DEROGATORIA DE LA LEY DE PROMOCIÓN AGRARIA Y DEL 15% DE IMPUESTO ANUAL A LA RENTA VA A GOLPEAR A INVERSIONISTAS EN AGROEXPORTACIÓN

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 10 de Diciembre 2020 .- Francisco Pantigoso Velloso Da Silveira, abogado especialista en derecho tributario y director ejecutivo del estudio Pantigoso & Asociados, señaló que la derogatoria de la Ley de Promoción Agraria y del 15% de impuesto anual a la renta va a golpear a los inversionistas en agroexportación, los cuales trasladarían sus capitales a países vecinos como Colombia, donde sí hay incentivos tributarios para el sector.

“Esto va a golpear, hay empresarios que preferirán salirse del negocio o migrar como muchos hacen. Ellos no van a perder, van a migrar a negocios mas rentables, porque ellos apuestan a largo plazo. Las inversiones son muy altas en este sector y están pensadas siempre con reglas que se piensa que están permanentes en el tiempo, que sostengan un poco los cálculos financieros de proyección. Ante una situación inversa es lógico que el sector pueda tener un golpe”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

“Lo que está pasando es que al derogarse la 27360, el 15% que es una tasa generalizada a todos los agricultores va a regir hasta el 31 de diciembre de este año, porque el impuesto a la renta es anual. Al derogarse, el próximo año, si no hay un cambio normativo vamos a entrar al mype tributario o al régimen general que va a ser mucho más oneroso seguramente para varias empresas”, agregó.

Señaló que “el problema va a ser el tema de la renta no solo por la tasa general, sino también de la depreciación que ya no sería acelerada sino una depreciación mucho mas larga en perjuicio de los empresarios”. “Todo eso en contra del principio de certeza y de predictibilidad. Una norma derogada sin discusión alguna es siempre una norma que va a causar, si no hay correcciones inmediatas, muchos perjuicios”, dijo.

“Éramos atractivos con el 15%, ahora ante la incertidumbre nuestro vecino Colombia tiene incentivos y hay mucha inversión que podría mirar a ese país. Otros vecinos impulsan el sector agrario por la alta demanda. Vamos a quedar en muy mal lugar si es que elevamos de manera sorpresiva, arbitraria y sin pensar en los diferentes niveles del empresariado las tasas del impuesto a la renta, y eso lo tienen que prever”, expresó.

Se necesitan normas claras en la parte tributaria

“Lo que se hace es perentorio es que antes de fin de año y siguiendo al artículo 74 de la Constitución existan normas muy claras en la parte tributaria, muchos están diciendo que debería ser escalonado, respetando capacidad contributiva, porque es obvio que 15%, que fue una tasa promocional, en realidad para grandes empresas seguramente es una tasa baja, es la mitad de lo normal de 29.5% y podrían soportar una mayor tasa”, subrayó.

Afirmó que “las pequeñas empresas pueden soportar un régimen de utilidades aplicando una tasa, esto es un tema muy importante, porque el tema tributario genera la decisión de invertir o no”. “Si el tema tributario es muy alto, no inviertes y al final el tema laboral se cae, porque no vas a contratar trabajadores. Es una cosa que está muy sintonizado una con la otra y creo que no se ha visto esto en un tema completo”, enfatizó.

“Otro punto es que existía un beneficio de percepción acelerada para inversiones agrarias en obras de infraestructura hidráulica y obras de riego. Ahora al derogarse el próximo año entraría esto a una tasa de depreciación de 10% mucho menor en detrimento del empresariado. En tercer lugar, había una norma relacionada al régimen de recuperación anticipada del IGV al agro, que se interpretaba que ya estaba derogada por el decreto legislativo 973, que tiene un régimen especial de recuperación anticipada del IGV, esto ya estaba derogado tácitamente”, apuntó.

“Si entran al mype tributario, tendrían 10% hasta cierto tope que son 15 UIT y el exceso sí 29.5%, que lo van a llegar rápidamente, siempre va a ser más caro el mype tributario que este régimen que tenía 15% de las utilidades. Las grandes van a estar en el régimen general que es sobre tus ingresos menos tus gastos y costos, sobre las utilidades, aplicar 29.5% de tasa”, remarcó.

La nueva ley no debe frenar crecimiento agroexportador

Pantigoso indicó que “la norma que salga va a regir por lo menos el año siguiente que es clave para la recuperación de lo que estamos viviendo”. “No podemos frenar el crecimiento agroexportador. Esto no hay que politizarlo, hay que tener cabeza fría y ver todas las aristas desde un punto de vista técnico y de respeto a la Constitución. No podemos retroceder en lo que hemos crecido. No vamos a estar competitivos en la región, porque los vecinos tienen normas de inversión y de fomento a la exportación. Muchos se migrarán a estos países donde se acogerá mejor su inversión, donde van a redituar mejor sus ganancias y el Perú va a perder en rubro importantísimo que es el PBI”, dijo.

“Todo el mundo estaba hablando del tema laboral y por ahí se iniciaron las criticas a esta norma con las consecuencias que hemos visto que son contraproducentes. Se menciona la norma en la parte laboral, pero poco se ha hablado de la derogatoria del artículo segundo de la ley de promoción del sector agrario que fue derogada, la 27360, por la última 31087. Hablar de derogación es quitarte una planificación que tu tienes como empresario. De alguna manera te están diciendo estamos cortándote todas tus proyecciones, tu plan de inversión, donde tus costos tributarios son parte fundamental de esa utilidad que uno quiere tener”, observó.

“Recordemos que es un sector importante, porque ha estado creciendo mientras la mayoría ha estado decreciendo. Es el sector que junto con la minería ha apuntalado, porque los alimentos es un tema fundamental en el mundo y el Perú tiene una capacidad de producción y buenas tierras, etcétera, pero también se puede premiar la reinversión, es decir dar créditos por reinversión. Acá estamos hablando de una situación compleja en la que hay que tranquilizar al empresariado, pero con normas que salgan de una vez”, destacó.

“No podemos esperar a fines del año, ad portas del 2021, el tiempo es cortísimo, para que den las nuevas reglas del impuesto a la renta, que cuando vamos a tener un cambio tiene que hacerse antes del 1° de enero del año siguiente. O sea, tenemos hasta el 31 de diciembre para que salga una norma que pueda modificar el impuesto a la renta, pero siempre pensando en que ser equitativos, respetar la capacidad contributiva de los diferentes niveles de empresariado que hay en el agro. Tenemos la mayoría que son parceleros, no podemos castigarlos de una manera excesiva, en donde los que van a perder son los trabajadores, porque el negocio se va a caer, no van a contratar y esto es un circulo vicioso donde tenemos que hilar muy fino”, advirtió.

Ver entrevista….