EL MINSA NO TOMA EN CUENTA LAS CIFRAS REALES PARA CORTAR AUMENTO DE CONTAGIOS Y MUERTES POR COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 03 de agosto de 2020.- Ernesto Bustamante, médico y exjefe del Instituto Nacional de Salud (INS), sostuvo que el Ministerio de Salud (Minsa) no está tomando en cuenta los reportes reales de infectados y fallecidos por COVID-19 en todo el país, para frenar el aumento de contagios y el colapso de los hospitales. En ese sentido, destacó la importancia de las pruebas moleculares para una detección temprana de la enfermedad con el fin de aislar a los contagiados.

“Conocer las cifras reales, significa tener la capacidad para proyectarse a futuro. Al no tener cifras de contagios, de prevalencia, de muertes, de enfermos reales, lo que nos perdemos es usar esa información para prevenir, prever y anticiparnos al movimiento del virus. El virus es llevado por las personas y la cuarentena es para evitar que las personas se muevan y el virus se mueva, pero no podemos hacer eso cuando la gente se está muriendo, tenemos hacerlo cuando la gente se está contagiando”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Señaló que “el problema hospitalario es el otro extremo del tubo de la enfermedad”. “Hay que cortar la cadena de contagios que esta al inicio del tubo, al final del tubo están lo que se enferman y necesitan camas y atención de cuidados intensivos si es necesaria. Es importante cortar el flujo de pacientes. No es cuestión de concentrarnos solo en mejorar los hospitales, cuando estamos dándole la espalda a  la entrada de nuevos contagios y a la llegada de nuevos enfermos a los hospitales cada vez en mayor cantidad”, indicó.

“No se está manejando la epidemia de manera coherente. No puedo comprender porque una cosa tan sencilla no se está haciendo adecuadamente. Por eso es que hay tanta gente que piensa que se oculta la verdad, que se hace a propósito. Yo no quiero calificar a nadie, yo estoy viendo las cifras. Cuando se las ve, no se hace caso. Eso está mal, porque se está pagando con vidas y sufrimiento humano”, remarcó.

Comentó que “la atención en el primer nivel es fundamental, porque desatora los hospitales”. “La persona que tiene un poquito de fiebre se preocupa y se le puede dar una atención primaria. Hay un nivel anterior, que es el nivel cero, es el nivel de prevención, es evitar que haya contagios. Debemos evitar que haya nuevos contagios, para eso hay que hacer la prueba correcta para detectar tempranamente al que está infectado y poder aislarlo para que no haya más contagios. Si no hay más contagios, se soluciona todo. El tema hay que solucionarlo cortándole la cabeza a la serpiente y no la cola”, subrayó.

Recalcó que “no usar las cifras es como estar peleando a ciegas en un cuarto oscuro con las manos atadas y los ojos vendados”. “Eso es lo que estamos haciendo, porque si uno no ve las cifras reales, si uno no puede proyectarse en función de lo hoy, es muy difícil decir donde se mueve el enemigo que es el virus. Lo que se está cometiendo son muchos errores en términos de información. Hay errores hasta tontos. Por ejemplo, en el comunicado que se publicó el fin de semana hay errores de redacción, en vez de poner pruebas realizadas ponen casos confirmados, suman mal, ni siquiera escriben bien, esto está en el comunicado del Minsa, yo lo he tuiteado”, afirmó.

“Los profesionales externos al sistema de la salud del Estado, seguimos las cifras oficiales, porque de ellas alimentamos nuestros análisis, porque a falta de pan, buenas son tortas, pero ni siquiera nos dan la información correctamente descrita. Eso está muy mal”, aseveró.

Las cifras del Minsa no cuadran

Bustamante declaró que “según el Minsa, habría alrededor de 420 mil casos confirmados de infección en el Perú”. “Si sumamos la información que dan las otras regiones del Perú, lo que encontramos es cerca de 600 mil casos, es una diferencia demasiado grande para ser atribuibles a un error. Mientras el Minsa ha publicado ayer 7,200 casos, las regiones han estado sumando 13 mil casos. Por eso es que no se están siguiendo bien las epidemias locales”, enfatizó.

Criticó que “en Arequipa, para el Minsa solo ha habido 11 mil o 12 mil casos, en cambio para la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Arequipa lo que ha habido es más de 40 mil casos”. “En Arequipa hay un repunte significativo de enfermos y de decesos, por más que se quieran esconder las cifras, los muertos no se pueden esconder. Eso es consecuencia de que hubo contagios hace un mes y esos contagios ya estaban en la estadística”, dijo.

“Si se hubieran visto hace un mes y medio, desde entonces se hubieran preparado mejor, hubiesen dicho que va a faltar oxígeno, hay que mejorar camas UCI, hay que mover más médicos y enfermeras al sur. Todo eso se ha podido prever y no actuar asustados en el momento en el que los muertos empiezan a apilarse. Ese es el problema de no tener una lectura de contagios real”, subrayó.

Expresó que “el presidente en su última conferencia dijo que no le estaban haciendo caso a las cifras de las regiones, porque son análisis que se han hecho con reactivos no comprados por el Minsa, como si los que hubieran comprado los gobiernos regionales sean reactivos bamba”. “Eso no puede ser, o sea 200 mil casos positivos en las regiones, con un índice de positividad de 20%, estamos hablando de un millón de pruebas. ¿O sea un millón de pruebas son bamba? ¿Entonces el Minsa autoriza el ingreso de pruebas bamba?”, apuntó.

“La verdadera razón es que no se quiere dar a conocer un número más alto de cifras de contagio para no asustar. Eso sería válido si todo fuese homogéneo en el Perú, pero no cuando de pronto empieza a repuntar en Jaén, Ayacucho, Cusco y Arequipa, y como no repunta en otras partes del país, suponemos que todo es homogéneo. Nos estamos perdiendo la oportunidad de combatir la epidemia por lo menos en igualdad de condiciones, sin ojos vendados y sin manos atadas. La epidemia nos está ganando”, afirmó.

Pruebas moleculares

Bustamante resaltó que “el principal error es que no se está haciendo la prueba correcta para detectar tempranamente la infección, se está utilizando principalmente la llamada prueba rápida serológica, que es una prueba que detecta anticuerpos y detecta tardíamente la infección”. “Entonces, aquí tenemos que detectar tempranamente al infectado, para evitar que siga contagiando. Se ha preferido comprar millones de pruebas rápidas que tienen falsos positivos, falsos negativos”, anotó.

“Las cifras no significan mucho, lo que se ha debido hacer es privilegiar la compra y el uso de pruebas moleculares. Hoy en día, en el mejor de los días, hacemos cerca de 5 mil pruebas moleculares al día cuando podríamos hacer 20 mil pruebas por día. Si reclutamos los laboratorios de las universidades, podríamos pasar a 50 mil pruebas por día. No hay excusa. Lo que pasa es que se está privilegiando pruebas que no sirven”, enfatizó.

Sostuvo que “la cuarentena se debió ampliar a regiones focalizadas cuando se ve el aumento de contagios, no cuando se ve el aumento de muertes”. “El aumento de muertes es el estadío final de la enfermedad. Lo que tenemos que hacer es intervenir a tiempo, cuando todavía podemos cortar los contagios. Si se hubiera visto las cifras de las propias regiones, cualquier estudiante de primer año hubiese dicho que están aumentando los casos en tal sitio”, dijo.

“¿Qué es lo que se hace? Se puede hacer cuarentena focalizada, cerco de contactos y muchas cosas, pero se han debido hacer hace un mes, cuando aparecieron estos contagios a manera de repunte. Se han hecho, pero es tarde, cuando se están contando los muertos. Eso es el reflejo de un mal manejo de la epidemia y eso es responsabilidad del Minsa”, indicó.

Lamentó, asimismo, que el Perú no haya aceptado la propuesta de una empresa china para que sea sitio de fase III para probar una vacuna. “Una empresa me contactó en el mundo privado y me parece que es interesante para el Perú participar como sujeto de fase III para probar una vacuna, porque permite pedirle a la empresa que fabrica la vacuna, oye si la vacuna funciona a mi país le vas a proporcionar en primera línea 30 millones o 60 millones de dosis para cubrir a la población peruana”, subrayó

“Contacté al Minsa, pero me dijeron que esa vacuna tenía que tener la aprobación sanitaria de Estados Unidos y si es vacuna china jamás va a tener la aprobación de la agencia sanitaria de Estados Unidos. Tuve que decirle al ejecutivo de la empresa china eso, sin embargo esa empresa consiguió que los Emiratos Árabes Unidos, que es un socio estratégico de Estados Unidos, sirviera como sitio de fase III. Creo que no hay ser más papistas que el papa”, aseveró.

Ver entrevista…