DEFENSORIA DEL PUEBLO: URGE CONTRATAR MÉDICOS INTENSIVISTAS EN HOSPITAL DE ESSALUD DE TARAPOTO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa 

Desde el 15 de julio, la unidad de vigilancia intensiva se quedó sin estos profesionales.

Pacientes críticos tienen que ser trasladados a Chiclayo o Lima.

El módulo de la Defensoría del Pueblo en Tarapoto advierte que, desde el pasado 15 de julio, el Hospital de EsSalud de Tarapoto no cuenta con médicos intensivistas encargados de supervisar la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI), debido a la culminación de sus contratos. Por ello, urge la necesidad de realizar una convocatoria que permita asegurar la continuidad de atención en esta área.

Al respecto, el coordinador del módulo de la Defensoría del Pueblo en Tarapoto, Santiago Tamay, explicó que dicho centro de salud es el único que cuenta con un área UVI (8 camas) para los pacientes críticos asegurados de EsSalud en toda la región San Martín, y que debido a la falta de estos especialistas, dicha área solo funciona en un 60 %.

Asimismo, la institución tomó conocimiento que debido a la falta de estos profesionales, en los últimos días, se ha tenido que trasladar a cuatro pacientes hacia Chiclayo y Lima.

Cabe recordar que los pacientes que se encuentran en vigilancia intensiva son aquellos que tienen alguna condición grave de salud, que pone en riesgo su vida y que, por ello, requieren de un monitoreo constante de sus signos vitales y otros parámetros (como respiración asistida).

El módulo de la Defensoría del Pueblo en Tarapoto a través de una comunicación con las autoridades del Hospital de EsSalud de Tarapoto tomó conocimiento que, en el mes de junio, se realizó una convocatoria para incorporar bajo el régimen laboral de Contrato Administrativo de Servicio (CAS) a los médicos intensivistas, sin embargo estas plazas quedaron desiertas.

En ese sentido, la entidad demandó que este tipo de situaciones deben ser comunicadas de manera oportuna a la Sede Central en Lima para una mejor capacidad de respuesta y que por lo pronto se puede optar por enviar médicos de otras ciudades para que la vida y salud de los pacientes no se ponga en riesgo. Además, que se informe a la población sobre las medidas adoptadas para no generar angustia entre quienes tienen familiares internados en esta área.