Del Castillo revela cómo dirigentes del sindicato impidieron solución definitiva en La Oroya

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Ex premier y congresista electo del Apra afirma que destrabar problema no corresponde al Parlamento.

RCR, 13 de julio de 2016.- Durante el gobierno de Alan García se logró un acuerdo definitivo e “ideal” que iba a permitir la reactivación del Complejo Metalúrgico de La Oroya, sin embargo, a último minuto los dirigentes del sindicato de los trabajadores no suscribieron la resolución, reveló Jorge del Castillo, quien entonces era presidente del Consejo de Ministros.

En entrevista a RCR, Red de Comunicación Regional, el congresista electo del Partido Aprista Peruano recordó que en 2007 en una mesa de negociación se llegó a un acuerdo con todas las partes involucradas el cual iba a permitir que los trabajadores se convertirían en propietarios de la empresa siempre y cuando la administración se encargase a una empresa de gerencia privada debidamente acreditada, sin embargo, en el último tramo, en el momento de la firma del documento, los dirigentes de los trabajadores dieron marcha atrás.

La planta, recordó, se encontraba una situación crítica –como ahora- estaba paralizada, con enormes deudas con proveedores privados, de impuestos al Estado, con la obligación de completar el circuito de cobre para cumplir con estándares ambientales y con una empresa propietaria (Doe Run Perú) muy reacia a poner un centavo de reinversión para su reactivación.

Explicó que gracias al acuerdo, los acreedores de Doe Run no iban a cobrar temporalmente las deudas -que sumaban más de doscientos millones de dólares- e incluso se comprometieron a invertir capital que contribuiría a poner en marcha la refinería, “se trataba de una solución ideal, absolutamente reactivadora de la planta (…) no había una solución más favorable para los trabajadores porque la empresa iba a pasar a su propiedad”, sin embargo “nos quedamos con los crespos hechos”.

Anotó que la población, los trabajadores, los acreedores, el Estado y la empresa estuvieron de acuerdo con la intermediación y el proceso de negociación que él manejó personalmente con la colaboración del entonces ministro de Energía y Minas, Juan Valdivia, acuerdo definitivo que finalmente fue frustrado.

En ese tenor, el ex primer ministro criticó al presidente electo Pedro Pablo Kuczynski quien afirmó que los gobiernos anteriores no hicieron nada para solucionar el tema del complejo metalúrgico cuando la administración aprista sí lo hizo.

Sostuvo además que fue un error de PPK convocar a la población de La Oroya para marchar al Parlamento con el fin de que este amplíe el plazo de liquidación de la planta –recordó- de acuerdo con la ley concursal, el plazo se puede ampliar sólo si los acreedores de la empresa están de acuerdo.

“Hay que tener mucho cuidado de involucrar al Congreso en dar una ley para la ampliación (de la fecha de liquidación) al margen de los acreedores o en su contra (…) nosotros lo que hicimos fue intermediar porque se trata de un tema privado”, dijo.

Cuando se realicen marchas y protestas de la población contra el gobierno de PPK, que de hecho se van a dar, preguntó que va a decir el presidente cuando fue él quien antes de iniciar su mandato promovió marchas, como es el caso de La Oroya.

Respecto a la controversia sobre los parámetros ambientales para La Oroya, Del Castillo dijo que el gobierno entrante deberá compatibilizar en los ministerios de la Producción, Energía y Minas y, del Ambiente las dos posiciones enfrentadas sobre el tema (por un lado, especialistas y autoridades sostiene que los estándares impiden que inversionistas se interesen en comprar los activos de la refinería para su reactivación, mientras que otros, especialmente el Ministerio del Ambiente y ONGs defienden su aplicación).

Saluda elección de Salgado

En otro momento, Del Castillo saludó la elección (y segura elección) de la legisladora Luz Salgado, de las filas de Fuerza Popular, para la presidencia del Parlamento Nacional “tiene experiencia en el Congreso, buena voluntad de diálogo y es una persona seria”.

Consideró también positiva la posibilidad, expresada por Salgado, de que la Mesa Directiva del Legislativo tendrá una conformación multipartidaria.

Dijo que espera que la congresista se esmere en la presidencia para que el Congreso de la República empiece a recuperar el prestigio nacional -que es la suma de los comportamientos individuales- y los nuevos congresistas necesitan ser responsables de incorporar un comportamiento ético pues el prestigio del Legislativo está “por los suelos” con un 8% de nivel de aprobación ciudadana.

En otro momento, el ex premier dijo que su partido está atento a la elección de los ministros que conformarán el primer gabinete del gobierno entrante y observó que hasta el momento “lo que se ve parece el Colegio de Economistas, puede haber mucho sesgo hacia una profesión que emula al presidente electo y al primer ministro designado (Fernando Zavala), vamos a ver como hacen una combinación de disciplinas partidarias, de técnicos y políticos”.

Escuche la entrevista.