ENCUENTRO NACIONAL “VOCES DEL CAMBIO” DEBE SER PRIMER PASO PARA UNIDAD DE LA IZQUIEDA PERUANA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Congresista de Nuevo Perú, Alberto Quintanilla, manifestó también es “un acto de justicia que tiene que respetarse” la disposición que autorizó el reingreso a la cárcel del expresidente Alberto Fujimori, para cumplir con el resto de su condena de 25 años, por los crímenes de La Cantuta y Barrios Altos.

RCR, 28 de enero 201.- El Encuentro Nacional de Organizaciones de Izquierda “Voces del Cambio” que se desarrolla hoy, en Huancayo, entre diferentes fuerzas políticas de izquierda como Nuevo Perú, el Movimiento de Afirmación Social (MAS) y otras, debe ser el primer paso para la unidad definitiva de la izquierda peruana, estimó el congresista de Nuevo Perú, Alberto Quintanilla.

“Esperamos que éste sea un nuevo intento de los tantos que hemos tenido, y esperamos que esta vez sea exitoso. Ciertamente nosotros, como izquierda, tenemos una deuda con el país. No debemos dividirnos y trabajar por la unidad”, subrayó.

A dicho cónclave han asegurado su presencia la excandidata presidencial y excongresista, Verónika Mendoza, el líder del MAS y exgobernador de Cajamarca Gregorio Santos, así como el gobernador de Junín, Vladimir Cerrón. Sin embrago, los gobernadores de Puno, Walter Aduviri, y de Moquegua, Zenón Cueva, declinaron asistir al encuentro.

El representante por Puno indicó que la cita debe servir para reflexionar sobre la necesidad de consolidar la unidad de todas las fuerzas de izquierda, sobre la base de una propuesta programática. “A eso se va a caminar, y ojalá que se den pasos en ese sentido”, apuntó.

En diálogo con el programa “Hora de Cambio” de Red de Comunicación Regional (RCR), Quintanilla manifestó también es “un acto de justicia que tiene que respetarse” la disposición que autorizó el reingreso a la cárcel del expresidente Alberto Fujimori, para cumplir con el resto de su condena de 25 años, por los crímenes de La Cantuta y Barrios Altos.

“Cualquier tratamiento de que tenga un tratamiento diferenciado es una situación de privilegio en un país democrático, en donde se supone que todo somos iguales ante la Ley. Nadie se alegra por la detención nadie, pero ciertamente hay que pedir que respete la democracia y el Estado de Derecho”, puntualizó.

El parlamentario descartó que con esta situación que atraviesa el exmandatario, y la de su hija, Keiko Fujimori, el fujimorismo sea un cadáver en política o que haya caído en una muerte prematura, aunque dijo que es una expresión del autoritarismo y la falta de prácticas democráticas, en esa corriente política, “que les está pasando la factura”.

Escuchar entrevista…