ESCALADA ANTIMINERA CONTRA TÍA MARÍA SE PROYECTA A PARALIZAR CORREDOR MINERO DEL SUR PERUANO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Analista, Iván Arenas, resaltó también la reciente reacción de un conjunto de organizaciones sociales, en Arequipa, que están a favor del desarrollo, y en contra de estos movimientos ideológicos de izquierda radical que encabezan las protestas contra las inversiones y, en especial, contra Tía María.

RCR, 5 de agosto 2019 .- La escalada antiminera desarrollada actualmente por las organizaciones radicales, sociales y políticas, contra el emprendimiento minero de Tía María (Arequipa), se proyecta peligrosamente a la paralización de las actividades inversoras en el denominado “Corredor del Sur”, advirtió el analista, Iván Arenas.

“Así es. Curiosamente, las protestas se han trasladado ahora a Tía María. Las protestas siempre estaban en el corredor minero del Sur. Entre Fuerabamba (Apurímac), y entre Chumbivilcas y entre Espinar (Cusco). Incluso, en Chumbivilcas y en Espinar están anunci9ando un paro, justamente a favor de (la paralización de) Tía María, a partir del 15 de agosto, estas organizaciones políticas e ideológicas que tienen una agenda política. Y esto puede contagiar también a Quellaveco. Esto tendría a todo el corredor minero del sur amenazado”, subrayó.

Consideró importante saber, entonces, qué es lo que hará el gobierno frente a este peligroso y convulso escenario que se anuncia para todo el Sur peruano.

Diferentes gremios y organizaciones sociales de Arequipa iniciaron desde hoy un paro indefinido desde el lunes 5 de agosto, en respaldo a la población del Valle de Tambo, la cual rechaza el proyecto minero Tía María y la entrega de la licencia de construcción a Southern Perú Cooper Corporation.

Al respecto, Arenas dijo que para comprender el conflicto social en valle del Tambo con el proyecto minero Tía María, hay que entender los orígenes de la protesta.

“En principio, parece una protesta que se basa en un tema técnico, que se basa en un tema de la ingeniería. Eso es lo que dicen. Sin embargo, no existe, en este momento, especificaciones técnicas para estar en contra del proyecto.  Segundo, lo que se ha dado es una licencia de construcción. No es el inicio del proyecto. Lo tercero que hay que entender es que hay muchas organizaciones ideologizadas que lo que intentan es enarbolar las banderas técnicas, porque dentro de ellos tienen un argumento político e ideológico”, especificó.

En ese sentido, calificó de “lamentable y penoso” que las autoridades locales de la provincia de Islay y el propio gobernador regional de Arequipa, Élmer Cáceres, se hayan pronunciado a favor de las protestas contra el emprendimiento minero de Tía María, cuando –anotó- lo que les corresponde, más bien, “es que medien en el conflicto y no estén del lado de una parte”.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Arenas resaltó también la reciente reacción de un conjunto de organizaciones sociales, en Arequipa, que están a favor del desarrollo, y en contra de estos movimientos ideológicos de izquierda radical que encabezan las protestas contra las inversiones y, en especial, contra Tía María.

“(Ellos) han elevado su voz de protesta y también se están juntando, a través de medios y redes sociales, y han hecho campañas en contra de los paros. Y hoy se va a desarrollar, a partir de las 5 de la tarde, una marcha por la paz y el diálogo, en Arequipa, donde diversas organizaciones, no solamente empresariales, sino de la sociedad civil, se van a poner de pie para expresar su voz de protesta contra decisiones que toman sus autoridades regionales y. fundamentalmente, estas organizaciones ideológicas y políticas que operan en todo el sur minero”, detalló.

No era el momento para debate de nueva Ley General de Minería

El columnista en el portal de opinión “El Montonero” estimó igualmente importante que se abra “una gran convocatoria” para una discusión nacional sobre el papel y el futuro de la minería, en el Perú, “para ver de una vez qué hacemos con ella”, pero no era el momento para un debate de este tipo.

“Pero creo que esa discusión no era para este momento. Y una de las cosas importantes en esa discusión era la nueva Ley General de Minería. Entonces, en este momento no, porque era un momento de enorme debilidad institucional, de los actores políticos, de (Martín) Vizcarra, Y, de alguna u otra manera, de estas organizaciones que viene amenazando las actividades mineras”, enfatizó.

De otro lado, el analista fue claro en señalar la ineficiencia en el gasto, por parte de las regiones y gobiernos locales, de los ingresos percibidos por canon y regalías, de la inversión minera causada, fundamentalmente, por la corrupción, entre otros aspectos.

“Eso sí es cierto. Hay un tema de ineficiencia, y la otra es corrupción. Y la otra (adicional) es entender muy bien cuál es el contexto de cada población alrededor de las unidades mineras. Si tu vas a las unidades mineras y no ves el desarrollo de las comunidades aledañas, no es por culpa de la minería. Lo que pasa es que mucha de esa gente vive en esas comunidades y trabaja en las empresas mineras, desarrollan su vida en otra parte. Lo que quiero decir es que estas comunidades se llevan el desarrollo, y el impacto que ello genera, a otras zonas”, concluyó.

Escuchar Entrevista