DEROGAR LEY DE PROMOCIÓN AGRARIA NO SOLUCIONARA PROBLEMA Y LO UNICO QUE LOGRARA SERA PERJUDICAR LA AGROEXPORTACIÓN

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 05 de Diciembre 2020 .- Jaime Salomón Salomón, precandidato a la segunda vicepresidencia por Avanza País y exviceministro de Agricultura, advirtió que si el Gobierno deroga la Ley de Promoción Agraria va a perjudicar a la agroexportación en el Perú. Enfatizó que las autoridades tienen que establecer una mesa de diálogo con personas que tengan capacidad de decisión, para llegar a un acuerdo que genere bienestar para todos: el Estado, la ciudadanía, los trabajadores agrarios y las empresas agroexportadoras.

“Si no se resuelven estos problemas, va a suceder lo de siempre, el Estado, llámese gobierno central o Congreso, cederán a los reclamos de la manera más fácil: se deroga la ley. Y eso va a ser perjudicial para el país. Lo que sucede hoy ya está generando problemas de seguridad alimentaria”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

“Necesitamos entender que más que actuar de manera populista, es decir si me hincan yo salto y anulo. Bajo ese esquema van a terminar anulando muchas cosas. Lo que tienen que hacer es sentarse y encontrar un punto medio, bienestar para el Estado, bienestar para la población y bienestar para las empresas que hacen posible esto. No tenemos políticos de verdad, no tenemos autoridades que sepan lo que están haciendo en profundidad”, destacó.

Remarcó que “a la fecha hay 189 conflictos sin resolver en el país. Ica es uno de ellos”. “Cualquier problema se resuelve con diálogo, pero entre partes que entiendan la realidad nacional y la realidad específica de lo que se va a negociar. La persona que dialoga debe tener la posibilidad de decidir sobre el caso, no es eso lo que está sucediendo en estos momentos”, afirmó.

Precisó que “el decreto de urgencia, que amplió la vigencia de la Ley de Promoción Agraria por 10 años más, también hizo cambios en la forma de realizar los pagos a los trabajadores y aparentemente ahí se les escapó algo”. “Hay un sueldo al día, pero este sueldo incluye compensación por tiempo de servicio, vacaciones, etcétera. Se fija un mínimo de cuatro horas de trabajo, pero no se fija el máximo. Entonces cuando el trabajador hace su suma de cómo estaba y como está ahora no está recibiendo los mismos beneficios, porque dentro de lo que recibe está hasta las vacaciones incluidas”, detalló.

Potencia agroexportadora

Salomón dijo que “la ley ha permitido que en los últimos años el Perú se convierta en una potencia agroexportadora”. “Ha permitido que en el Perú después de la minería, sea la agroexportación la que genere mayor cantidad de ingresos, superior a 7,400 millones de dólares al año. La ley ha cumplido una función, pero ya ha pasado 20 años. Ahora lo que han debido es hacerla bien, mejorarla en atención al trabajador”, indicó.

“La agroexportación ha ayudado mucho, pero hay que entender que el trabajador de las agroexportadoras es el que ha hecho esto posible. La ley no debe ser derogada, debe ser perfeccionada, mejorada en función al beneficio del país y de las empresas agroexportadoras, pero sobre todo de quien hace posible que eso funcione: el trabajador del campo”, destacó.

“Hay que entender que el tema agrícola es estacional, no existe trabajo en el campo los 12 meses del año y lo que hacia la ley es permitirles a las empresas tener trabajadores temporales y para eso se tomó una serie de medidas en la ley. Es fue lo que hizo posible que el tema de la agroexportación despegue en el Perú, pero de ninguna manera se puede ir en contra del trabajador”, agregó.

Mencionó que “una salida es que podríamos tener un solo régimen para cualquier tipo de organización, pero con cierta diferencia para los trabajos temporales, pero de ninguna manera se debe dejar de respetar los derechos que tienen los trabajadores”. “Hay empresas que mandan a recoger a sus trabajadores en un camión cualquiera, los dejan en el campo, los recogen en la tarde, no hay periodo de descanso ni de almuerzo, y cuando el trabajador ve que en el sueldo que ha recibido está su compensación por tiempo de servicios, sus vacaciones, sus gratificaciones, se da cuenta que gana menos que antes”, precisó.

“El Ministerio de Trabajo sabe qué hacer, pero ahí cuando alguien no lo hace bien, debemos pedir a las empresas que trabajen de manera propositiva de la mano de la persona que hace posible que ellos sean agroexportadores.  Si a eso le sumamos que el 50% de la población considera que ningún partido político la representa estamos en un tema que genera que el Congreso se haya subido a la ola populista y quiera derogar la ley. Hay que hacer una mesa de diálogo y hacer las cosas de verdad”, declaró.

Comentó que “en Lima cuando escuchamos la palabra agroexportación no sabemos qué cosa es”. “En el campo fuera de Lima sí se entiende muy bien el valor, se entiende que da trabajo, la cadena de alimentación da trabajo a 10 millones, un tercio de peruanos. Se entiende que gracias a ellos tenemos comida en nuestras casas. Los limeños entendemos algo cuando no hay nada que llevar a la boca, cuando los productos no pueden llegar a los mercados de Lima. Si no es hoy o dentro de unos días los limeños no van a tener que comprar en los mercados. Recién cuando se habla de la seguridad alimentaria nos preocupamos”, manifestó.

Comentó que “el nuevo Consejo de Ministros está diciendo que quieren mejorar el FAE-Agro y ojalá se haga realidad, porque el gran problema es que al FAE-Agro le quedan tres semanas de vida y han hecho solo un poquito”. “La razón principal es que desde que se inició la pandemia los agricultores siguen olvidados, no se ha hecho nada por ellos, los 2 mil millones que el Estado dio en los dos gobiernos anteriores no ha tenido éxito. Ahora a este gobierno interino se le van a ir los ocho meses y va a quedar en manos del siguiente gobierno tomar decisiones inteligentes para que el agricultor y la ciudadanía tengan prioridad nacional”, anotó.

“El Estado está formado por el gobierno central, el Ejecutivo, por los congresistas, el Poder Judicial, los tres niveles de gobierno, el gobierno central, los gobiernos regionales y los gobiernos locales. Toda la estructura del Estado requiere ser revisada. Necesitamos de personas que sepan exactamente qué hacer, no estar ensayando con prueba y error si funciona, más aun, jugando con los ahorros, con los fondos de todos los peruanos”, subrayó.

Ver entrevista….