DEFENSORÍA DEL PUEBLO: URGE IMPLEMENTAR TELECONSULTAS PARA GARANTIZAR ATENCIÓN DE GESTANTES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa 

Mujeres con embarazo de riesgo deben ser referidas oportunamente a establecimientos de salud adecuados.

La oficina de la Defensoría del Pueblo en Tumbes demanda al Gobierno Regional implementar el servicio de teleconsultas en el servicio de Ginecobstetricia del Hospital Regional de Salud “José Alfredo Mendoza Olavarría” – JAMO para garantizar la atención y la integridad de las mujeres gestantes. Este pedido se realiza luego de que los médicos ginecólogos de este establecimiento dieran positivo en COVID-19 y se encuentren en aislamiento.

Durante una reunión con representantes de la Dirección Regional de Salud (Diresa), la Fiscalía de Prevención del Delito y el Hospital Regional, la oficina de la Defensoría del Pueblo en Tumbes propuso que el personal médico que actualmente se encuentra con licencia por factor de riesgo o comorbilidades pueda atender vía remota las consultas de al menos 300 mujeres gestantes que tienen embarazos sin factores de riesgo.

“Promoviendo la atención a través de la teleconsulta, las mujeres gestantes acudirían solo al establecimiento de salud si se presentara alguna señal de riesgo y no estarían expuestas al contagio de COVID-19”, manifestó el jefe de la oficina de la Defensoría del Pueblo de Tumbes, Abel Chiroque.

De la misma manera, la institución recomendó adoptar medidas para que las 17 mujeres que tienen un embarazo de riesgo y que requieren una cesárea en los próximos días puedan ser atendidas oportunamente, promoviendo su referencia a otros establecimientos u otras alternativas que resulten adecuadas.

Finalmente, oficina de la Defensoría del Pueblo en esta región solicitó que se emita un comunicado que informe a la población sobre las medidas adoptadas frente a la falta de ginecólogos en el Hospital Regional. Esto permitirá que las pacientes gestantes puedan tomar decisiones sobre su atención y no poner en peligro su salud y vida.