En Vivo

EN TIEMPOS DE CUARENTENA MUJERES VÍCTIMAS DE VIOLENCIA FAMILIAR NECESITAN AYUDA DE FAMILIARES Y AMIGOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 26 de mayo de 2020.- La especialista en Psicología Clínica, Consuelo Napaico, indicó que en esta época de aislamiento social es importante ayudar a las mujeres que sufren violencia familiar sobre todo en tiempos de cuarentena. Precisó que existen señales de alarma que los familiares pueden observar en el comportamiento de las víctimas para denunciar a los agresores.

“Es importante ver las señales alertas que los familiares y personas cercanas puedan estar observando. Estos agresores prohíben a las víctimas ver a gente conocida y van a perder el contacto con sus amigos y familiares. Esto se puede llamar una especie de secuestro y esto es lo que hacen los violentadores con las personas. Otra señal de alerta, es que la víctima se siente culpable de lo que le sucede. Hay que ayudar, porque estas personas no van a pedir ayuda porque no son conscientes de su problema”, señaló la especialista a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Explicó que los agresores tienen trastornos sicológicos y pueden ser sociópatas, que son aquellos que no se adaptan a las normas de la sociedad, o personas narcisistas, que utilizan a los otros para sentir su propio amor, porque ellos no se pueden amar. “Esa poca tolerancia ante su propia vida genera pensamientos ansiosos y va a buscar un ansiolítico que le impida soportar el dolor de su frustración y ese ansiolítico es la violencia”, dijo.

“En el caso de los psicópatas, son personas que viven del dolor de su víctima, crean una estrategia para seducir a su víctima y le inyecta el miedo al abandono y convierte a la víctima en una adicta afectiva. Entonces lo que recibe del agresor es que un día le da amor y otro día le da maltrato, y la víctima aprende a no defenderse. La víctima mantiene un vínculo traumático, porque él es el que manda, mientras que ella toma una actitud de sumisión. Ellas piensan que se va a solucionar, pero esto no va a terminar. Quien empieza a maltratar va a seguir maltratando siempre”, remarcó.

Mencionó que “el problema es que muchas mujeres no buscan ayuda profesional que debería darse y tienden a quedarse calladas porque también están afectadas psicológicamente”. “Frente a esto hay que desenmascarar al agresor públicamente, porque estas personas tienen miedo a la vergüenza pública y a ser descubiertos. Una vez que este maltratador vea que hay posibilidad de que sea descubierto, va a frenar también esa manera de tratar a su víctima”, señaló.

“Esa situación también va a influir en la personalidad de los hijos y se genera la probabilidad de repetir más adelante la conducta del papá. Si son hombrecitos van a repetir la conducta del papá y busquen a personas parecidas a las características de la mamá para mantener una relación afectiva. En el caso de las niñas de manera similar tienden a tener las características a la de la mamá y buscan a personas parecidas al papá para establecer un tipo de relación traumática donde se establece una relación sádico-masoquista”, afirmó. 

Escuchar entrevista…