En Vivo

DESESTIMAN PEDIDO DE PRISIÓN PREVENTIVA CONTRA YEHUDE SIMON MUNARO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Diario Regional de Piura 

Yehude Simon Munaro, expresidente regional de Lambayeque, investigado por actos de corrupción y el Ing. Pablo Enrique Salazar Torres exjefe del proyecto Olmos, solo tendrán comparencia con restricciones, al no existir peligro de fuga y tampoco obstaculización a la justicia. Sin embargo, en la resolución que se leyó sustentando los argumentos, se precisó que existen graves y fundados elementos de convicción en el caso del delito de Concusión.

Además de la comparencia con restricciones, Simon Munaro deberá pagar una caución de 30 mil soles y Salazar Torres 10 mil soles, quienes deberán cancelar dicho monto en un plazo de 3 días. La medida comprende no alejarse del domicilio y menos abandonar el país, la prohibición de comunicarse directa e indirectamente con las personas que vienen siendo investigados, peritos o testigos en la causa, además de presentarse a las instancias judiciales cuando corresponda y control biométrico el último día hábil de cada mes.

En la lectura de la resolución que emitió la jueza y que fue apelada por el Ministerio Público, se precisa que existen elementos graves que lleva a colegir que habría cometido el delito de colusión.

Según la Jueza María de los Ángeles Álvarez Camacho, estos elementos de convicción se dan en la suscripción de la designación de la persona responsable de decidir sobre la remuneración mínima. El designado Pasco Cosmópolis, realizaba esta labor por encargo del Gobierno Regional de Lambayeque y Proinversión. La situación que lleva a colegir que se habría cometido el delito igualmente se da en la modificación del contrato donde se modifican sin razón alguna respecto a las garantías de la Obra de Olmos.

Respecto a la prognosis de la Pena, según la juez Álvarez Camacho, de ser encontrado culpable Simon Munaro podría recibir una condena de 28 años 4 meses; en tanto que Pablo Salazar Torres sería sentenciado a cumplir una pena de 24 años y 4 meses.

Respecto al peligro de fuga y obstaculización a la justicia, la Jueza consideró que tienen domicilio acreditado y que no existe el peligro agregado respecto a perjudicar las investigaciones que realiza el Ministerio Público. Esta situación llevó a analizar medidas restrictivas que permitan que el caso de corrupción que se investiga siga adelante por el Ministerio Público.

Respecto a las medidas y/o restricciones deben ser cumplidas por los investigados, de lo contrario se les podría revocar la indicada medida. Esto implica que se les limita  La jueza autorizó la libertad inmediata de los investigados, quienes cumplían detención preventiva.