DEFENSORÍA DEL PUEBLO: NUEVAS AUTORIDADES DE SALUD EN AREQUIPA DEBEN ADOPTAR MEDIDAS URGENTES PARA ATENDER COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa

Con la aprobación del D. U. 086-2020 se requiere brindar mayor información a los ciudadanos sobre el COVID-19.

Desde el inicio de la pandemia institución viene alertando deficiencias en la atención sanitaria en la región.

La oficina de la Defensoría del Pueblo en Arequipa demanda, que ante el notable incremento de casos positivos de COVID-19 en la región, que asciende a más de 40 mil contagiados confirmados y a 825 fallecidos según el reporte de la Gerencia Regional de Salud, se informe a la ciudadanía sobre los lugares de atención a pacientes, las medidas preventivas a adoptar en las familias ante el contagio de uno de los integrantes ylos  mecanismos que deben ponerse en práctica en los distritos con un número mayor de contagios.

“Las personas con COVID-19 en la región Arequipa aún no tienen la información sobre el hospital al que deben dirigirse, los números de teléfonos a los que pueden comunicarse para hacer consultas y las acciones preventivas a adoptar en sus familias o en sus distritos. La información sobre dónde acudir, qué acciones realizar en el entorno familiar y vecinal resultan fundamental en este momento”, afirmó el jefe de la oficina de la Defensoría del Pueblo de Arequipa, Ángel María Manrique.

En el mismo sentido, la entidad urge que los centros y puestos de salud fortalezcan las líneas de atención y monitoreo a los pacientes positivos que se encuentran dentro de su zona de control en cada uno de los distritos afectados, para lo cual se debe realizar un trabajo más coordinado con las municipalidades distritales.

La oficina de la Defensoría del Pueblo en Arequipa recuerda a los representantes del Ministerio de Salud y Comando COVID-19 proveer a los centros de salud de primer nivel, de todos los implementos de seguridad y salud para el trabajo y recursos necesarios, tales como insumos médicos, pruebas de descarte para atender a la población de manera focalizada y evitar la saturación de pacientes en los principales nosocomios.