EMPRENDEDORES DE SAN MARTÍN Y LORETO MEJORAN CAPACIDAD PRODUCTIVA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Andina 

Más de 7,000 familias pobres participan de proyectos de Foncodes

Más de 7,000 hogares del proyecto Noa Jayatai de Foncodes de las regiones de San Martin y Loreto, consolidan progresivamente sus capacidades productivas y de emprendimientos incrementando sus ingresos autosostenibles orientados a mejorar su economía y su calidad de vida.

Así lo informó el Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes) que precisó que desde el 2013 al 2017, la Unidad Territorial Tarapoto Foncodes ha ejecutado 68 proyectos productivos con una inversión de 35.9 millones de soles para 7,651 hogares rurales en situación de pobreza de las provincias de Lamas, El Dorado, Huallaga, Mariscal Cáceres, Moyobamba, Bellavista y Picota en la región San Martin y la provincia de Alto Amazonas en la Región Loreto, informó el jefe de la Unidad Territorial, Juan Carlos Cárdenas Rengifo.

Agregó que en este período las familias usuarias trabajan con entusiasmo en el cultivo de sus huertos familiares, riego por aspersión, producción de abonos orgánicos y la crianza de animales menores. Han hecho suyas estas tecnológicas productivas de bajo costo que está dando resultados en la mejora de su alimentación y su economía.

Cárdenas Rengifo destacó la activa participación de los usuarios del proyecto Noa Jayatai en los concursos de negocios rurales inclusivos.  “Se asocian con otras familias para presentar sus perfiles y planes de negocios y así obtener recursos para financiar sus pequeños negocios orientados al mercado local. Ello se complementa con capacitación en la cultura del ahorro y el uso responsable de los servicios del sistema bancario y financiero formal”, sostuvo.

Respecto a la mejora de la Vivienda Saludable, el funcionario de Foncodes Tarapoto, indicó que las familias cuentan con cocinas mejoras, módulo de agua segura y manejo de residuos sólidos, reciben asistencia técnica y capacitación para mejorar las condiciones de salubridad, orden y la limpieza al interior de las viviendas, y adquieren hábitos sanos para almacenar, preparar y consumir los alimentos.

Asimismo, se dio un mayor impulso a los emprendimientos rurales inclusivos, por el cual se puso en marcha un total de 128 negocios en los centros poblados de Alto Biavo (Alto Biavo–Bellavista), Shamboyacu (Bellavista–Picota), Huimbayoc y San Roque de Cumbaza–Lamas. Participan activamente en las ferias locales ofertando sus productos e insertándose a los mercados locales y regionales.

En la actualidad, las familias cultivan y consumen hortalizas de sus huertos familiares, consumen carnes de cerdos y gallinas que crían en los módulos implementados técnicamente, producen abono orgánico, habitan viviendas ordenadas, fortalecen sus emprendimientos y participan en ferias locales donde ofrecen al público el fruto de su trabajo.