En Vivo

Doe Run: liquidadora Dirige pide cautela para próxima subasta del Complejo Metalúrgico de La Oroya

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Pablo Peschiera, representante de liquidadora Dirige S.A.C., sostiene que decisión para subasta y valoración se alcanzó con casi consenso.  

También refiere que condiciones ambientales (aire y tierra) y laboral aún no se han podido subsanar.

RCR, 14 de febrero 2017.- La aprobación del valor convencional para la primera subasta de los activos del Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO) y la Unidad Minera de Cobriza (UMC) programada para el próximo 10 de marzo, se logró casi en consenso en la Junta de Acreedores de Doe Run, así lo sostuvo Pablo Peschiera, representante de la empresa liquidadora Dirige S.A.C.

“Era un paso fundamental esta aprobación para ir a la subasta, sin este acuerdo, hubiera sido imposible salir a la venta de los activos de las unidades productivas”, comentó a RCR, Red de Comunicación Regional.

Los acreedores acordaron que los dos principales activos de Doe Run: el Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO) y la mina Cobriza, valen US$ 336,7 millones y US$ 70,8 millones, respectivamente, es decir US$ 407,55 millones en conjunto, incluido IGV.

El empresario sostuvo que era una necesidad asignarle un precio, un valor convencional, a cada unidad productiva para que se puedan vender de manera independiente, siempre y cuando sea simultánea, porque podrían ser compradas por distintos postores o por el mismo postor.

Sin embargo, el administrador concursal de Doe Run Perú, indicó, que aún existen tres limitaciones que podrían retrasar la venta y estas están centradas en los estándares ambientales del aire, los pasivos ambientales del suelo y las condiciones laborales que exigen los trabajadores.

“Existe un optimismo cauto porque si bien consideramos hay inversionistas interesados, por otro lado, no podemos negar que hay algunas condiciones que no se han podido subsanar, como son las condiciones ambientales de aire y tierra, así como el tema laboral”, precisó.

En ese sentido, dijo que la Junta aprobó que si en la subasta del 10 de marzo no se tiene éxito, se ha programado otra segunda y tercera subasta, para el 21 de marzo y la primera semana de abril, respectivamente.

Precisó, que el precio base para la subasta corresponde a las dos tercios del valor convencional de cada una de las unidades productivas (CMLO y UMC), vale decir que los postores interesados deberán hacer una oferta mínima de US$ 271 millones.

En cuanto a la solución de los estándares ambientales, manifestó que han podido conversar con algunas autoridades del Gobierno Central y que vienen evaluando el tema.

“Existe una comisión de trabajo creada para este fin y dependemos que lleguen a una conclusión y tomen alguna decisión. Estamos solicitando las modificaciones a las adecuaciones ambientales que básicamente significan establecer estándares de acuerdo a los internacionales que se dan en países exigentes con el medio ambiente y que cuidan a sus poblaciones, no queremos más que eso“, puntualizó.

Finalmente, indicó que Junta de Acreedores de Doe Run, ha sido muy cuidadosa para no generar falsas expectativas a la población y a los trabajadores. «Nosotros preferimos siempre ofrecer y asegurar todo lo que podemos cumplir, y cuando no hay esa seguridad nos tenemos que abstener”, finalizó.

Escuche la entrevista completa.