DEFENSORÍA DEL PUEBLO: SISTEMAS DE REFENRENCIAS ENTRE HOSPITALES NO PUEDEN HACER ESPERAR A PACIENTES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa 

Niña de 4 años con leucemia y COVID-19 fue trasladada desde Junín al Hospital del Niño en Lima tras varios días de espera.

Al conocer el caso de una niña de cuatro años con diagnóstico de leucemia y COVID-19, a la que no podían darle atención médica en ninguno de los establecimientos de salud de Junín por falta de especialistas médicos, la oficina de la Defensoría del Pueblo en esta región realizó las coordinaciones necesarias para que el Instituto Nacional de Salud del Niño en Lima aceptara la referencia solicitada por el Hospital Regional Docente Materno Infantil El Carmen de Huancayo.

Como parte de las acciones realizadas, la oficina defensorial coordinó con el director de la Unidad de Protección Especial de Junín (UPE), para emitir con urgencia la medida de protección sobre el cuidado de la niña a favor de los abuelos maternos, debido a que la mamá se encuentra en el extranjero y el papá la abandonó.

“El procedimiento de dictar medida de protección provisional era primordial para que se puede tramitar la referencia y la menor pueda viajar hacia Lima”, manifestó Teddy Panitz, jefe de la oficina de la Defensoría del Pueblo en Junín.

Asimismo, la entidad informó que el 29 de junio, al presentar síntomas de COVID-19, la niña fue llevada al puesto de salud del distrito de Chongos Bajo, donde dio positivo en la prueba de descarte por lo que se le transfirió al Hospital Regional El Carmen. En este último establecimiento, tras realizarle varios exámenes, le diagnostican leucemia y solicitan se le refiera al Instituto Regional de Enfermedades Neoplásicas de Concepción (Junín). Sin embargo, no pudo ser aceptada por no contar con médicos de la especialidad que requería la menor de edad.

Ante esta situación, el Hospital Regional El Carmen buscó la referencia en hospitales de Lima, como el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas y el Hospital Hipólito Unanue, donde no pudieron recibirla por su condición médica y la falta de equipos, respectivamente.

Finalmente, a través de las coordinaciones de las oficinas de la Defensoría del Pueblo en Junín y Lima, se logró que la menor de cuatro años sea referida al Instituto Nacional de Salud del Niño, siendo trasladada en compañía de su abuela materna. Actualmente se encuentra recibiendo atención médica especializada.