EN ESPINAR QUIEREN REPARTIRSE DINERO DE FONDOS CREADOS PARA PROYECTOS EN FAVOR DE POBLACIONES VULNERABLES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 22 de julio de 2020.- Pablo de la Flor, director ejecutivo de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), calificó de lamentable y repudiable la quema de dos vehículos, que daban servicios a la empresa minera Las Bambas, por parte de grupos politizados de la provincia de Espinar, Cusco. En ese sentido, dijo que la Policía Nacional y la Fiscalía deberían tomar acciones para restablecer el orden y el estado de derecho en la zona.  

“Es absolutamente lamentable y repudiable lo que ha sucedido ayer en el corredor minero, en Espinar, con la quema de dos camiones de la empresa MMG y sobre todo considerando que lo que origina este conflicto es un pedido completamente absurdo, que está fuera de la ley”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

“La demanda de este grupo movilizado políticamente es para que los recursos de los fondos que fueron creados para financiar proyectos de desarrollo en la zona, sean repartidos entre los pobladores registrados en el padrón electoral”. “Se quiere tomar dinero, destinado para financiar proyectos en beneficio de poblaciones vulnerables. Esperamos que en el brevísimo plazo la Policía y la Fiscalía tomen acciones sobre el particular y podamos ver el restablecimiento del orden y el estado de derecho en la zona”, remarcó.

Minería es motor de la economía

De otro lado, señaló que los resultados del reciente sondeo de la empresa IPSOS, donde el 83% de los encuestados considera importante el papel que puede jugar la minería en la solución de la crisis generada por la pandemia, es una opinión que recoge datos de la realidad. “El sector minero es uno de los principales motores con los que cuenta nuestra economía y reactivarlo es importante para la recuperación económica del país, de manera que esta encuesta recoge esa opinión”, dijo.

“La economía peruana viene cayendo de manera dramática en los últimos meses como resultado de las medidas de contención contra la pandemia. 40% de caída en abril, 28% en mayo y un porcentaje parecido en junio. Entonces, proyectamos un descalabro económico que tenemos que revertir rápidamente y para ello resulta fundamental usar aquellos mecanismos rápidamente movilizables y que mejor manera de hacerlo  que promoviendo la inversión en un sector que tiene la capacidad de brindar resultados rápidos como es la minería”, manifestó.

Destacó que “en estos momentos, el Perú tiene 48 proyectos mineros en cartera, de los cuales hay 18 que podrían ya tener una fecha de salida”. “En general estamos hablando de una propuesta que podría generar aproximadamente 600 mil puestos de trabajo. Esa es la gran posibilidad que nos presenta la reactivación del sector minero habida cuenta del enorme potencial que tenemos”, indicó.

Respecto al nuevo gabinete presidido por Pedro Cateriano frente a las inversiones mineras, expresó que “hemos encontrado una receptividad y un gran cambio de actitud, la forma como el premier y el ministro de Energía y Minas vienen abordado este tema”. “Ya tuvimos una reunión con el ministro del sector y él ha concordado con nosotros en la necesidad de destrabar estos proyectos, buena parte de ellos parados por problemas de carácter regulatorio que no han hecho más que asfixiar la inversión en la industria”, indicó.

“Hemos tenido un mensaje de apoyo y compromiso de parte del gobierno en esta nueva fase de trabajar conjuntamente con la industria para movilizar esos recursos y generar los puestos de trabajo que los peruanos tanto necesitan en estos momentos. La actividad minera esta concatenada con el resto de las actividades económicas, porque cada puesto de trabajo que se genera en la minería genera otros seis puestos de trabajo de manera indirecta”, resaltó.

Remarcó que “estamos frente a una gran posibilidad de revertir esta situación de colapso en la generación de empleos a través de la inversión rápida y descentralizada”. “La totalidad de la inversión se va a buena parte del sur del país, que es la región más golpeada por la crisis, concretamente en Arequipa, donde tenemos varios proyectos que rápidamente podrían implementarse con resultados positivos en términos de generación de empleos”, destacó.

“Esto depende de la voluntad política del Gobierno, para llevar adelante las modificaciones y las simplificaciones administrativas que el sector requiere para dar un rápido inicio a estas operaciones. Tenemos 18 proyectos mineros que podrían rápidamente destrabarse e implementarse de manera paulatina”, aseveró.

Tía María

De la Flor enfatizó que Tía María es uno de los proyectos más importantes que espera despegar para lograr la reactivación económica. “El proyecto está listo para ejecutarse, son $ 1,400 millones de dólares que tendrían un impacto inmediato en la situación del empleo en Arequipa, 3,400 empleos directos generados en la etapa de construcción y esto tiene la capacidad de movilizar la economía en la región en momentos en los que más se necesita”, destacó.

“Tenemos otros dos proyectos que están trabados por temas de consulta previa, permisos y autorizaciones. Hay una gran cantidad de iniciativas que podrían destrabarse de manera inmediata en la medida en que tengamos la decisión política del Gobierno para hacerlo”, afirmó.

Señaló que “el Gobierno tiene que tener un papel fundamental de liderazgo en el proceso de diálogo y concertación”. “Yo espero un mensaje concertador que invoque a la unidad nacional en esta gran cruzada de reconstrucción  que tenemos por delante. La economía ha quedado severamente impactada por esta crisis, que tiene un componente endógeno producto de las medidas drásticas que se tomaron para el control de la pandemia”, dijo.

“El sector privado puede jugar un papel fundamental detrás la movilización de la inversión que es la generadora de bienestar. Necesitamos generar las condiciones que aseguren la fluidez de esa inversión, especialmente del sector minero, que es el de mayores posibilidades en este momento debido a la riquísima dotación de minerales y riqueza geológica con la que la naturaleza nos ha dotado. Tenemos que ser capaces de aprovechar para transformarla en desarrollo sostenido y bienestar para todos los peruanos. Esa es la gran promesa de la minería y ojala que el mensaje presidencial ponga el acento en ese tema”, aseveró.

Gobiernos regionales y locales

Mencionó también que “buena parte de los recursos que se generan producto de las transferencias del canon tienen que ser ejecutados por los gobiernos regionales y locales, de manera que no solamente es una responsabilidad del gobierno nacional, es una responsabilidad de los gobiernos subnacionales que tienen la facultad para hacer un mejor uso de los recursos”.

“A lo largo de la última década se han generado más de S/. 40,000 millones de soles en transferencias de los gobiernos regionales, que lamentablemente no se han ejecutado como debieron  y buena parte de esto se muestra en esta crisis que no ha hecho más que desnudar las enormes falencias en materia de provisión de servicios básicos como salud, por ejemplo”, expresó.

“Hemos visto el colapso de hospitales, falta de atención, la falta de equipamiento, teníamos los recursos para haber respondido de manera distinta a esta pandemia si solamente hubiéramos ejecutado mejor esas inversiones. Y, nuevamente, los recursos están ahí y lo que necesitamos en estos momentos es una mejor capacidad de ejecución y para eso el liderazgo es fundamental”, agregó. “Tenemos que repensar el canon para que esos recursos lleguen de manera más directa a la población, sobre todo en las zonas de influencia, en las comunidades rurales o periurbanas”, comentó.

Planteó que “para evitar la corrupción podríamos instituir un mecanismo de control concurrente por parte de la Contraloría General de la República en los distritos que más canon reciben de forma tal que la supervisión no entorpezca la ejecución de los proyectos, sino más bien garantice la idoneidad de los gastos”.

Ver entrevista…