En Vivo

En el 2015 solo 570 peruanos se acogieron a la Ley de Retorno

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Decrece interés. Desde que entró en vigencia la norma en agosto del 2013 hasta setiembre solo 3.331 peruanos se han beneficiado cuando se estimaba el retorno de 20 mil al año. Trabas burocráticas desaniman a compatriotas.

Después de haber radicado 30 años en Luxemburgo, Justino Alarcón retornó al Perú por la necesidad de seguir trabajando. En ese país las oportunidades eran cada vez menos por su edad (50).

Gracias al convenio entre Luxemburgo y el Perú, Justino Alarcón puede cobrar su pensión de jubilación en nuestro país sin problemas porque entre ambos países existe un convenio. Sin embargo, otros connacionales que regresan al país y que han aportado más de 20 años en Italia, Francia y otras naciones de Europa no tienen la misma suerte que él, al no existir convenio internacional.

Decidió no acogerse a la Ley de Retorno porque según indica no ofrece ningún beneficio y los trámites son muy engorrosos para traer sus pertenencias.

Cuando entró en vigencia la Ley de Retorno en agosto del 2013 se buscó otorgar beneficios económicos y sociales para facilitar la vuelta de nuestros connacionales al país. La expectativa fue que regresarían 20 mil peruanos al año.

Sin embargo, tres años después de la ley ¿cuál es el balance? Un informe de la Defensoría del Pueblo que recoge datos de Ministerio de Relaciones Exteriores revela que solo se han acogido 3.331 peruanos desde agosto del 2013 hasta setiembre último.

La Ley N°30001 señala como requisito para acceder a los beneficios de la norma (incentivos tributarios y sociales) que la persona debe ser mayor de 18 años y haber radicado mínimo 4 años en el exterior. Quienes retornen deben tramitar la Tarjeta del Migrante Retornado (TMR) en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Las estadísticas revelan que cada vez son menos los peruanos que se animan a tramitar la Tarjeta del Migrante. Entre agosto y octubre del 2013, por ejemplo, se emitieron 788 tarjetas, en el 2015 se llegó solo a 570 tarjetas y así han ido decreciendo las cifras (Ver infografía).

¿Y esto debido a qué? No todas las 23 entidades del Estado se han adecuado a la norma. Los problemas están relacionados con la falta de información de las entidades. En las provincias el personal de los sectores involucrados desconoce la norma creando molestia entre los migrantes retornados.
Piden modificación

Las quejas apuntan al no reconocimiento de los estudios realizados en el exterior, la no existencia de convenios de seguridad social que les permita jubilarse. También dificultades para iniciar planes de negocio o adquirir una vivienda.

“No me resolvió nada esta ley y hasta la fecha el Ministerio de Educación no puede convalidar las notas de mi hijo en el nivel primaria, mi problema lleva 2 años”, es la molestia del señor G.P ante la Defensoría del Pueblo.

“La ley no nos beneficia porque no podemos traer nuestras cosas de casa ni las herramientas o instrumentos de trabajo, en especial los técnicos, como sucede con los odontólogos”, es otra queja de Jesús Ulloa.

La Defensoría del Pueblo pidió la modificación de la ley con la finalidad de que se cumpla con garantizar y asegurar una adecuada reinserción económica y social de los retornantes.

Pidió al Ejecutivo disponer de manera expresa que los sectores y entidades a cargo del cumplimiento de los beneficios señalados en la Ley N° 30001 adecúen su normativa y procedimientos internos al marco de la norma para hacerlos efectivos.

También asegurar una mayor difusión de la norma y la permanente capacitación de sus funcionarios. Igualmente, propone implementar en sus sistemas de registro información que identifique a los migrantes.

El parlamentario andino Alberto Adrianzén consideró que la Ley de Retorno es un avance considerable y tiene una buena intención, pero tiene defectos que deben corregirse.

Precisó que no se creó un ente directivo que planifique el retorno de los migrantes peruanos. Otro problema existente es la falta de promoción de la ley, pues hay mucho desconocimiento. La ley tampoco tiene un presupuesto.

Recordó que hay cerca de 3 millones de peruanos que viven en el exterior y que necesitan que el Perú tenga una política de Estado que garantice su retorno.

El Ministerio de Relaciones Exteriores también coincide en mejorar la norma según expresa en un informe elaborado en abril del 2015 por la Dirección General de Comunidades Peruanas en el Exterior.

Concluye que se debería afinar la redacción de la ley debido a que esta dispone “facilitar” y no señala cómo y con qué recursos los sectores lograrán el cometido.
Precisa que es de suma urgencia que la Mesa de Trabajo Intersectorial Migratoria conforme una comisión con miras a elaborar un proyecto de modificación de la ley. Es necesario recordar que los beneficios tributarios que contempla la ley se vencen en agosto del 2016. La Sunat obliga a que estos beneficios tengan una vigencia de solo 3 años, esto a fin de evaluar si la ley ha resultado ser favorable o no.
Claves

Según la ley, los peruanos pueden traer menaje de casa hasta por US$ 30 mil sin pagar impuestos, un vehículo de hasta US$ 30 mil y capital de trabajo hasta por US$ 150 mil, también con la exoneración de impuestos.
En salud la norma contempla facilitar el acceso a prestaciones del régimen contributivo o semicontributivo y en vivienda se orienta acceso a una propiedad.

Fuente: La República