En Vivo

EN CUARTO INTERMEDIO PROPUESTA DE RETORNO A LA BICAMERALIDAD

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente > Congreso de la República 

El Pleno del Congreso se reunió esta mañana para debatir el dictamen que reúne 32 proyectos de ley, mediante los cuales se propone la restitución de la bicameralidad en el Parlamento peruano, a través de una reforma constitucional.

Concluido el debate, la propuesta pasó a un cuarto intermedio en tanto se incluyen las propuestas planteadas por los legisladores, pedido que fue del congresista Luis Valdez Farías (APP), presidente de la Comisión de Constitución y Reglamento.

Se trata del primer tema tratado en la sesión plenaria virtual que se realiza el jueves 22, conducida por presidenta a. i del Parlamento Nacional, Mirtha Vásquez Chuquilín.

La sustentación del dictamen estuvo a cargo del congresista Luis Valdez Farias (APP), quien destacó que la propuesta es el resultado de un esfuerzo y compromiso de la Comisión de

Constitución y Reglamento en su conjunto y del congresista Omar Chehade, a quien reconoció como uno de los impulsores de la propuesta.

Explicó que se propone que el Parlamento esté compuesto por dos cámaras: una de diputados, conformada por 130 diputados; y otra de senadores, conformada por 60 senadores.

“Estos últimos elegidos de forma mixta, es decir, 30 elegidos por distrito electoral único y los otros 30 por circunscripciones múltiples, uno por cada departamento, uno por la provincia constitucional del Callao, uno por Lima provincias, uno por los peruanos en el extranjero, uno por las comunidades campesinas, uno por las comunidades nativas y uno por las comunidades afrodescendientes”, detalló Valdez Farías.

Además, agregó que esa forma de elección de diputados y senadores permitirá que el Parlamento esté integrado tanto por representantes con experiencia y visión de sus propias localidades como por otros que puedan tener una visión general de todo el país.

“Asimismo, permitirá que los grupos minoritarios como las comunidades nativas, campesinas y afrodescendientes tengan una representación efectiva en el Parlamento y, con ello, generaremos su mayor participación, como conocer las diferentes realidades que tiene el país y así tomar las mejores decisiones legislativas con una visión integral real y justa de las necesidades de todos los peruanos”, agregó.

Enseguida detalló que, para ser diputado, se aplique las mismas reglas que actualmente se exigen para los congresistas, es decir, mayor de 25 años, peruano de nacimiento y que estén en ejercicio de sus derechos ciudadanos, en tanto que para los senadores se propone que la edad mínima sea 35 años.

“La diferencia de edad es porque el Senado tendrá una función de revisión de los proyectos de ley que se aprueben en la Cámara de Diputados y otra de mayor responsabilidad y reflexión, como la aprobación o no de una acusación constitucional, la elección de los altos funcionarios del Estado, entre otras”, dijo Valdez

Asimismo, indicó que no se ha querido repetir la figura que había anteriormente, en la que había duplicidad de funciones de ambas cámaras, sino que se ha tratado de que una cámara complemente a la otra.

Por tanto, a los diputados les corresponderá ejercer el derecho de incitativa legislativa, delegar facultades legislativas al Poder Ejecutivo; así como el estudio y aprobación de los

proyectos de ley de su competencia en primera instancia.

“En el ámbito de control parlamentario podrán conformar comisiones de investigación, invitar e interpelar a ministros y censurarlos de ser el caso. Además, el presidente del Consejo de Ministros deberá concurrir a la Cámara de Diputados para exponer la política general de gobierno y la Cámara de Diputados será la que le otorgue el voto de confianza. Cabe precisar que se retira la figura de la investidura del Consejo de Ministros”, agregó Valdez al tiempo de precisar que también le corresponderá acusar ante el Senado a los altos funcionarios.

Por otro lado, al Senado le corresponderá, en el ámbito legislativo, ejercer iniciativas legislativas, estudio y votación de leyes orgánicas, presupuestales y de reforma constitucional. Además, la aprobación de tratados internacionales y revisar los proyectos aprobados por la cámara de diputados, entre otros.

En el ámbito de la función de control tendrá bajo su competencia la declaración de la vacancia del presidente de la República, la autorización de la salida del país del mandatario de la Nación y dar consentimiento para el ingreso de tropas extranjeras.

Asimismo, revisará los actos normativos del presidente de la República, podrá invitar a los gobernadores regionales, a los alcaldes y a los presidentes del Poder Judicial, del Tribunal

Constitucional y del Banco Central de Reserva del Perú, al defensor del Pueblo, al Contralor General de la Republica, al presidente del JNE y al superintendente de Banca y Seguros.

“No existe reelección inmediata de diputados ni senadores y solo se permite la compatibilidad del cargo con la docencia”, agregó Valdez.

También, se regula las funciones de la Comisión Permanente que estará compuesta por representantes de ambas cámaras.

“Se dispone el impedimento de salida del país de los altos funcionarios como el presidente de la República, ministros de Estado, congresistas, magistrados del Tribunal Constitucional, de la Junta Nacional de Justicia, entre otros por el lapso de 12 meses, salvo que el Poder judicial los autorice, con ello se evitará que quienes tengan que rendir cuentas a la ciudadanía por los actos realizados durante su cargo no abandonen al país con miras a lograr su impunidad”, agregó el legislador.

Sobre las causales de vacancia del cargo de presidente de la Republica, Valdez agregó que se desarrolla entendiéndose por incapacidad moral como fundamento para vacarlo que esta se concreta cuando el mandatario comete un delito doloso en flagrancia previa determinación del Poder Judicial o por ausencia de aptitud moral para continuar en el ejercicio del cargo.

También, se amplía las causales por las cuales el presidente de la de la República puede ser acusado en su gestión, también podrá ser acusado constitucionalmente por la Fiscalía de la Nación por la presunta comisión de delitos dolosos contra la administración pública o el patrimonio del Estado, terrorismo, apología al terrorismo, tráfico ilícito de drogas, crimen organizado, lavado de activos y violación de la libertad sexual cometidos durante su gestión o antes de ello.

Finalmente, dijo que la elección de senadores se realizará en simultáneo con las elecciones municipales y regionales del 2022 y, por tanto, la primera Cámara de Senadores entraría en funcionamiento el 1 de enero de 2023 hasta el 26 de julio 2026 y como consecuencia de ello, los parlamentarios elegidos para el periodo 2021-2026 integrarían la Cámara de Diputados desde el 1 enero de 2023.

“La implementación de la bicameralidad será financiada con cargo al actual presupuesto del Congreso de la República, sin demandar recursos adicionales al tesoro público”, concluyó Valdez .

DEBATE

Durante el debate, participaron legisladores de todas las bancadas. Algunos coincidieron en la necesidad de mejorar la labor parlamentaria con dos cámaras, en tanto que otros advirtieron que no sería la forma ni el momento oportuno para debatir la propuesta.

La congresista Mónica Saavedra (AP) indicó que no se propone de forma alguna el incremento de presupuesto para el Congreso y, por el contrario, permitirá un trabajo más eficiente que una cámara única. “Lo que se busca es contar con una cámara reflexiva y de mayor referencia”, puntualizó.

A su turno, el congresista Javier Mendoza dijo que habría que analizar cuán representativo es el Parlamento en estos momentos para conseguir una representatividad auténtica que redunde en mejores leyes para el país

Por su parte, el segundo vicepresidente del Congreso, Luis Roel Alva (AP), planteó que los senadores tengan una experiencia parlamentaria y que tengan una trayectoria conocida y subrayó que lo que se busca con la propuesta es garantizar la democracia y el estado constitucional de derecho.

Por su lado, Betto Barrionuevo (DD) dijo que no es el momento para debatir este tema por la crisis sanitaria y porque ya existe un Parlamento elegido.

En tanto que Omar Chehade (APP) sostuvo que el retorno a la bicameralidad será “el mejor legado que le vamos a dejar a las próximas generaciones y no le costará un centavo más al país”.

“Acá el problema no es que haya dos cámaras. Lo que llaman día histórico es que quieren anteponer a lo que el pueblo ha votado por referéndum”, observó el congresista Enrique Fernández Chacón (FA), quien agregó que por experiencia propia vivida creo que funciona mejor dos cámaras, pero más creo en la democracia. “Estoy a favor de dos cámaras, pero no es la forma sino a través de una Asamblea Constituyente”, concluyó.

A ello, José Luis Ancalle dijo que debemos tener un diagnóstico, un sustento técnico para la modificatoria y recoger los errores del modelo actual. “Estoy totalmente en desacuerdo, porque así el pueblo lo ha decidido”.

Por su parte, Alberto de Belaunde (PM) opinó a favor de que la cámara baja sea elegida por distrito electoral múltiple y la cámara alta por distrito electoral único.