En Vivo

DEFENSORÍA DEL PUEBLO: OFICINA DE CAJAMARCA BRINDÓ MÁS 3250 ATENCIONES DURANTE EL 2020

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa 

·         Instituciones más quejadas fueron las municipalidades (22.5 %) seguidas por los establecimientos de salud (8.7 %).

La oficina de la Defensoría del Pueblo en Cajamarca registró durante el año 2020 un total de 3258 casos atendidos, entre ellos, 1296 quejas, 1604 consultas y 358 petitorios, que fueron gestionados ante diferentes instituciones del Estado para que cumplan con sus deberes y se garantice el ejercicio de los derechos de la ciudadanía.

En relación a las instituciones que registraron el mayor número de quejas, las municipalidades alcanzaron un 22.5 % de las mismas, debido a que no contaban con mesa de partes virtuales que garanticen el derecho de petición de la ciudadanía en tiempos de pandemia. Sin embargo, a raíz de las recomendaciones defensoriales, estas mesas fueron implementadas en la mayoría de municipios a partir del segundo semestre del 2020.

Otra de las quejas contra las comunas está relacionada a los comedores populares del Programa de Alimentación Complementaria (PAC) que no funcionaban, perjudicando el acceso a la alimentación de un importante número de personas en el contexto de la pandemia. Ante ello, la institución solicitó las coordinaciones necesarias para que se asegure su funcionamiento logrando que muchos de ellos atiendan nuevamente, cumpliendo las medidas de bioseguridad.

Por otro lado, la oficina de Defensoría del Pueblo en Cajamarca también supervisó los cementerios y encontró que en la región muchos no contaban con autorización sanitaria para su funcionamiento ni con fosa común para cadáveres por lo que se exhortó a las municipalidades provinciales y distritales a realizar las acciones necesarias a efectos de poder obtener dicha autorización en el menor tiempo posible, y a la Dirección Regional de Salud para que verifique las condiciones de salubridad.

Durante el 2020, la institución además atendió un importante número de casos relacionados a temas de salud, en los cuales se intervino para garantizar la atención oportuna de pacientes, ante las deficiencias en los hospitales de la región e incluso negativas para recibir a personas con COVID-19. Precisamente, los establecimientos de salud ocuparon el segundo lugar con el mayor número de quejas (8.7 %).

Como parte de la labor en defensa de los derechos ciudadanos, el año pasado se realizaron intervenciones para garantizar el acceso a la justicia de niñas, niños, adolescentes y mujeres víctimas de violencia, sobre todo en los casos en que las instituciones que conforman el sistema de justicia (Policía Nacional de Perú, Ministerio Público, Juzgados de Familia y otras entidades,) no actuaron con celeridad ni con la debida diligencia, permitiendo que los agresores se encuentren en libertad y en algunos casos hasta amenazando a las víctimas y sus familiares.

Igualmente, en el año que terminó, la institución intervino en las jornadas de movilización nacional que se iniciaron el jueves 12 de noviembre y se prolongaron durante varios días; ello con la finalidad de que se respete el derecho de la ciudadanía a protestar de manera pacífica y que en las movilizaciones la Policía Nacional del Perú preserve el orden público, evitando el uso excesivo de la fuerza, conforme lo señalado en la Constitución Política del Perú.

Asimismo, se verificó el desarrollo de la primera y segunda jornada de vacunación a fin de instar a las entidades de salud y a la Policía Nacional que se cumplan los respectivos protocolos de bioseguridad y preserven el orden y el distanciamiento físico.

Para el año 2021, la oficina de la Defensoría del Pueblo en Cajamarca reiteró su compromiso de seguir trabajando en la defensa de los derechos fundamentales de la población y recordó a la ciudadanía que puede realizar sus quejas y/o consultas sobre la vulneración de derechos a través del número telefónico 996575406 o también acercándose a la oficina ubicada en el Jr. Soledad N° 319, en el barrio San Sebastián, siempre llevando su mascarilla, que es de uso obligatorio para ingresar al local.