En Vivo

Denuncian a alcalde de Coronel Portillo (Pucallpa) por presunta corrupción en la adjudicación del camal municipal

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Asociación de Vendedores Mayoristas y Minoristas de Carnes Rojas interpuso denuncia penal contra alcalde de Coronel Portillo, Antonio Marino Panduro y la empresa Coincar – Ucayali por delito de colusión.

Obra que se encuentra en total abandono, fue adjudicada por más de medio millón de dólares

RCR, 12 de julio 2017.- La adjudicación del Camal Municipal de la Municipalidad de Provincial de Coronel Portillo (Pucallpa, Ucayali) estuvo plagada de presuntas acciones de corrupción, y hasta el momento la obra se encuentra en total situación de abandono, siendo un peligro social y medio ambiental en la jurisdicción.

Así lo dio a conocer en RCR Red de Comunicación Regional, Eli Vargas Mori, Asistente Social de la Asociación de Vendedores Mayoristas y Minoristas de Carnes Rojas de Ucayali, quién reveló que se interpuso denuncia penal ante el Ministerio Público contra el alcalde de la Municipalidad Provincial de Coronel Portillo, Antonio Marino Panduro y la empresa Consorcio Industrial de Carnes de Ucayali (COINCAR) por presuntos delito de colusión.

En la demanda se precisa que tanto la autoridad edil, y un grupo de funcionarios municipales favorecieron abiertamente en el proceso a la empresa ganadora COINCAR. Según precisó Vargas Mori la obra se adjudicó por un valor que supera los 500 mil dólares.

Lo grave del caso es que se acusa a los responsables de entregar la administración del camal municipal a una empresa constituida expresamente para el caso, y a través de un proceso de aparente convocatoria y evaluación de postores. El dirigente agregó que aparentemente existe una relación familiar entre el alcalde y un accionista de la empresa administradora del camal.

Total abandono

Vargas Mori refirió que la empresa tampoco cumple con invertir en el mejoramiento de la infraestructura, y que se ha convertido en un lugar abandonado y un foco infeccioso por la cantidad de aguas servidas que se acumulan. Recordó que ante tal situación el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA) planteó 72 observaciones, y ninguna fue levantada. Por el contrario se le otorgó autorización hasta el año 2022

Ver entrevista completa en el siguiente link:

https://www.youtube.com/watch?v=Vu_xUw3Apfk&feature=youtu.be