En Vivo

EMPRENDEDORES MINEROS DE HACE CIEN AÑOS MOSTRARON COMPROMISO CON EL DESARROLLO DEL PERÚ

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 09 de septiembre de 2022.– Augusto Baertl, ex presidente del IIMP, dijo que los emprendedores mineros de hace cien años mostraron compromiso con su trabajo y más aun con el desarrollo del Perú. Agradeció al Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP) por incluir a su padre Ernesto Baertl Shutz en el libro “Pioneros de la Minería Moderna en el Perú”.

“A nombre de mi familia y del mío propio quiero agradecer al instituto el haber incluido a mi padre Ernesto Baertl Shutz en esta edición. Es también justo resaltar el liderazgo que ha tenido en esta iniciativa el ingeniero Víctor Gobitz, pastpresidente del instituto. Estoy seguro que este será solo el primer tomo de una serie de publicaciones, que buscarán seguir resaltando el aporte de muchos peruanos que han hecho que hoy la minería peruana sea ejemplo y envidia a nivel mundial”, dijo en el Jueves Minero “Presentación del Libro – Pioneros de la Minería Moderna en el Perú”, organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP).

Señaló que hablar de las personas que hicieron minería en el Perú de hace 100 años es hablar de verdaderos pioneros cuya vocación minera se puso a prueba minuto a minuto. “No solo mostraron compromiso con su trabajo, sino más aún con el desarrollo de su país, ya que con su esfuerzo y con su liderazgo contribuyeron en sembrar las bases de lo que es hoy la minería peruana la principal actividad socioeconómica con qué cuenta el Perú, altamente competitiva a nivel mundial”, indicó.

“Estos hombres enfrentaron retos mayúsculos, hicieron minería en lugares realmente apartados, generalmente tremendamente pobres, sin infraestructura de comunicaciones, energía, vivienda, servicios, entre otros. En suma, ellos debieron darlo todo. Por ejemplo, para llegar a la mina San Genaro en Huancavelica, allá en 1917, mi padre requería de iniciar un viaje de cuatro días, un día en tren de Lima a Huancayo y tres días a lomo de bestia o a caballo hasta Santa Inés en Castrovirreyna”, expresó.

Comentó que la estadía en las operaciones no era por unos cuantos días, sino era por varios y varios meses, sin mayor contacto con la civilización y de la familia. “Luego a partir de 1921, recién casado y por los siguientes 21 años, laboró en Colquijirca, de la negociación minera Fernandini, asiento minero al que solo se podía acceder por tren”, precisó.

“Ahí mis padres y mis seis hermanos mayores vivieron integrados con la comunidad. Mi hermana mayor Carmen nació en Colquijirca y mi hermano mayor Ernesto curso los primeros tres años en la escuelita de Colquijirca. En los años 30 mi padre lideró la puesta en operación de la mina Cuyuma, en las alturas del poblado de Huariaca, entre Cerro y Huánuco, emprendimiento minero que, si bien no llego a tener éxito, hizo que él con cuatro amigos llegaran a ser conocidos como las cinco barretas de Cuyuma”, afirmó.

Destacó que luego del retiro de su padre en 1942 emprendió el desarrollo del rasgo Arias en la quebrada Atacocha, para luego de 6 años, en 1949, poner en operación la mina El Porvenir de la compañía minera Milpo, a la cual le siguieron otros emprendimientos como Pacococha, Arcata, Volcán y Chapi, entre otros. “Como parte de su vivencia en Cerro de Pasco participó en varias acciones cívicas, como la primera construcción de la primera carretera que unió Cerro de Pasco con Lima”, subrayó.