En Vivo

Donald Trump dice a automotrices que relajará normas medioambientales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reiteró su deseo de reducir las regulaciones, lo que indicaría su voluntad para disminuir las demandas federales de ahorro de combustible.

(Bloomberg) El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, señaló a los máximos ejecutivos de las tres principales automotrices del país que las regulaciones medioambientales están “fuera de control” y prometió que eliminaría los obstáculos para los fabricantes y las empresas petroleras.

Líderes de Ford Motor Co., Fiat Chrysler Automobiles NV y General Motors Co. se reunieron con Trump en la Casa Blanca, el encuentro más reciente de una serie de reuniones esta semana que apuntan a impulsar el sector manufacturero de Estados Unidos.

El presidente reiteró su deseo de reducir las regulaciones, lo que indicaría su voluntad para disminuir las demandas federales de ahorro de combustible.

“Soy, en gran medida, un ambientalista”, dijo Trump a los ejecutivos automotrices. “Creo en ellas [las regulaciones medioambientales]. Pero están fuera de control”.

La reunión de Trump con los presidentes ejecutivos de Ford, Mark Fields, GM, Mary Barra, y Fiat Chrysler, Sergio Marchionne, se produjo un día después de que el mandatario firmara un memorándum que señalaba el retiro de Estados Unidos del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), afirmando que el pacto afectaría a los trabajadores.

Se comprometió a renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con México y Canadá.

Fields, quien también se reunió con Trump el lunes como parte de un grupo de ejecutivos del sector manufacturero, volvió a la Casa Blanca el martes para reunirse con los fabricantes de automóviles.

“Tenemos un impulso muy fuerte para tener plantas automotrices y otras plantas”, dijo Trump a los ejecutivos de automóviles. “Vamos a hacer que el proceso sea mucho más simple para las empresas petroleras y para todos los que deseen hacer negocios en Estados Unidos”.

La reunión presenta a los ejecutivos de Detroit una oportunidad clave para opinar sobre los principales aspectos que el gobierno planea abordar en sus primeros días, incluyendo reformas comerciales, regulatorias y fiscales.

Fields planeaba discutir sobre la reforma tributaria corporativa, la necesidad de “regulaciones basadas en los datos” e iniciativas de política comercial dirigidas a la manipulación de la divisa, afirmó la vocera de Ford, Christin Baker.

“¡Quiero que se construyan plantas aquí para autos vendidos aquí!”, tuiteó Trump el martes antes de la reunión con las automotrices.

La última planta de ensamblaje de vehículos nuevos de GM, Ford o Fiat Chrysler construida en Estados Unidos fue una de GM en Michigan, inaugurada en el 2006. Fabrica los vehículos utilitarios deportivos Chevrolet Traverse, GMC Acadia y Buick Enclave.

La reunión del lunes de Trump con destacados fabricantes estadounidenses incluyó a Elon Musk, jefe de Tesla Motors Inc. Trump dijo que reduciría considerablemente las regulaciones y los impuestos empresariales. Sin embargo, el presidente advirtió que los fabricantes enfrentarían graves sanciones si trasladan la producción fuera del país.

Regulaciones
“Creemos que podemos reducir las regulaciones en 75 por ciento. Quizá más”, señaló Trump el lunes.

“Cuando quieres ampliar tu planta, o cuando Mark quiera llegar y construir una grande y enorme planta, o cuando Dell quiera hacer algo monstruoso y especial, obtendrán sus aprobaciones de una manera realmente rápida”, agregó.

Tras la reunión, Fields afirmó que confiaba en que Trump fue “muy serio en asegurar que la economía de Estados Unidos se fortalecerá y contará con políticas –tributarias, regulatorias o comerciales– para impulsarla”.

Fuente: Diario Gestión