos delitos. 

Son 126 personas detenidas por cometer diversos delitos, el más común fue conducción en estado de ebriedad. Se incautaron 06 kilos de pasta básica de cocaína y 1 tonelada de hoja de coca.

Se decomisaron 8,300 cajas de cerveza valorizadas en S/. 320 mil soles. 200 cajas de material pirotécnico y autopartes valuados en más de medio millón de soles. Se incautaron también 4 mil 200 celulares en estos operativos.

Sin embargo los cuestionamientos persisten porque en pleno Estado de emergencia la banda más temible “Los escaladores”, ejecutaron asaltos, tampoco se capturó a las agrupaciones delictivas que siembran terror con asaltos armados ni se capturó a los responsables de las muertes de delincuentes por ajuste de cuentas que dieron inicio a las protestas.

Serenazgo reportó 48 intervenciones a delincuentes por robos, hurtos y otros y 17 intervenciones en apoyo policial. En realidad durante el estado de emergencia la delincuencia no cesó.

A pesar que una turba asestó golpes con quema de cantinas y discotecas, estos volvieron a habilitar sus atenciones al poco tiempo.

El denominado Plan Zanahoría, ejecutó intervenciones conjuntas a una decena de antros, pero estos volvieron a aperturar sus puertas al poco tiempo. Algunos locales respetaron el horario de atención de venta de licores (1:00AM), pero ahora, todo se normalizó, según aceptaron las mismas autoridades.

Los mandos del Ejército del Grupo de Artillería (GAC) N° 04, reportaron que más de 700 miembros del ejército participaron durante diversas intervenciones realizadas en el estado de emergencia.

AUTORIDADES. El presidente del Comité Provincial de Seguridad Ciudadana, alcalde de San Román Oswaldo Marín Quiro, se declaró en reunión permanente con los miembros de esta organización a fin de resolver el problema de la inseguridad. Las reuniones algunas ocasiones se ampliación al Comité Regional de Seguridad Ciudadana, cuyo presidente y gobernador regional de Puno, Juan Luque Mamani, apenas tuvo un papel figurativo. Los cuestionamientos contra la autoridad se dejaron escuchar desde diferentes sectores.

Fuente: Diario Correo – Puno