ESSALUD PRESENTÓ ALTERNATIVAS SALUDABLES DE ALIMENTOS QUE FORTALECEN EL SISTEMA INMUNOLÓGICO DE LOS ADULTOS MAYORES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: MINSA

  • Nutricionistas de la Red Rebagliati, exhibieron una mesa demostrativa con deliciosos platos, postres y bebidas muy sencillas de preparar en casa.
  • Las opciones alimenticias contribuyen a crear una barrera contra enfermedades respiratorias y el Covid-19.

Lima, 15 de enero de 2021.- ¡CUIDÉMOSLOS CON AMOR Y SABOR! Una de las maneras más eficaces de demostrar a nuestros padres, abuelos y otros familiares mayores de 60 años cuánto los amamos, es asegurándonos de que su alimentación sea sana, variada, rica y saludable. Por esta razón, nutricionistas de la Red Rebagliati del Seguro Social de Salud (EsSalud), elaboró platos, postres y bebidas, que fortalecen el sistema inmunológico de las personas de este grupo etario, que necesitan afianzar el cuidado de su salud.

Como opción de almuerzo uno de los patillos que se presentaron fue “La quinua a la jardinera”. Este cereal es considerado el alimento estrella de la zona andina, contiene vitaminas A, C, D, E y ácido fólico, los cuales contribuyen a la creación de las células rojas de la sangre, previene anemias y promueve el correcto funcionamiento del organismo.

En quechua la quinua quiere decir “grano madre” y supera a otros cereales por su contenido en proteína, magnesio y hierro. Este producto estuvo acompañado de un delicioso hígado encebollado y arroz blanco, siendo el hígado un excelente aliado para elevar las defensas del sistema inmunológico, previene inflamaciones, enfermedades respiratorias y ayuda en problemas como el asma y la artritis.

Para la cena se exhibió un filete de jurel con crema de champiñones y arroz. Este pescado azul destaca por la suavidad de su carne, es uno de los más nutritivos por su gran aporte de Omega 3, que brinda diferentes beneficios al organismo, por ejemplo, mejora la función cardíaca, previene la desnutrición y contribuye a disminuir el colesterol en la sangre. Este alimento se recomendó que sea consumido al vapor, horno o en guiso y evitar freírlo.

Para acompañar estos platillos se presentaron infusiones a escoger: Anís, manzanilla, cedrón o toronjil.

Asimismo, para el desayuno se observó una taza leche descremada, pan, huevo sancochado y melón en trozos; y como alimentos de media mañana, se propuso una porción de papaya picada en trozos, rica en vitamina C; como esta fruta contiene abundante agua, su consumo se asocia a que es un excelente diurético que ayuda a estimular la micción y a que los riñones liberen más sodio en la orina. 

El coordinador del Servicio de Nutrición del Policlínico, Juan José Rodríguez Lazo de EsSalud, Lic. Antonio Castillo, resaltó, que, los adultos mayores son los pilares que han formado nuestros hogares y nos corresponde acompañarlos y velar por su salud, y con mucha más razón en este período de pandemia, donde se pueden elevar sus niveles de estrés por el confinamiento, siendo la alimentación esencial”.

“El 80% del sistema inmunológico se encuentra en el intestino, y así que cuando está sano, solemos ser capaces de combatir las infecciones más rápido y mejor. Cuando no lo está, nuestro sistema inmunológico es más débil y menos capaz de combatir infecciones. Así que debemos ser capaces de encontrar un equilibrio en nuestra alimentación” detalló, el especialista.

“Debemos mantener una dieta rica en frutas, verduras, granos enteros y grasas saludables, que se encuentran en alimentos como pescados grasos, nueces y aceite de oliva. Sin embargo, consumir comida chatarra, con sodio y azúcar durante el aislamiento es contraproducente para las defensas naturales del cuerpo y más aún si se trata de población vulnerable como los adultos mayores”, refirió.

Agregó, que existe un fuerte vínculo entre la salud inmunológica y la salud mental. «Si la persona con más de 60 años tiene estrés crónico o ansiedad el cuerpo producirá hormonas de estrés que suprimen el sistema inmunológico y en ese caso, lo recomendable es asegurarnos que realicen una rutina de ejercicios e incluso practicar la meditación”, acotó.

El Lic. Castillo Ramírez, puntualizó, que entre los alimentos que son fuente de vitamina D se encuentran el pescado (el salmón, el jurel, el atún y la caballa), huevos, carne, hígado, leche, zumo de naranja, champiñones, cereales fortificados, germen de trigo, palta, leche, yogurt, queso y la mantequilla.                     

“La vitamina D ayuda a mantener los huesos fuertes, ayuda al cuerpo a absorber el calcio y contribuye a reforzar el sistema inmune, por ello resaltó la importancia de este elemento nutricional”.

Cabe destacar, que, la intervención de los nutricionistas de EsSalud es bastante activa, desde el nivel de atención primaria, actúan de manera preventiva incentivando a la población a tener hábitos de alimentación y estilos de vida saludables, como por ejemplo aumentar el consumo de alimentos con alto contenido de antioxidantes, evitando los alimentos procesados, realizar actividad física acorde                a la situación del paciente, beber como mínimo 8 vasos de agua pura al día y respetar las normas                    de bioseguridad actuales.