DEFENSORÍA DEL PUEBLO: URGE EJECUTAR PRESUPUESTO PARA ATENDER SITUACIÓN CRÍTICA EN HOSPITAL DE TOCACHE EN SAN MARTÍN

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa 

Nosocomio está al límite de stock de oxígeno medicinal.

San Martín es una de las regiones que aún permanece en cuarentena total.

Ante el aumento de casos COVID-19 en la provincia de Tocache, la oficina de la Defensoría del Pueblo en San Martín exigió a las autoridades regionales asegurar la ejecución oportuna del presupuesto especial asignado para enfrentar la pandemia. Con ello se busca atender con urgencia los requerimientos para garantizar la atención en el Hospital II-1 de esta localidad, donde no se cuenta con la cantidad suficiente de oxígeno medicinal y parte del personal médico ha sido contagiado de la enfermedad.

A través de un documento dirigido a la Oficina de Gestión de Servicios de Salud del Alto Huallaga, órgano que depende de la Dirección Regional de Salud de San Martín, la institución puso en evidencia el estado crítico de este nosocomio, cuya planta de oxígeno ha colapsado y pone en peligro la capacidad de poder atender a las 40 personas hospitalizadas que requieren de este valioso insumo. Pese a esta grave situación, se pudo constatar que solo se habría ejecutado hasta el momento el 29 % del presupuesto para la atención del COVID-19 en la zona del Alto Huallaga, que equivale a más de 2 millones 600 mil soles.

Según información recogida por la oficina de la Defensoría del Pueblo en San Martín, al inicio de la emergencia sanitaria, la planta de oxígeno del Hospital II-1 de Tocache abastecía a otros centros de salud de la región debido a que la provincia tenía uno de los menores índices de contagios de COVID-19. Sin embargo, a la fecha se tiene más de 720 casos, lo que ha generado una gran presión sobre los servicios de salud y ha provocado, entre otras cosas, diversas averías en la tubería que surte de oxígeno medicinal al nosocomio.

Otro de los problemas advertidos por la institución es el referido a la grave disminución del personal de salud, debido a que muchos de ellos se encuentran cumpliendo cuarentena al haber dado positivos en COVID-19 e, incluso, algunos han sido trasladados a Lima para recibir tratamiento. Ello ha dado como resultado que el principal centro de salud de Tocache cuente a la fecha solo con 4 profesionales médicos para el área COVID-19 y que se carezca de personal especializado para la atención en camas UCI.

Por otro lado, el hospital cuenta con 143 profesionales en diversas áreas contratados bajo la modalidad de locación de servicios, sin que hasta el momento se haya regularizado su contratación bajo la modalidad de Contratación Administrativa de Servicios (CAS). Un reciente concurso público para cubrir diversas plazas, ante la alta demanda de pacientes, fue anulado.

Ante esta situación, que se torna cada vez más crítica, la oficina de la Defensoría del Pueblo en San Martín exigió a las autoridades de salud ejecutar el presupuesto asignado por el gobierno central para garantizar la continuidad del abastecimiento de oxígeno medicinal y que el Hospital II-1 de Tocache cuente con médicos especializados para la atención de pacientes COVID-19. Asimismo, para el traslado del personal de salud al régimen CAS a fin de que se garantice sus derechos laborales al ser parte de la primera línea de batalla frente a la pandemia.

Cabe señalar que, a la fecha, la región San Martín registra más de 8 mil 250 casos positivos de COVID-19 y más de 300 fallecimientos por esta enfermedad, ubicándola entre las regiones donde aún prevalece el estado de inmovilización social obligatoria. Es por ello que urge tomar medidas inmediatas dirigidas a garantizar que las personas afectadas por esta enfermedad sean atendidas adecuadamente y evitar que se vulneren los derechos laborales del personal de salud.