En Vivo

ESCOLARES PODRÁN “SENTIR UN TERREMOTO” GRACIAS A SIMULADORES DONADOS POR JAPÓN

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Andina 

Vehículos especializados visitan colegios para sensibilizar al alumnado en prevención de riesgos

Como parte de sus labores de prevención de riesgos, el Instituto Nacional de Defensa Civil ofrece a los escolares del país y público en general la oportunidad de vivir la experiencia de un terremoto gracias a tres vehículos simuladores sísmicos, a los que se puede acceder previa inscripción.

Así lo detalló el ingeniero Juvenal Medina, jefe de la dirección de Preparación del Indeci, quien destacó la novedad y sorpresa que han despertado los carros donados por el gobierno del Japón, cuya alta tecnología permite sentir los diferentes movimientos generados en un sismo de magnitud bajo estrictas condiciones de seguridad.

A fin de llegar a la mayor cantidad de público, los vehículos se encuentran en diversos puntos del país: Dos en Lima y uno en la oficina desconcentrada del Indeci en Arequipa.

  En Lima, uno ha sido cedido en uso al Centro Peruano Japonés de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de Desastres (CISMID) ubicado en la Universidad de Ingeniería (UNI) y el otro recorre los colegios de la capital de acuerdo con un cronograma establecido.

Previa solicitud 

“Ya se han visitado cerca de 50 colegios de la mancomunidad de Lima norte, Chorrillos, Callao, entre otros distritos de la ciudad”, indicó el ingeniero.

Los centros educativos interesados en que simulador vaya a sus locales deben enviar una solicitud a la Dirección de Preparación del Instituto Nacional de defensa Civil, dirigida al correo electrónico jmedina@indeci.gob o comunicarse a la central del Indeci 225-9898

“El vehículo está toda la mañana o la tarde. Antes que los niños suban al simulador les damos una explicación de lo que significa y por qué se hace este ejercicio. Se habla de los sismos, de las magnitudes y preparándolos para que no vayan a sufrir algún daño emocional por la experiencia”.

Juvenal Medina detalló que, una vez dentro de la unidad, se procede con la simulación de los sismos, siempre de menos intensidad a más.

El vehículo está calibrado para replicar los terremotos ocurridos en Perú durante los años 1966, 1970, 1974, 2001 y 2007 (Pisco), además de los ocurridos en Japón en los años 1995 y 2011 (9 grados). Estos últimos son los más fuertes.

“Los menores quedan motivados, sensibilizados por la experiencia. Esto ha permitido que muchos miren más allá de su escuela, piensen en su hogar. Algunos alumnos viven en hogares inseguros. Nos interesa mucho que la prevención vaya de la escuela a la familia y el mejor camino es a través de los alumnos”, anotó el geólogo.

En la UNI y Arequipa 

Los interesados en conocer y subir al vehículo que se encuentra en el CISMID -este no sale de visita- pueden enviar una solicitud a dicha entidad,vía su página web (www.cismid-uni.org) a fin de separar la fecha y hora de la visita.

El director de CISMID, Miguel Estrada, explicó que se espera llegar atender a unas 150 personas al mes y unas 2, 000 al año.

“En nuestra página web hay un link para que de manera organizada se inscriban en grupos de 20 a 40 personas. Tenemos un centro de sensibilización para sismos y desastres donde hacemos toda una explicación de cómo se originan los sismos, cuáles son sus efectos y cómo mitigarlos. Con todo esto, redondeamos la experiencia del simulador sísmico”.

Tras explicar que dicha experiencia está sugerida a partir de los 10 años, excluyendo a personas embarazadas o que pueden sentir pánico, el ingeniero Estrada manifestó que el vehículo simulador se encuentra en el local del CISMID, que forma parte de la Facultad de Ingeniería Civil de la UNI, ubicada en la Avenida Tupac Amaru 1150.

El tercer vehículo, que se encuentra en Arequipa, recorrerá colegios y universidades, previa coordinación con los responsables de la oficina descentralizada del Indeci en dicha región.

“En esa ciudad tenemos un centro de sensibilización, donde profesores y alumnos realizan un recorrido de una hora y media y salen bastante ilustrados de los distintos escenarios de riesgo que tiene la región Arequipa”, explicó el ingeniero Medina.

Dijo esperar que las municipalidades puedan sensibilizarse con el interés que han despertado los vehículos simuladores e implementar mayores acciones de sensibilización sobre el riesgo que implican los sismos y terremotos en nuestro país.

“Sabemos que en algún momento los vehículos resultarán insuficientes por la gran demanda del público. Esperamos que algunas instituciones nacionales puedan acceder a las licencias y patentes de los mismos a fin de implementar más unidades. O de lo contrario lograr que las municipalidades, que son unidades básicas del sistema nacional de la gestión del riesgo, puedan equiparse para ayudar más en este gran proceso de sensibilización”, anotó.