DEFENSORÍA DEL PUEBLO: SE DEBEN REPONER TAPAS O REJILLAS DE BUZONES DEL SISTEMA DE DRENAJE PLUVIAL EN HUÁNUCO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa 

Buzones al descubierto ponen en peligro vida de transeúntes.

La oficina de la Defensoría del Pueblo en Huánuco demandó a la Municipalidad Provincial de Huánuco elaborar un plan de trabajo, dirigido a reponer las tapas o rejillas que fueron retiradas de los buzones del sistema de drenaje pluvial, con el fin de evitar accidentes con víctimas fatales como los ocurridos recientemente en diversas ciudades del país.

El pedido fue hecho al tomarse conocimiento de la presencia de un buzón descubierto ubicado en la cuadra ocho del Malecón Alomía Robles, que forma parte del sistema de drenaje pluvial administrado por la entidad edil. Ante ello, la oficina de la Defensoría del Pueblo en Huánuco exigió la actuación inmediata de la autoridad en este caso y la detección de la existencia de otros puntos en similar situación que estén poniendo en peligro la vida de la población en la ciudad.

En un documento dirigido al municipio provincial, la oficina defensorial también le recordó que tiene la responsabilidad de administrar los drenajes pluviales o sistemas para el desvío de los excesos de aguas de lluvia, conforme a lo establecido en el Decreto Legislativo 1356, Ley General de Drenaje Pluvial. De acuerdo a la norma y su reglamento, es función de los gobiernos locales operar y mantener la infraestructura del drenaje pluvial que se encuentre en sus jurisdicciones, así como mantener actualizado el catastro de estos sistemas.

Al respecto, Lizbeth Yllanes, representante de la Defensoría del Pueblo en Huánuco, puntualizó que las municipalidades deben contar con un plan de mantenimiento preventivo y correctivo del sistema de drenaje pluvial. Así, las acciones preventivas deben realizarse antes y después del periodo de lluvias para garantizar la operatividad de la infraestructura, mientras que las medidas de corrección sirven para reparar, rehabilitar o reponer los daños o fallas en la infraestructura. «Este es un aspecto que también supervisará la Defensoría del Pueblo», señaló.

Finalmente, la institución requirió a la población cooperar en esta tarea y puso a disposición los teléfonos de la oficina defensorial para comunicar la existencia de cualquier problema en la infraestructura de servicios públicos que represente un peligro para la comunidad: la línea gratuita 0800-15-170, el teléfono 962096195 o el correo electrónico odhuanuco@defensoria.gob.pe.