En Vivo

DEFENSORÍA DEL PUEBLO RECOMIENDA QUE PAGO DE PENSIÓN 65 SE HAGA A DOMICILIO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de Prensa

La protección de los derechos de las personas adultas mayores es una línea de intervención prioritaria de la Defensoría del Pueblo, más aún en el marco de la emergencia sanitaria, que coloca a este grupo en situación de mayor vulnerabilidad.

La Defensoría del Pueblo ha recomendado que el pago de Pensión 65 se realice a domicilio. Sin embargo, a la fecha, esta recomendación ha sido acogida parcialmente, pues solamente los adultos mayores de más de 80 años están recibiendo este aporte en sus casas, mientras que a los demás les están pagando en las agencias bancarias más cercanas. En la mayoría de casos, este subsidio representa su único sustento de vida, informó la jefa de la oficina de la Defensoría del Pueblo en el Cusco, Rosa Santa Cruz.

Mientras el pago a domicilio no se haga extensivo a todos los adultos mayores como lo ha recomendado oportunamente la Defensoría del Pueblo, es necesario encontrar soluciones en contextos de bioseguridad. En ese sentido, en atención al pedido del alcalde del distrito de Camanti, Cusco, se asistió a un grupo de usuarias y usuarios del programa Pensión 65, para que sean trasladados hasta la agencia del Banco de la Nación más cercana, en la ciudad de Mazuco, donde habitualmente realizan el cobro de esta subvención económica.

Para ello, se realizaron coordinaciones con el solicitante, el alcalde de Camanti, el jefe de la oficina de la Defensoría del Pueblo en Madre de Dios, representantes de la Policía Nacional del Perú (PNP) y de las Fuerzas Armadas (FF. AA.), quienes hicieron posible el traslado de las usuarias y usuarios de Pensión 65, respetando todos los protocolos de seguridad y salud para la prevención y control del COVID-19.

Para tal efecto, se solicitó la lista de las personas que necesitaban trasladarse, así como la descripción de los vehículos y los datos de los choferes que participarían en este traslado. Asimismo, se incidió, previamente, que los vehículos debían estar desinfectados y los ciudadanos guardar distancia y portar mascarillas y guantes.

La Defensoría del Pueblo se mantendrá vigilante para proteger el respeto irrestricto de los derechos de la población más vulnerable, como son los adultos mayores.