ERNESTO ÁLVAREZ: SERÁ DIFÍCIL QUE TRIBUNAL CONSTITUCIONAL ANULE CONVOCATORIA A ELECCIONES CONGRESALES COMPLEMENTARIAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Expresidente del Tribunal Constitucional, Ernesto Álvarez, consideró también que “lo más probable” sea que el Tribunal Constitucional dictamine, en su sentencia de contienda competencial, que el presidente Martín Vizcarra se mantenga en su cargo, y que el Parlamento disuelto sea restituido en sus funciones. 

RCR, 03 de octubre de 2019.- La eventual anulación de la convocatoria de elecciones congresales complementarias, convocadas por el gobierno de Martín Vizcarra, y fijadas para el próximo 26 de enero sería difícil que se materialice, por parte del Tribunal Constitucional (TC), estimó el  expresidente de éste último organismo, Ernesto Álvarez.  

“Primero, tiene que presentarse la demanda (de competencia). Todavía no ha sido presentada por Pedro Olaechea. Está habilitado para hacerlo. El Tribunal (Constitucional) correrá traslado al Ejecutivo. El Ejecutivo tiene treinta días para absolver la consulta. Un par de semanas de plazo para hacer la audiencia pública. Estamos hablando de dos meses. Si el Tribunal se apura, puede estar listo para debatir un proyecto de sentencia”, especificó.     

Avizoró que un posible resultado de la decisión del TC podría ser que la cuestión de confianza sí la fue aprobada a Vizcarra; pero también tomara nota de que el poder fáctico lo tiene el presidente y que las elecciones complementarias del Congreso ya han sido convocadas. 

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Álvarez consideró también que “lo más probable” sea que el Tribunal Constitucional dictamine, en su sentencia de contienda competencial, que el presidente Martín Vizcarra se mantenga en su cargo, y que el Parlamento disuelto sea restituido en sus funciones; “y que ellos solucionen sus problemas políticamente, como corresponde”.   

“Salvo que el pronunciamiento del Tribunal sea en dos meses y que decida retrotraer las cosas al 30 de septiembre. Esto es, volver al convocar al Congreso, que se reuniría de pleno derecho, pero dejaría en el cargo a Vizcarra. Porque, dicho sea de paso, la sanción que le impuso el Congreso, antes de ser disuelto, no corresponde a la infracción constitucional por el cual fue denunciado. Esa sería una salida”, anotó.   

Asimismo, Álvarez refirió que la disolución del Congreso se efectuó sin un acuerdo del Consejo de Ministros, “cosa que es indebida, porque todos los acuerdos de presidente de la República tienen que hacerse con dicho acuerdo”.  “Es una infracción constitucional que amerita también sanción, posteriormente”.

“Entonces, ha habido una ficción, por la necesidad de sacar algo rápido para responder al Congreso.  Por tanto. bien se podría argumentar que este decreto de disolución es nulo. Y eso tendrá que merituarlo (sic) del Tribunal Constitucional, en su momento”, puntualizó.

En otro momento, Álvarez sostuvo que ”es indiscutible” la elección del postulante al Tribunal Constitucional, Gonzalo Ortiz de Zevallos, debido a que dicho proceso fue realizado antes de la entrada en vigencia del decreto de disolución del Legislativo.