En Vivo

Entre el 2009 al 2015, Apurímac redujo el nivel de pobreza en más del 50%

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR 07 junio 2016.- El avance de Apurímac ha sido impresionante en los últimos años gracias al impacto de las inversiones superando a otras regiones del país como es el caso de Cajamarca, sostuvo el economista José Carlos Saavedra, Director de Análisis Macroeconómico de Apoyo Consultoría

En declaraciones a “Enlace Regional Sur” de Red de Comunicación Regional (RCR) manifestó que una muestra en esta mejora en Apurímac es el nivel de ingreso por habitante, que entre el 2009 al 2015 pasó de 350 a 600 soles mensuales.

Tomando en cuenta los últimos resultados de la Encuesta Nacional de Hogares 2015 elaborado por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) Saavedra anotó que la pobreza también se ha reducido en Apurímac.

Haciendo una comparación recordó que en el 2009 las dos regiones con mayores tasas de pobreza en el Perú eran Apurímac y Cajamarca, con un porcentaje del 75% en ambas regiones.

“Cuando uno veía el nivel de ingreso en Cajamarca y Apurímac, los de Cajamarca eran ligeramente mayores a los de Apurímac. Desde ese momento a esta parte la evolución ha sido distinta, la tasa de pobreza en Apurímac se ha reducido a la mitad, en tanto que en Cajamarca bajó un poco pero en los últimos años se estancó en 50 por ciento, y eso ha tenido relación con los niveles de ingreso en ambas regiones” refirió.

Precisó que en caso de Cajamarca en el 2009 sus ingresos eran de 460 soles por habitante y en seis años se estancó en 550 soles. “Es decir en el 2009 los ingresos de Cajamarca eran mayores a los de Apurímac, siendo ahora distinto. Los ingresos de Apurímac están por encima y ese cambio es muy importante” añadió el economista.

Impacto de las inversiones y el empleo

Siguiendo con la analogía entre Apurímac y Cajamarca, Saavedra remarcó que la reducción de la pobreza en Cajamarca no obedece al aumento de los programas sociales ya que en ambas regiones hubo un aumento considerable del gasto en programas como “Juntos” o “Pensión 65”.

“La diferencia está en lo que ha pasado en ambas regiones. Cajamarca tenía todas las condiciones para que la inversión y el empleo crezcan de manera notable, pero eso no ha sucedido ya que la población se opone a ha opuesto a las inversiones. En cambio en Apurímac destaca el impacto de un gran proyecto de inversión como es las Bambas, que en pocos años será la segunda mina de cobre más grande del mundo”.

Sostuvo que de acuerdo a indicadores la inversión en Apurímac crece a un ritmo del 20% por ciento por año, en tanto que el empleo crece a un promedio del 10% por ciento anual, además de una sustancial mejora en los salarios de sus habitantes.

“Es notable que en un período en el cual la economía peruana se ha debilitado, y la tasa de pobreza en general ha dejado de disminuir, Apurímac ha seguido sacando personas de la pobreza”.

Aquí las declaraciones.