EMPLAZAN AL MEF POR REACTIVA PERÚ

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Diario Expreso

Mediante un nuevo informe, ente contralor plantea al Ministerio de Economía mecanismos para evitar beneficiar a compañías vinculadas al sistema financiero.

En un nuevo informe, la Contraloría General de la República planteó al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) la necesidad de incorporar restricciones para que las empresas vinculadas a las entidades del sistema financiero (ESF) no sean beneficiarias de Reactiva Perú.

El ente contralor considera que en la ampliación del monto máximo autorizado para la garantía del gobierno nacional a los créditos, se debe priorizar el otorgamiento de préstamos del programa Reactiva Perú a aquellas empresas que presentan mayor riesgo en la ruptura de su cadena de pagos.

Según el informe previo N° 00005-2020-CG-ECOFI, del 24 de junio, demanda al despacho de la ministra María Antonieta Alva priorizar el financimiento a las microempresas, estableciendo mecanismos de subastas segmentadas con el fin de incrementar la proporción del tramo del 98% del nivel de garantía, asignándoles un mínimo de 8% de la ampliación de la garantía.

Además plantea que Cofide, en el marco de sus atribuciones, verifique adecuadamente el cumplimiento de las labores encomendadas a las unidades de auditoría interna de las entidades del sistema financiero por parte la SBS, respecto a la verificación del destino de los créditos otorgados.

La Contraloría también advirtió que las entidades financieras encuentran una barrera para acceder a información sobre las empresas que deben reparación civil al Estado en casos de corrupción y delitos conexos, en el Ministerio de Justicia, Poder Judicial y Ministerio Público, para dar cumplimiento a las verificaciones establecidas en el Decreto Legislativo 1508.

LOS CAMBIOS

Este informe obedece a que la Contraloría advirtió al MEF, desde el 2 de junio, que la modificación por parte del Gobierno del decreto de urgencia que creó Reactiva Perú, beneficiando a las empresas vinculadas al sistema financiero e instaurando un sistema de créditos cruzados, ha puesto en riesgo el cumplimiento de los objetivos de este programa creado con la finalidad de proteger los puestos de trabajo y evitar el quiebre de la cadena de pagos.

El órgano de control emitió dos informes, uno dirigido al MEF y otro a la Corporación Financiera de Desarrollo (Cofide), tras aplicar el control simultáneo del programa.

La Contraloría detectó varias situaciones que ponen en riesgo estos objetivos y advierte que no existen medidas para posibilitar el control del cumplimiento de las obligaciones de las empresas beneficiadas.

A ÚLTIMA HORA

Reactiva Perú incluye como beneficiarios a empresas vinculadas a las entidades del sistema financiero (ESF), pese a la prohibición inicial, lo que ocasionaría -señala la entidad contralora- que se distraiga o prioricen el otorgamiento de créditos a las empresas vinculadas, en desmedro de otras que lo requieren.

En el informe N° 012-2020-OCI/0001-SOO, del 2 de junio, señala que si bien el Decreto Legislativo 1455, que creó Reactiva Perú, deja en claro que no son elegibles como beneficiarias empresas vinculadas a las ESF; días después, el 11 de junio, se modifica la norma, mediante una disposición del DL 1457, y se indica que la prohibición se limita a empresas vinculadas a la ESF otorgante; es decir, puede tramitar el préstamo en un banco que no pertenezca al grupo empresarial.

Esta norma, se debe indicar, fue suscrita por el presidente Martín Vizcarra; el presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos, y la ministra de Economía, María Antonieta Alva.

Con esta modificación, se permitió el crédito cruzado; es decir, el banco A otorga el crédito a una empresa que integra un grupo empresarial en el que se incluye al banco B. Después, esté último otorga el préstamo a una empresa que integra, junto al banco A, otro conglomerado empresarial.

El ente advierte que esta permisividad amenaza la equidad con que se califica a otras empresas a fin de beneficiar a grupos financieros.

Sin embargo, como ya se dijo, este sistema fue aprobado con la firma del presidente Vizcarra, Zeballos y Alva; por ello llama la atención las declaraciones del jefe del gabinete ministerial a un medio local en que anuncia que pedirán explicaciones al sistema financiero y a Cofide, “porque sería inconcebible que se encuentren créditos que hayan sido otorgados para pagar otros créditos obviamente a tasas más elevadas, o que se encuentren créditos cruzados, es decir, que parten de un grupo económico y se cruzan con otro grupo económico; se sabe que son cuatro bancos fuertes en el país, ¿no?”.

SUSPENSIÓN PERFECTA

Otro aspecto subrayado por la Contraloría es que Reactiva Perú no excluyó, pese al anuncio preliminar, a las empresas que se acogieron a la suspensión perfecta de labores, lo que afectaría a los trabajadores de esas empresas y permite que se incumpla con el objetivo original del programa.

“Si todas estas medidas tienen como objetivo preservar el empleo, sería un contrasentido que presenten una solicitud al MTPE señalando que hay una grave afectación económica”, señaló la ministra de Trabajo, Sylvia Cáceres, poco después de anunciarse el programa.

Incluso advirtió que “si una empresa invoca una afectación económica y no está en esa situación, estaría cometiendo un acto fraudulento. El fraude no solo está sancionado en términos laborales, sino en términos penales”.

Sin embargo, Contraloría deja en claro que “no existe un trato equilibrado hacia las empresas y sus trabajadores, debido a que el programa Reactiva Perú permite a las empresas obtener créditos blandos para enfrentar obligaciones de corto plazo con sus trabajadores y a su vez les concede aplicar la suspensión perfecta de labores”.

SIN CONTROLES
De igual modo, la entidad contralora advirtió que hay aspectos relevantes que no fueron considerados para la ampliación del monto máximo de la garantía del Gobierno en el programa Reactiva Perú, aprobado por Decreto Legislativo 1485, fundamental en lo concerniente a asegurar la operatividad de las micro y pequeñas empresas.

Tampoco se precisa cuáles fueron las empresas beneficiadas que se acogieron a la vez a la suspensión perfecta, y señala que no se habría considerado aspectos como los mecanismos y consideraciones aplicados para estimar el número y empresas que se beneficiarían con el programa; así como las proyecciones del MEF respecto a las que se beneficiarán con la ampliación del monto de la garantía.

Menos aún habrían previsto cuál fue el comportamiento en cuanto al número y tipo de empresas respecto a las estimaciones del MEF para sustentar su ampliación.

Estas situaciones advertidas, señala la Contraloría, no ayudarían a asegurar la continuidad de las micro y pequeñas empresas, y así evitar que se incremente el desempleo.

DOBLE BENEFICIO Y RUC FALSO
El segundo informe del órgano de control es del 18 de junio y está orientado al rol de Cofide. En el informe de orientación de oficio 005-2020-OCI/0014-SOO, se indica que se detectó compañías beneficiarias de Reactiva Perú con RUC que no existe y el registro de beneficiarios que habrían recibido el doble de beneficios.

El documento explica que se hallaron inconsistencias entre los beneficiarios de Reactiva Perú y señala que en una muestra de créditos canalizados a través de Cofide, la Contraloría encontró información de empresas beneficiarias con documento de identidad y/o Registro Único de Contribuyente (RUC) que no existen, según base de datos de Sunat.

El informe dice que hay 28 casos de RUC con baja de oficio; 67 en baja definitiva; 6, con baja provisional; 184, en suspensión temporal, y 22 casos de RUC que no existe.

De la misma manera, identificó que hay personas que serían doblemente beneficiarias al programa de Reactiva. Y no se trata de una duplicidad de registros, dado que los número de certificados para la entrega de los créditos son distintos.

Ambas situaciones impedirían determinar la identidad del verdadero beneficiario, accediendo al programa personas naturales o jurídicas que no se ajusten a los criterios de elegibilidad definidos por el Poder Ejecutivo, o que se generen coberturas duplicadas sobre un mismo préstamo; reduciéndose en consecuencia el impacto esperado en la economía nacional.

“El otorgamiento de múltiples certificados de garantía sobre un mismo préstamo podría generar el incremento indebido de la cartera sujeta a reposición por parte del Banco Central de Reserva, o la sobre cobertura de préstamos, limitando el destino de las mismas a otros beneficiarios”.

VERIFICACIÓN
En otro momento, Contraloría puso en evidencia la ausencia de procedimientos y definición de competencias sobre las validaciones exigidas después de la emisión de certificados de garantía, a cargo de Cofide, que permitiría advertir de manera oportuna la necesidad de revocar la garantía otorgada de manera indebida o la necesidad de adoptar otra acción correctiva o preventiva.

Ello permitiría determinar la situación en Sunat del RUC de la empresa beneficiada; la inclusión de empresas relacionadas a delitos de corrupción y la validación de información de personas naturales en Reniec.

En resumen, alertan, es necesario incorporar la identificación de factores de riesgo que generen alertas para validaciones específicas que den lugar a la subsanación o sustitución de préstamos o la extinción automática de la garantía.

CAMBIAZO
El DL 1455 que crea Reactiva Perú dispone que no pueden ser beneficiarias empresas vinculadas a las ESF. La norma se modificó mediante el DL 1457, el cual indica que la prohibición se limita a firmas vinculadas solo al banco o financiera otorgante.

FALTA AUTOMATIZACIÓN
En la supervisión a Cofide no se ubicaron controles automatizados ni se evidenció la participación del Departamento de Tecnologías de la Información o Gerencia de Riesgos en el diseño de la herramienta tecnológica que se usa.

Tampoco se culminó la definición y formalización del pedido de la plataforma tecnológica que atienda la admisión de nuevos certificados de cobertura de Reactiva 2.

CONTRASENTIDO
“Si todas estas medidas tienen como objetivo preservar el empleo, sería un contrasentido que presenten una solicitud al MTPE señalando que hay una grave afectación económica”, indica la Contraloría.