En Vivo

EL PERÚ SE ESTÁ QUEDANDO REZAGADO EN INVERSIONES EN PROYECTOS MINEROS A PESAR DE LA RIQUEZA DE SU SUELO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 26 de Julio 2021 .- Jorge Luis Montero Cornejo, viceministro de Minas del Ministerio de Energía y Minas (MINEM), señaló que el Perú se está quedando rezagado en inversiones en proyectos mineros, a pesar que tiene un inmenso patrimonio y diversidad geológica. Precisó que actualmente las inversiones solo llegan a los 500 millones de dólares, cuando anteriormente hemos llegado a más de 1,000 millones de dólares al año.

“No es suficiente. El Perú por el patrimonio geológico y la diversidad geológica que tiene debería tener inversiones en proyectos de exploración de mayor volumen e importancia. En estos momentos estamos en menos de 500 millones de dólares cuando en algún momento estuvimos cerca de 1,000 millones de dólares al año”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Explicó que los procedimientos se han hecho más engorrosos y más largos en el tiempo. “Para sacar una exploración adelante puede tomar dos años o más. Esos son tiempos que no conversan bien con la dinámica empresarial. El otro tema es como llegar a la población, que mensaje le damos para que entienda que la exploración minera no es una operación minera, es un proceso técnico científico para saber qué valor tienen los recursos que están bajo los pies de las comunidades y sus pobladores”, indicó

“El ministerio tiene que llegar de manera más clara y directa, porque las poblaciones quieren hablar con las autoridades, no solo con la empresa, para que las autoridades les den garantía y acompañen el proceso, para que ellos entiendan y se sientan seguros de que la autoridad va a hacer respetar sus derechos y va a acompañar un proceso científico que va a generar información sobre el valor del subsuelo. Con esa información, las comunidades van a poder tomar de una manera soberana decisiones sobre el desarrollo de sus territorios en el futuro”, expresó.

Destacó que el Perú es un país minero atractivo y sus costos son competitivos, porque tiene yacimientos ricos y jóvenes, que ofrecen una rentabilidad importante. “En el viceministerio de Minas las dos políticas que estamos trabajando van a entregar insumos e información para las mejoras en los marcos legislativos, normativos y regulatorios y reglamentarios. La información la va a entregar la política de la pequeña minería y la política nacional de la minería, para que el nuevo gobierno diga que hay oportunidades de mejoras en los marcos legislativos, normativos y regulatorios y reglamentarios de la política nacional minera”, resaltó.

“El Estado y las empresas privadas tienen sus roles, necesitamos más que seguridad jurídica, necesitamos un dialogo fructífero con las poblaciones, con el medio ambiente, con el territorio. Más allá de la seguridad jurídica, necesitamos articulación con las poblaciones, con el medio ambiente, con el territorio, para que esto se haga de la mejor manera posible al más breve plazo, porque el valor de los minerales que tiene el Perú ahora alcanza valores históricos y tenemos que aprovechar de la manera que conviene a la nación”, afirmó.

Subrayó que en proyectos mineros nuevos tenemos Minajusta en Ica, Quellaveco al 65% de avance en Moquegua, en la sierra central tenemos la ampliación de Toromocho, en La Libertad tenemos la ampliación de Santa María. “Tenemos proyectos importantes en Cajamarca como Michiquillay y La Granja, que están esperando madurar su proceso de desarrollo minero, pero como todo proyecto minero requiere de articulación con la población y el medio ambiente de manera eficaz”, agregó.

Perú necesita una política minera

Señaló que el Perú tiene una ley general de minería desde 1992, pero nunca ha tenido una política de minería. “La ley define las reglas de juego, pero las políticas mineras, que nunca las hemos tenido, son las que definen como vamos a jugar el juego. Lo que ha pasado en el país es que hemos tenido un sector minero poderoso que se ha desarrollado en el marco de unas reglas de juego indicadas en la ley general de minería, pero no ha habido una estrategia definida para jugar. Si vamos a jugar un partido de crecimiento y desarrollo, o vamos a jugar un partido localista para un grupo, eso nunca ha estado claro, porque no hemos tenido una política”, precisó.

“Este gobierno de transición y emergencia decidió poner manos a la obra y comenzamos la definición de la política nacional multisectorial de minería, que nos va a permitir entender como la minería peruana debe ayudar al desarrollo nacional, al desarrollo de los territorios mineros, en los aspectos tributarios, de seguridad, de crecimiento ambientales y sociales. Ese es el objetivo de esta política. Formamos un equipo multisectorial importante y el análisis de pertinencia ya está en manos del Ceplan, para su análisis y evaluación”, aseguró.

Declaró que el principal obstáculo para el desarrollo minero del Perú es que no se ha puesto en valor su riqueza en armonía con la naturaleza y la sociedad. “Somos un país bendecido por extensos recursos polimetálicos, tenemos que poner en valor esa riqueza, pero tenemos que hacerlo de manera armónica con la naturaleza y con la sociedad. Esta política apunta a mejorar el relacionamiento del sector minero con los territorios mineros, con las poblaciones mineras y la sociedad en su conjunto”, dijo.

“Lo principal en este caso es el proceso de fiscalización ambiental, que no depende del ministerio, sino de organismos competentes como Osinergmin. Ellos deben hacer su trabajo de fiscalización ambiental con la participación ciudadana, para que se pueda entender cómo se está gestionando el medio ambiente y de qué manera se está gestionando el recurso hídrico o cuales son los riegos y como los podemos evitar para que no haya impactos”, apuntó.

Observó que también hay un proceso constante para mejorar la calidad de la norma minera, para mejorar las normas que rigen los pasivos mineros, sumamente importante en un país donde hay 8,000 pasivos ambientales mineros, que se tienen que ir cerrando progresivamente como lo estamos haciendo. “También hay una vigilancia para el cierre de minas, hemos tenido problemas por cierre de minas fallidos y estamos observando para que los desastres ambientales no vuelvan a ocurrir”, precisó.

“La política multisectorial de pequeña minería y minería artesanal está generando formalización, que ya no es un proceso de papeles, sino un proceso real, donde el Estado llegue con servicios públicos y ordenamiento de la seguridad en las labores y mejorar la eficiencia de las labores, mejorar la comercialización del oro, reducir los impactos ambientales y la calidad de relacionamiento social con su entorno”, mencionó.

Ver entrevista …..