En Vivo

DEFENSORÍA DEL PUEBLO RECOMIENDA INCREMENTAR NÚMERO DE BENEFICIARIOS CON DISCAPACIDAD QUE RECIBEN PENSIÓN “CONTIGO”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa

Solo el 1.3 % del total de personas con discapacidad reciben pensión no contributiva.

El monto de 300 soles cada dos meses no alcanza para cubrir gastos de terapias, medicamentos, alimentos, educación, transporte, entre otros.

En el marco de la presentación de los resultados de la supervisión al Programa Nacional de entrega de la pensión no contributiva a personas con discapacidad severa en condición de pobreza, Programa Contigo, la Defensoría del Pueblo recomendó al Estado garantizar un nivel de vida adecuado a las personas con discapacidad.

“La situación de pobreza y alta dependencia que viven estas personas plantea con urgencia mejorar su nivel de vida que, en contextos de crisis, como el ocasionado por el COVID-19, incrementa su vulnerabilidad”, señaló Walter Gutiérrez, Defensor del Pueblo.

El funcionario recordó la necesidad de consolidar el modelo social de discapacidad y el enfoque de derechos humanos recogidos por la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. “Dicho modelo rompe con la tradicional mirada asistencial de las subvenciones económicas que se brinda a las personas en condición de vulnerabilidad y plantea la necesidad de garantizar una vida digna, autónoma y lo más independiente posible, de todas las personas”, remarcó el Defensor del Pueblo.

Por su parte, Malena Pineda, jefa del Programa de Defensa y Promoción de los Derechos de las Personas con Discapacidad, señaló que, “la supervisión realizada permite profundizar en la realidad que viven las personas con discapacidad severa en condición de pobreza y sus familias. Asimismo, permite reflexionar sobre el impacto que la pensión no contributiva tiene en la vida de estas personas y las barreras que existen para mejorar su nivel de vida, pues muchas de ellas viven en condiciones de pobreza y pobreza extrema y necesitan del apoyo del Estado para hacer frente a los desafíos de la vida cotidiana”.

El informe concluye que, si bien la implementación de la pensión no contributiva para personas con discapacidad severa se ha ampliado de manera progresiva a nivel nacional, aún resulta insuficiente para cubrir las necesidades de este sector de la población, pues se trata de un sector altamente vulnerable. El presupuesto del Programa Contigo representa el 1.2 % respecto al total del presupuesto destinado a los programas sociales a cargo del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social.

Asimismo, el número de personas usuarias a junio de 2020, es de 40 033 personas con discapacidad severa en condición de pobreza y pobreza extrema, cifra que representa el 31.9 % del total de la población objetivo del programa (125 451) que reúnen los requisitos exigidos para ser beneficiarios de dicha pensión. Sin embargo, esa cifra solo representa el 1.3 % del total de personas con discapacidad a nivel nacional (3 209 261).

Adicionalmente, el informe enfatiza que el 93.5 % de este grupo poblacional no cuenta con un certificado de discapacidad, lo que dificulta su incorporación al Programa Contigo. Dicha situación se agrava porque dicho programa utiliza la base de datos del Ministerio de Salud para la calificación de los beneficiarios de la pensión; sin embargo, existen personas con discapacidad severa certificada que no se encuentran en la mencionada base de datos.

Asimismo, señala que los criterios aplicados por el Sistema de Focalización de Hogares (Sisfoh) tienen limitaciones para identificar la condición de pobreza y pobreza extrema de las personas con discapacidad y sus familias; lo que limita el acceso de estas personas a programas sociales y subvenciones económicas, así como al sistema de protección social promovidas por el Estado, como la pensión no contributiva para personas con discapacidad severa.

Además, algunas agencias del Banco de la Nación no respetan la capacidad jurídica de las personas con discapacidad beneficiarias del Programa Contigo porque a pesar de tratarse de personas con discapacidad severa y en condición de pobreza y pobreza extrema no se han implementado sistemas de apoyos o ajustes razonables para esas personas, situación que constituye una barrera que impide hacer efectivo el cobro de la pensión.

“Hemos constatado que existe una necesidad imperiosa de incrementar el presupuesto a fin de aumentar el número de usuarios del Programa Contigo; asimismo, existe la necesidad de revisar los requisitos para la afiliación al programa, especialmente aquellas exigencias relacionadas a no tener ingresos provenientes del sector público o privado y a la presentación del certificado de discapacidad” señaló la jefa del Programa de Defensa y Promoción de los Derechos de las Personas con Discapacidad, Malena Pineda.

“Lo que nos anima es avanzar en la concreción de los derechos fundamentales de las personas con discapacidad y coadyuvar en mejorar la gestión de las políticas públicas que permitan mitigar los efectos negativos de la pobreza en este sector de la población. Lo que buscamos es generar espacios de diálogo y reflexión que conduzcan a adoptar medidas, con sentido de urgencia, que permitan mejorar el nivel de vida de las personas con discapacidad y sus familias”, remarcó la funcionaria.