EL RADAR MÁS GRANDE DEL MUNDO PARA ESTUDIAR FENÓMENOS FÍSICOS ESTÁ EN EL PERÚ

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Andina

Se ubica en el Radio Observatorio del Instituto Geofísico del Perú ubicado en la región Lima
 

Lima, 13 de enero de 2021.- El radar más grande del mundo para estudiar fenómenos físicos se encuentra en el Perú, destacó el Ministerio del Ambiente (Minam) que precisó que el equipo cuenta con una antena que tiene el tamaño de diez campos de fútbol y puede medir capas atmosféricas de hasta 1,000 kilómetros de altitud.

Este impresionante equipamiento de 90,000 metros cuadrados de extensión forma parte del Radio Observatorio de Jicamarca del Instituto Geofísico del Perú (IGP) se ubica en el distrito de Lurigancho-Chosica, entre los límites de la provincia de Lima y la provincia de Huarochirí, en la región Lima.

El IGP resaltó que con este poderoso instrumento se pueden estudiar los fenómenos de la ionósfera y otras capas atmosféricas desde la parte baja de la atmósfera hasta más 1,000 kilómetros de altitud.

Sostuvo que este radar es considerado como uno de los más potentes del mundo y puede liberar ondas de radio de 4 megavatios de potencia para medir los parámetros físicos de la ionósfera y observar fenómenos de las zonas más altas de la atmósfera.

Este radar cuenta con instrumentación de alta tecnología, lo cual coloca al Perú a la vanguardia en cuanto a radares ionosféricos en el mundo.

El IGP resaltó que la experiencia de sus especialistas, acumulada a lo largo de los años y unida a la más moderna tecnología, ha permitido el desarrollo de proyectos relacionados con la construcción de radares atmosféricos y meteorológicos para el estudio de vientos y precipitaciones en la baja atmósfera y la implementación de radares de monitoreo de la superficie de zonas de riesgo de deslizamientos, entre otros.

El Radio Observatorio de Jicamarca y su radar han motivado el desarrollo de tecnología en el país. Esto ha permitido que los científicos del IGP desarrollen otros instrumentos como sistemas de monitoreo de huaicos, lluvias, volcanes y otros, con la finalidad de tomar previsiones en el campo de la agricultura, telecomunicaciones (antenas) y precauciones para la gestión de riesgo de desastres.