En Vivo

EMPRESAS MINERAS NO TIENEN LA CAPACIDAD DE PRODUCIR OXIGENO MEDICINAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 11 de Febrero 2021 .- Mario Cedrón, especialista en temas de minería y desarrollo, y docente en la Universidad Pontificia Católica del Perú, señaló que las empresas mineras no tienen la capacidad de producir oxígeno medicinal y atender el pedido del presidente Francisco Sagasti de proveer de ese elemento a pacientes graves con covid en los hospitales. Señaló que las mineras han donado 23 plantas de oxígeno, pero la burocracia mantiene sin funcionar a 11 de ellas.

Explicó que las operaciones mineras no utilizan en sus procesos oxígeno. “No es necesario porque se utiliza el método de flotación o de hidrometalurgia y no se requiere de oxígeno.

Pueden tener pequeñas plantas de oxígeno para sus postas de salud. La minería ha donado 23 plantas de oxígeno, es decir más de la mitad del total que ha donado el sector privado. La burocracia aún mantiene inoperativa a 11 de ellas”, observó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

“Las fundiciones de metales son las que utilizan plantas de oxígeno. Por ejemplo, el caso de Southern, de Funsur, Cajamarquilla en Chimbote. Salvo la de Southern, que es de su propiedad, las otras tres pertenecen a la empresa Praxair, que es la principal proveedora de oxigeno en el Perú. Si bien el oxígeno medicinal y el oxígeno industrial son el mismo elemento, hay diferencias. En el caso de Southern, esa planta está diseñada para producir oxigeno industrial y no oxígeno medicinal apto para consumo humano”, aclaró.

Enfatizó que no es cierto que la minería se niegue a dar oxígeno medicinal a los hospitales. “Ahí pareciera que hay intereses de desviar la atención por la falta de previsión del Gobierno y de responsabilizar al sector privado y en especial al sector minero y muy especialmente a una empresa minera. Las empresas mineras no producen oxigeno medicinal, salvo para sus postas de salud que ya las han donado”, recalcó.

Subrayó que la única solución ante la falta de oxígeno medicinal es que todos los hospitales puedan tener su propia planta. “Construir una gran planta de oxígeno no es sencillo, porque no se resuelve el problema de transporte. La solución es que cada hospital tenga su miniplanta o una planta mediana que pueda atender a su unidad y no depender del transporte. Esa es la solución y en tanto no se llega a eso no queda más que importar oxígeno”, dijo.

“Por ejemplo, el hospital de Andahuaylas, que es nuevecito, fue construido para tener su planta de oxígeno, que la tuvieron embalada en un almacén de Lurín por problemas burocráticos, pero si uno ve las inversiones que pueden ser autorizadas, en el caso del oxígeno uno no puede tener la planta en cualquier sitio, porque esa planta aspira aire para convertirlo en oxígeno y depende de los contaminantes”, expresó.

Mencionó además que el principal problema de las plantas de oxígeno son las instalaciones eléctricas. “Las plantas suelen demandar gran cantidad de energía. En el caso de una planta como la de Southern hay un pequeño porcentaje que puede producir oxígeno líquido como subproducto y ese es el oxígeno que está donando la Southern y que ha pasado por las pruebas para ser considerado oxígeno medicinal”, indicó.

“Igual que la vacuna peruana todo es puro floro. Por ejemplo, la Católica y la UNI están embarcadas desde hace tiempo en proyectos de fabricación de planta de oxígeno con muy poco apoyo. Ahí nomás ya tendríamos resuelto el problema”, comentó.

Ver entrevista….