En Vivo

DEFENSORÍA IDENTIFICA BOTADEROS DE BASURA QUE PRODUCEN ALTOS NIVELES DE CONTAMINACIÓN

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Lizeth Vasquez, jefa del área del Medio Ambiente de la Defensoría del Pueblo, indica que son más de 1,585 montañas permanentes de basura que ponen en peligro el ambiente y la salud de la población.

RCR, 23 de Octubre 2019 .- El Perú cuenta con aproximadamente 1,585 botaderos de basura permanentes que ponen en peligro el ambiente y la salud de la población, advirtió Lizeth Vasquez, jefa del Área del Medio Ambiente de la Defensoría del Pueblo, al anunciar la próxima presentación del informe “¿Dónde va nuestra basura?”, que contiene conclusiones y recomendaciones dirigidas a las municipalidades y a la ciudadanía para el mejoramiento de la limpieza pública.

“Este es el segundo informe que estamos elaborando sobre el tema. Hay un peligro inminente porque según cifras oficiales tenemos alrededor de 1,585 basurales que son puntos de acumulación de basura permanentes en todo el país. También tenemos puntos críticos que son puntos de acumulación temporal de basura”, dijo la funcionaria a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Explicó que “estos botaderos son puntos de acumulación permanente de basura”. “El primer gran reto que tenemos como país es contar con una infraestructura, porque tenemos un déficit en ese aspecto. En el Perú tenemos 47 rellenos sanitarios pero se requiere de aproximadamente 300 rellenos sanitarios. Tenemos un gran reto de cubrir ese déficit”, remarcó.

“Otros grandes retos son mejorar los servicios de limpieza pública, mejorar la segregación para lograr un aprovechamiento y reducir la cantidad de residuos que generamos. El Ministerio del Ambiente tiene un programa de apoyo a las municipalidades, para incrementar esta cantidad de infraestructura autorizada. Las municipalidades tienen la obligación de fortalecer la educación ambiental en la ciudadanía”, indicó.

Expresó que una adecuada gestión y manejo de los residuos sólidos es de vital importancia por su vinculación con el ambiente, la vida y la salud de las personas. “Es necesario fortalecer la labor de las municipalidades en los servicios de limpieza pública. La Defensoría del Pueblo ha detectado que existen municipalidades que no cumplen con su labor de limpieza y con recolectar residuos sólidos. También, el rol del ciudadano es neurálgica en esta tarea”, dijo.

“Nosotros generamos entre los años 2014 y 2018 alrededor de 35 millones de toneladas de residuos sólidos, lo que equivale a aproximadamente siete millones de toneladas de residuos sólidos al año, alrededor de 19 mil toneladas por mes y un poco más de 800 toneladas diarias de residuos sólidos”, precisó.

Ranking de generación de basura

La jefa del Área del Medio Ambiente de la Defensoría del Pueblo indicó que el informe cuenta con un ranking por departamentos sobre generación de residuos sólidos en las casas. “El primer lugar lo ocupa Ucayali y le siguen el Callao, Lima, Loreto, Cusco. El 70% de estos residuos se generan en los domicilios y podrían ser aprovechados. Sin embargo, el 50% de estos residuos van a los rellenos sanitarios, a donde van los residuos no aprovechables. Eso nos indica que aproximadamente el 20% se estaría disponiendo inadecuadamente en estos rellenos”, comentó.

“Hay casos en que los residuos sólidos se arrojan al cauce de los ríos. También existen municipalidades que estarían arrojando residuos en zonas no autorizadas. Las municipalidades tienen la obligación de priorizar este tema en sus jurisdicciones”, informó.

Señaló que el servicio de limpieza pública debe ser sostenible en gestión y financiamiento. “En más de 17 departamentos del país la morosidad del pago de arbitrios alcanza entre el 30% y 52%. Ahí también tenemos la necesidad de hacer un llamado a la ciudadanía para que contribuyan en el pago de arbitrios. Así como exigimos que las autoridades que cumplan con su labor, también tenemos que cumplir con  las obligaciones”, dijo.

“Las municipalidades tienen la obligación de promover entre los ciudadanos la clasificación de residuos sólidos. Por ejemplo, pueden brindar a la población bolsas especiales para botellas de vidrio, latas y papel, para que puedan recogerse de manera segregada esos residuos para su aprovechamiento en un nuevo proceso productivo”, añadió.

Vásquez anunció que el informe “¿Dónde va nuestra basura?” será presentado el 19 de noviembre en la sede central de la Defensoría del Pueblo. “El informe cuenta con conclusiones y recomendaciones. Esperamos también presentarlo en el interior del país a través de nuestras oficinas desconcentradas. Estas recomendaciones buscan cautelar los derechos de la población a gozar de un ambiente sano, a la vida y a la salud”, finalizó.