En Vivo

ECONOMÍA ESTÁ EN ALERTA ROJA Y REACTIVACIÓN ES LENTA E INSENSIBLE CON MILLONES DE DESEMPLEADOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 08 de junio de 2020.- Javier Zúñiga, consultor económico y docente universitario, señaló que el proceso de reactivación económica que lleva a cabo el gobierno es demasiado lento e insensible con la situación desesperada de 12 millones de trabajadores del sector informal, que han perdido sus empleos y están saliendo a las calles a vender de manera ambulatoria.

“El proceso de reactivación fase 2 es demasiado lento, insensible y poco responsable con una economía que lleva tres meses sin trabajar. Eso es fatal, no trabajar es crecimiento cero. Las autoridades no se dan cuenta de que el proceso de destrucción de la economía es enorme. Es cierto que primero es la salud, pero ya en el punto en donde estamos cada uno debe cubrir su propia salud cuidándose para no tener el COVID-19, porque la situación está en alerta roja”, dijo el economista a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Remarcó que la fase 2 de la reactivación es muy lenta. “En la situación que se encuentra la economía, la reactivación debe ser automática. Dicen que hay que presentar un plan ante al Ministerio de Salud o al Ministerio de la Producción, yo creo que habría que tener el plan, pero ya hasta presentarlo qué sentido tiene, los trabajadores informales tienen que salir a trabajar”, indicó.

Aseveró que el ciudadano común y corriente ya está sintiendo los efectos de no poder trabajar en estos meses de cuarentena. “La población económicamente activa es de 17 millones, de ellos 5 millones son formales y estos siguen recibiendo sueldos, pero esos 12 millones que son informales no reciben ningún sueldo, porque generan ingresos de manera diaria”, precisó.

“La cifra oficial de desempleo hasta marzo es de 9%, pero si contabilizáramos abril, mayo y junio, con toda seguridad estaríamos hablando de entre 15% y 20% de desempleo, solo en un año se han perdido 1’300,000 puestos de trabajo en Lima y esa cifra es del sector formal. Los 12 millones están sin trabajar y es por eso que están desesperados y están saliendo a las calles a vender sus productos”, agregó.

Decrecimiento anual de -14%

Zúñiga dijo que en su reciente estudio “Evolución y perspectivas de la economía latinoamericana” muestra la situación de la economía peruana respecto a América Latina con cifras oficiales hasta marzo del Perú y de los demás países. “Lógicamente los resultados para el Perú lo afectan más porque el Perú empezó el aislamiento el 15 de marzo y los demás en abril o mediados de abril”, dijo.

“Hay 15 días de afectación que determina que el Perú alcanzaría para todo el año un resultado de -8%. Esto indica el resultado oficial hasta marzo, pero cuando incluyamos los resultados de abril, mayo y junio, lo más probable es que el resultado del crecimiento del Perú este por -12% y -14% como resultado de no haber laborado prácticamente la economía tres meses y medio”, precisó.

Explicó que la crisis económica del Perú es el resultado de la pandemia, de la lentitud del gobierno para reactivar la economía y por las decisiones populistas del Congreso. “El inversionista, para colocar sus recursos en un país, hace un análisis como está el país desde el punto de vista económico y político, porque no va a poner $ 10,000 millones en un país con inconvenientes y a menos de 12 meses de un nuevo proceso electoral”, comentó.

“Si el inversionista no coloca los recursos en el Perú lo hará en Chile, Bolivia, Nueva Zelanda, Canadá o en Australia. Esos inconvenientes como decisiones no rápidas desde el punto de vista económico y las decisiones populistas del Congreso afectan decididamente al inversionista para colocar inversiones grandes de $ 5,000 a $ 10,000. La pandemia ha afectado al Perú y al mundo, pero las decisiones políticas antes de decisiones de corte técnico afectan la seguridad de un país y las decisiones del inversionista de colocar recursos en el Perú”, detalló.

Auguró que si no hay otro aislamiento más, recién en julio del 2022 el Perú podría estar en una circunstancia económica similar a diciembre de 2019. “Una de las alternativas necesarias para salir de la crisis es invertir en carreteras, en hospitales, en puentes, en telecomunicación, recursos hay, el sector construcción es el motor de la economía y es el que genera mayor cantidad de empleos”, afirmó.

“Siempre se le ha recomendado al presidente Vizcarra mostrar el Perú en el exterior para que se aprecie la cantidad de alternativas de inversión que pudieran haber y ojalá lo pudieran hacer, porque lo que más se requiere es inversión local y extranjera”, destacó.

Escuchar entrevista…