ESSALUD: CRECIMIENTO SOSTENIDO DE NIVELES DE HIPERTENSIÓN ARTERIAL EN EL PERÚ HA SIDO FRENADO

Redacción 16 de mayo del 2019 - 3:05 PM

Director del Centro Médico Casapalca de ESSALUD, Juan Eloy Rojas Berrera, advirtió también que en el 85 % de los casos registrados de hipertensión arterial, no se presentaron síntomas de esta enfermedad en los pacientes.

RCR, 16 de mayo 2019.- El crecimiento sostenido de los niveles de hipertensión arterial en el Perú, registrado en los últimos cincuenta años ha sido frenado en los últimos tiempos, gracias a una campaña coordinada y conjunta del Estado y el sector privado, en la prevención y concientización de la población, afirmó el director del Centro Médico Casapalca de ESSALUD, Juan Eloy Rojas Herrera.

“No diría que se avanzado, debo ser sincero. Pero sí se ha frenado el avance. Anteriormente, en los años 60 y 70, la hipertensión estaba, a nivel nacional, en un 15 %. Ahora, las estadísticas dicen que la hipertensión arterial, a nivel nacional, está entre un 23 y 25 %. El primer paso es que no siga avanzando. Y el segundo paso, que requiere tiempo y recursos, es disminuir ese porcentaje. Creo que estamos yendo por buen camino”, subrayó.

En ese sentido, manifestó que la población tiene que entender que en la prevención está la base para evitar esta enfermedad.

“Quiero hacer un llamado a toda la población en general de todos los estratos, de que el Estado, a través del ministerio de Salud, EsSalud e, incluso, de instituciones particulares y clínicas, hace de su conocimiento programas (de prevención)…  Se ha contratado personal para hacer la difusión, las charlas. Para ampliar la infraestructura, los laboratorios. El Estado ha puesto bastantes recursos en este tema”, apuntó.

Explicó que la presión arterial es la fuerza que hace la sangre sobre las arterias. “Esa presión hace que toda la sangre, que lleva nutrientes y oxígeno, garantice que llegue a todas las células de nuestro cuerpo”, anotó.

Sin embargo, dijo que cuando esa presión está elevada, el problema está en que puede causar daños, principalmente en las arterias.

“Al hacer daño y crear una especie de cicatriz, es el lugar exacto para que asienten las placas de colesterol y triglicéridos. Y corre el riesgo de que la luz de la arteria disminuya. Y al disminuir la luz de la arteria, el corazón necesita más fuerza para bombear. Ese es un proceso claro de que la presión aumenta. Allí estamos empezando a hablar de hipertensión arterial”, especificó.

En ese sentido, el galeno indicó que la hipertensión arterial no solo va a causar daños a las paredes de las arterias, sino también a órganos importantes como el riñón, el cerebro, el mismo corazón y la retina.

“Y de allí vienen problemas renales asociados a la hipertensión. Otras enfermedades importantes son los accidentes cerebrovasculares, muy comunes. No olvidemos que el 75 % de todas las enfermedades cerebrovasculares están asociadas a la hipertensión arterial”, alertó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Rojas advirtió también que en el 85 % de los casos registrados de hipertensión arterial, no se presentaron síntomas de esta enfermedad en los pacientes.

“He ahí el dilema de esta enfermedad. En el 80 a 85 % de los casos, esta enfermedad no presenta síntomas. Simplemente, es el hallazgo de una persona que va a al doctor, (éste) le toma la presión y le encuentra que está muy elevada. Y en el caso de presentarse síntomas, una pequeña cantidad puede presentar casos muy específicos: cefaleas, zumbido de oído, visión borrosa, mareos”, aseveró.

Indicó que el diagnóstico de la hipertensión arterial tiene que hacerse en varias medidas y en varios días, al tiempo que el paciente tiene que estar relajado.  “La hipertensión arterial, como enfermedad, es el aumento sostenido de los niveles de la presión arterial”, explicó.

Hipertensión arterial es causa de sobrepeso, estrés, hábitos nocivos, y consumo excesivo de sal

Expresó igualmente que los factores de riesgo de la hipertensión arterial es un aspecto muy importante que debe ser tratado con la debida atención, y que contemplan el sobrepeso, el estrés, los hábitos nocivos en exceso, y el consumo excesivo de sal.

“La alimentación debe ser balanceada. Tiene que haber una relación entre la cantidad de proteínas, carbohidratos y verduras. La alimentación tiene que estar ligada a la actividad que haces a diario. Una persona sedentaria que trabaja en oficina, no debe comer lo mismo que una que trabaja en actividades fuertes, como la minería o el deporte”, remarcó.

En cuanto al control de la hipertensión arterial, el galeno detalló que ésta tiene dos valores: un valor de arriba y otro valor de abajo.

“Lo ideal sería 120 sobre 80. Valores de 120 sobre 80 para abajo son los ideales. Sin embargo, cuando tenemos valores de 121 a 139 y debajo, 80 a 89, podemos hablar de pre hipertensión arterial. Valores por encima de 140 y 159, y de 90 a 99, estaríamos hablando de una hipertensión grado 1. Y valores por encima de 160 y por encima de 100, estamos hablando de hipertensión de grado 2 o hipertensión maligna”, especificó.

Refirió que la hipertensión no es un problema de la noche la mañana, sino que se acentúa a la largo del tiempo de vida, hasta en un periodo de veinte años, en algunos casos.

“(Para) una persona que ha sido diagnosticada de hipertensión arterial, el éxito de su manejo y control de esta enfermedad, se basa en tres parámetros. 1- Cumplir el tratamiento. 2- La alimentación: bajar la medida de sal; y el otro, 3- Estilo de vida saludable. Disminuir el estrés y hacer ejercicios. Lamentablemente la hipertensión no se cura, pero sí se controla”, puntualizó.

El 17 de mayo de cada año se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión, con la finalidad de promover la concientización y los esfuerzos para prevenir, diagnosticar y controlar la hipertensión arterial, condición que constituye el principal factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares.

Ver entrevista…