EN LIMA SE EVITÓ MÁS DE 900 MIL CASOS POSITIVOS Y 100 MIL FALLECIMIENTOS POR COVID-19, GRACIAS A CUARENTENA Y OTRAS MEDIDAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa

Grupo Prospectiva y CDC del Minsa indican también que las medidas permitieron ganar tiempo valioso para ampliar la capacidad de atención y respuesta

Solo en Lima, se estima que se evitaron más de 900 mil casos positivos y 100 mil fallecidos por Covid-19 gracias a las medidas adoptadas por el Gobierno durante la pandemia, afirmó el médico epidemiólogo César Munayco, Ejecutivo Adjunto del Centro Nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud (Minsa) y miembro del Grupo Prospectiva que asesora al sector Salud.

Durante la sesión de telecapacitación denominada ‘¿Para qué sirvió la cuarentena?’, el especialista explicó que el confinamiento y el cambio de comportamiento de la población, permitió que la velocidad de contagio se reduzca y el indicador de transmisión del virus (Rt) a nivel nacional actualmente se encuentra por debajo de uno. Es decir, la transmisión estaría por debajo del nivel epidémico y en la medida que se cumpla con las medidas preventivas los contagios se irían reduciendo.

Estos son los resultados a los que llegaron expertos del Minsa a través de un nuevo estudio y en el que se estimó el número de expuestos, recuperados e infectados como valores principales. «El objetivo ahora es mantener estos niveles hasta que haya vacunas y tratamientos efectivos», manifestó.

En el interior del país, el médico epidemiólogo dijo evidenciar tres tipos de realidades. Hay regiones que se encuentran en franco decrecimiento de casos positivos como Callao, Lambayeque, Lima, Piura, Ucayali, Loreto y Tumbes.

En tanto, en Ancash, Arequipa, Huánuco, Ica, San Martín y Junín los casos comenzaron a incrementarse, y un tercer grupo de regiones evidencia un crecimiento lento como Amazonas, Apurímac, Ayacucho, Cajamarca, Tacna y Moquegua.

Durante su intervención, el epidemiólogo Andrés Lescano, miembro también del Grupo Prospectiva, dijo que estos resultados son frutos del gran esfuerzo de los peruanos por cumplir el aislamiento en la medida de sus posibilidades.

Recordó que la cuarentena no acaba con la transmisión, pero reduce de forma importante la velocidad de contagio. Indicó también que con ello el Perú ganó tiempo valioso para ampliar la capacidad de atención, procesos complejos que incrementaron sustancialmente el número disponible de camas de hospitalización y Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), que ahora trabajan en un sistema integrado de coordinación. También se implementaron laboratorios a nivel nacional con capacidad de diagnóstico molecular, entre otras capacidades.

En ese sentido, Munayco recalcó que además de contener el brote y mitigarlo, fue necesario recurrir a otras formas de intervención más drásticas, también llamado ‘modelo de supresión’ para proteger a las personas con mayor riesgo de enfermar y revertir el crecimiento epidémico.

En otro momento, Nelly Huamaní, Directora General de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública del Minsa enfatizó sobre el rol del primer nivel de atención primaria de salud en la lucha contra la pandemia, evitando que los casos leves se agraven. Asimismo, instó a continuar con el uso de mascarillas, mantener la distancia social de más de un metro y el lavado permanente de manos.