EN COBERTURA DE UNA CAMA UCI POR DÍA: DIFERENCIA ENTRE CLÍNICAS Y EL ESTADO ES DE SOLO S/1300

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Diario Correo

Carlos Joo, vocero de la Asociación de Clínicas Privadas, afirma que gremio propuso una base de 4,620 soles, pero el SIS planteó 3,320 soles. Tratativas para lograr un intercambio prestacional con el sector privado se mantienen

La aplicación del programa que permitirá que las clínicas atiendan a pacientes COVID-19 por encargo del Estado, el denominado intercambio prestacional, se encuentra simplemente entrampado.

Correo conoció que el meollo del asunto es el costo que demanda una cama de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en los centros de salud privados.

El Estado está dispuesto a pagarle a las clínicas hasta 3500 soles por 24 horas de hospitalización en las UCI, un monto menor al conversado con la Asociación de Clínicas Particulares del Perú (ACP), que en un principio aceptó una tarifa de entre 4620 soles y 6875 soles, cantidades que dependen del tiempo de internamiento del infectado y que representan aproximadamente el 50% del costo real por día, que oscila entre los 8 mil y 10 mil soles.

PASO A PASO. Actualmente, el Perú no cuenta con un sistema de intercambio prestacional que permita la transferencia de un paciente de un hospital del Ministerio de Salud (Minsa) a un establecimiento particular.

Con la llegada de la pandemia del nuevo coronavirus, el Minsa anunció la puesta en marcha de dicho instrumento, y a inicios de abril se publicó el Decreto Legislativo N° 1466, que establecía los mecanismos para “facilitar la implementación del intercambio prestacional en salud en el sistema nacional de salud”.

El dispositivo establece que un paciente, ante la falta de camas en un nosocomio público, puede ser derivado a una clínica previa notificación del Sistema Integral de Salud (SIS), a fin de que se garantice su atención y cobertura de los gastos.

“Actualmente no existe el intercambio prestacional. El tema de las tarifas, que se empezó hace más o menos dos meses con el SIS, lo avanzamos, y hace un mes llegamos a un consenso”, asegura Carlos Joo, vocero de la ACP.

En diálogo con este diario, sostuvo que la atención de un paciente COVID-19 en UCI arroja como promedio un gasto diario de entre 8 mil y 10 mil soles en una clínica. Esta información -agregó- se brindó a la gestión de la exjefa del SIS Doris Lituma.

“Le dimos todas las tarifas. El SIS lo tuvo y, finalmente, después de un mes llegamos a un acuerdo. El primer día (de atención) iba ser 6785 soles, el día-cama, que comprende todo, incluido medicamentos. Y por 21 días íbamos a cobrar un paquete integral que era de 97 mil soles, que es 4620 soles por día”, precisó.

“Nuestro costo operativo es de 8 mil y, sin embargo, estuvimos dispuestos a trabajar en esa tarifa de 4620 soles por día, que es cerca de la mitad”, enfatizó.

DETALLE. No obstante, todo el avance se obstruyó cuando Lituma fue reemplazada en el cargo por Moisés Rosas, el pasado 1 de junio.

Correo conoció que las reuniones con el gremio de clínicas se desarrollaron -mediante Zoom- hasta un día antes del cambio.

Dos días después, el 3 de junio, el SIS publicó en El Peruano la Resolución Jefaturial N° 050-2020/SIS, que aprobaba un ‘precio paquete’ por día en UCI, de acuerdo con el nivel del establecimiento de salud privado.

Así, se contempló 3320.50 soles por día en clínicas de nivel II y 3539.65 en las de nivel III, mientras que por 21 días de internamiento el costo se fijó en 32,795 soles y 34,960 soles, respectivamente.

Sobre este punto, Joo aseveró que tales montos distan de lo conversado inicialmente y de los valores actuales del mercado para el tratamiento médico, y especial en casos del nuevo coronavirus.

“Por esos 21 días nosotros estábamos acordando los 97 mil soles, y el nuevo jefe del SIS lo redujo a 34,960. Casi la tercera parte de lo que habíamos conversado”, advirtió.

El médico agregó que si bien estas nuevas cifra son “inviables”, se acordó con Rosas una nueva reunión para retomar las negociaciones.

“Él quedó en llamarnos para conversar sobre el tema, porque esa tarifa salió de forma unilateral y arbitraria”, dijo.

POSTURA. Pese al impasse, el representante de la ACP resaltó la importancia de que se hayan gestado diálogos con el sector privado para la implementación del intercambio prestacional, a fin de que el SIS conociera las tarifas del mercado y gestione la partida presupuestal en el Ministerio de Economía.

Pese a las críticas hacia las clínicas, Joo afirmó que hay un compromiso social por parte de los establecimientos de salud privados ante la emergencia del COVID-19, y negó que ellos hayan entorpecido las gestiones para el intercambio prestacional.

Al cierre de esta edición, la ACP sostenía una reunión virtual con el titular de la Superintendencia Nacional de Salud (SuSalud), Carlos Acosta, entre otras autoridades, luego de la polémica desatada por el tema.

En espera. El ministro de Salud, Víctor Zamora, manifestó a su turno que su sector continúa en negociaciones con las clínicas, y que se les dio “una oferta de cuánto estamos dispuestos a pagar por los servicios”.

“Nunca se ha cerrado la negociación. Ha habido distanciamientos en ciertos momentos, por el desacuerdo en términos de la tarifa, pero nos necesitamos. El sector privado y público deben trabajar de manera conjunta”, manifestó en RPP.

Por su parte, Fiorella Molinelli, presidenta ejecutiva de EsSalud, precisó que el encuentro con el gremio de las clínicas servirá para definir los criterios de transparencia en las deudas de los pacientes, con tarifas “auditables y a precios razonables”.

Consultada sobre el caso de infectados del coronavirus asegurados por el SIS o Essalud, pese a lo cual terminaron en una clínica ante el colapso de los nosocomios, Molinelli respondió que el Minsa o Susalud deben encargarse de establecer las tasas de referencia para que estas instituciones reconozcan la deuda.