DESARROLLO LA AGROEXPORTACIÓN HA REDUCIDO LA POBREZA A 3% EN REGIÓN ICA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR , 04 de Diciembre 2020 .- Ismael Benavides, exministro de Agricultura y exministro de Economía y Finanzas, señaló que la Ley de Promoción Agraria es una buena ley que ha permitido el desarrollo de la agroexportación, la generación de empleos y la reducción de la pobreza en un 3% en la región de Ica.

“Todo el mundo habla de la egroexportación, que ha dado muchas facilidades al Perú, hemos sido primeros en exportación de espárrago, somos segundos en exportación de palta, etcétera, pero eso ha sido gracias a tener unas normas claras y a la Ley de Promoción Agraria, que ha durado más de 20 años, que ha permitido un desarrollo importante y ha generado muchísimo empleo”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Remarcó que “el problema no es la Ley de Promoción Agraria, porque ha dado resultados muy positivos en cuanto a generación de empleos y reducción de la pobreza, no solo en el agro, sino en todas las actividades conexas, los talleres, los transportistas, la gente que vende productos para el agro”. “La gente va a Ica desde todo el Perú, porque hay trabajo, buenos salarios, los ingresos familiares superan los cuatro mil soles, y eso ha permitido el desarrollo de una clase media importante en Ica y que la pobreza sea de 3%, mientras en el resto del país es de 20%”, destacó.

“Todo esto ha generado que uno ve en Ica un movimiento comercial muy intenso que beneficia también a todos los comerciantes y de la gente que da servicios. La Ley de Promoción Agraria ha funcionado, ha sido exitosa, nos ha dado muchas satisfacciones al país, porque mientras todas las actividades se tuvieron que parar recientemente con la pandemia, la agricultura continuó, la gente continuó trabajando con todos los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud”, manifestó.

Recalcó que “se ha continuado generando empleo y divisas para el Perú. Imagínese que hubiera sido si hubiera parado la agricultura en Ica por la pandemia”. “Hay que reconocer las cosas buenas y aquí lo que se está tratando de hacer es por medios de prensa ignorantes de la realidad nacional, que vive en una burbuja en Lima, es satanizar al agro y a las empresas agrícolas, cuando lo que hay que hacer es avanzar, continuar formalizando, mejorar y crear más empleo”, dijo.

Soluciones concretas

Resaltó que “lo importante es establecer el diálogo y que se logren soluciones concretas, porque lo normal es que en una discusión colectiva primero es instalar una mesa de negociación y después que se lleguen a acuerdos. Y si no se llega a un acuerdo, viene una paralización”.  “Aquí ha sido al revés, aquí se ha empezado con la violencia, afectando no solo a los agricultores, no solo a decenas de miles de gente que vienen desde Tacna hacia Lima. Han sido afectadas personas de la tercera edad, niños, sin ninguna conmiseración por parte de la gente violenta. Aquí hay que poner paños fríos y llegar acuerdos”, precisó.

“Hay que conversar, la Sunafil tiene que estar presente, tiene que presentar un plan concreto de cómo va a actuar para ir formalizando todo lo que falta formalizar en la agricultura y no solo en Ica, sino en La Libertad, en Lambayeque, en Piura, donde se está desarrollando la agricultura moderna”, indicó.

Expresó que “el Estado le da tan poca importancia al tema. Este es un problema importante, porque no solamente afecta a Ica, está afectando a todo el sur del país y cuidado que en Lima se empiecen a generar escasez, han paralizado el transporte de gas, todos los alimentos que vienen del sur”, comentó.

“El Gobierno no ha actuado, y la Policía que está en una especie de shock, por esta bárbara poda innecesaria e ilegal, ahí tenemos la combinación perfecta para que los vándalos actúen, para que haya violencia y destrucción y no se lleguen a negociaciones constructivas, que tiene que tener el Estado”, mencionó.

Sanció a malos empresarios

Señaló que “(los malos empresarios) son una parte del problema, porque por las mismas razones podríamos acusar al Estado peruano que no deposita lo que retiene a sus empleados por la AFP y la CTS, no le paga sus jubilaciones, no les hace contratos dignos con el CAS”. “En todos lados hay gente que no cumple la ley, empezando por el Estado peruano. En el sector agrario, como en otros sectores, hay mucha informalidad. Nuestro país es 70% informal y con la pandemia probablemente llega a 80%”, apuntó.

“Tenemos que poner las cosas en perspectiva, a los malos empresarios sancionarlos con penas importantes que los obliguen a cumplir con la ley. Sunafil tiene que dedicarse a eso y no perseguir a los formales y perder tiempo en eso. Tienen que dedicarse a formalizar y ver como se continúa ordenando el sector agrario no solo en Ica, sino en todo el país”, subrayó.

Aseveró que “la mayoría de empresas agroexportadoras cumplen con todos los requerimientos de la ley para los beneficios sociales y los salarios de la gente”. “Aquí hay unos cuantos que son informales y están pagando justos por pecadores”, aclaró. Puntualizó que “Sunafil se dedica a fiscalizar a los buenos empresarios, pierde tiempo en eso, cuando lo que tiene que estar haciendo es fiscalizar a los informales, aquellos que contratan en los services en el Álamo, donde se reúnen los trabajadores para salir al campo en Ica”.

 “Y también ayudar a los pequeños agricultores. La agricultura de exportación es apenas el 10% de las tierras cultivables del Perú, el resto está en manos de pequeños agricultores, que están abandonados por el Estado y están en condiciones de pobreza extrema, porque no tienen como cultivar sus tierras y el Estado también los tiene abandonados. Aquí hay una doble tarea: resolver estos problemas formalizando el agro moderno y ayudar al pequeño agricultor, que es el hombre que está abandonado a su suerte en todos los valles de la Costa, la Sierra y la Selva”, aseveró.

Ver entrevista….