En Vivo

DIEZ FALLECIDOS Y 804 INFECTADOS ES EL SALDO DEL CORONAVIRUS EN HOLANDA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Periodista de Canal N, en ese país, Ingrid Liendo, manifestó también que la crisis sanitaria causada por el coronavirus en Holanda, está causando un fuerte impacto en la economía holandesa, al igual que en los demás países afectados por el paso de este mal.   

RCR, 13 de marzo de 2020.- La pandemia del coronavirus COVID-19 ha contagiado a un total de 804 personas y causado la muerte de diez ciudadanos en Holanda, hasta el momento, por lo que prosigue su expansión en esta nación, informó la periodista de Canal N, en ese país, Ingrid Liendo.

“Diez de los pacientes (con coronavirus) han fallecido. Ayer eran cinco las personas fallecidas. Y hoy la cifra se ha duplicado… Ahora, el número de personas con el virus aumenta de manera muy rápida. Ayer eran seiscientas, y hoy son más de ochocientas personas”, subrayó.

La periodista indicó que también que los Países Bajos dispusieron la prohibición de todos los vuelos provenientes de las zonas de riesgo mundial del COVID-19, como Italia, Japón, Corea del Sur, entre otros, según anunció su ministra de infraestructura, Cora van Nieuwenhuizen.

“También se han cancelado los vuelos a Curazao, donde se ha confirmado hoy día la primera persona (infectada) con coronavirus. Y aquí la situación en los Países Bajos ha cambiado drásticamente, en últimos días”, anotó. 

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Liendo manifestó también que la crisis sanitaria causada por el coronavirus en Holanda, está causando un fuerte impacto en la economía holandesa, al igual que en los demás países afectados por el paso de este mal.   

“Ayer hubo una caída en la Bolsa (de Valores). Hoy día ha estado mejor. Pero sí hay una afectación en la economía. Y eso es lo que el gobierno está tratando de evitar: que haya personas sin ir a trabajar, que en los negocios no haya flujo de personas”, enfatizó.  

Señaló igualmente que otra medida que ha sido cuestionada por diversos sectores neerlandeses, es la persistencia del primer ministro, Mark Rutte, de mantener el desarrollo de las clases escolares, a nivel primario y secundario.

“El primer ministro ha dicho que sigue firme con esta decisión y que la ha tomado, tras consultar con autoridades médicas. Y que dejar a los niños en casa haría que los padres no puedan ir a trabajar, y que eso afectaría más a la economía”, detalló.

En otro momento, Liendo confirmó además que todas las competencias deportivas y actividades al aire libre, han sido canceladas en el país, con la sola excepción de la organización de la competencia automovilística de la fórmula 1, la misma que –anotó- aún se encuentra en evaluación.