En Vivo

DEFENSORÍA DEL PUEBLO: INSTITUCIONES PÚBLICAS EN CUSCO DEBEN GARANTIZAR PROTECCIÓN LABORAL A MADRES GESTANTES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa

En lo que va del año han ocurrido cuatro casos de mujeres embarazadas que fueron despedidas, tres de ellas en plena pandemia.

La oficina de la Defensoría del Pueblo en Cusco demandó a las instituciones públicas garantizar los derechos de las madres gestantes que se encuentran desempeñando funciones bajo cualquier modalidad, a fin de que se cumpla con renovar sus contratos durante el tiempo de embarazo y posterior licencia por maternidad.

En lo que va del año, la institución ha intervenido ante cuatro casos de mujeres embarazadas a quienes las entidades en las que trabajaban decidieron culminar sus contratos, pese a encontrarse en estado de gestación. Dos de estos casos ocurrieron en la municipalidad de San Sebastián, en Cusco; mientras que otro se registró en el municipio de Yanacoa, en la provincia de Canas y un cuarto caso sucedió en el Hospital Antonio Lorena. Además, tres de estos casos se produjeron en pleno estado de emergencia por el COVID-19.

Al respecto, la jefa de la oficina de la Defensoría del Pueblo en Cusco, Rosa Santa Cruz, consideró que el Estado, representado a través de las diversas entidades públicas, debe ser el primero en proteger adecuadamente a las trabajadoras en estado de gestación, evitando cualquier situación de despido que vulnere sus derechos y garantizando que los embarazos se lleven en condiciones seguras y dignas.

“Las instituciones públicas deben dar el ejemplo en la protección laboral a las mujeres gestantes, por lo que es cuestionable que en menos de un año tengamos en Cusco cuatro casos de trabajadoras embarazadas a las que no se les renovó sus contratos, tres de ellos durante la cuarentena”, manifestó la representante de la Oficina Defensorial en Cusco.

e otro lado, la oficina de la Defensoría del Pueblo en Cusco precisó que la protección a las madres gestantes se encuentra amparada en el artículo 23 de la Constitución Política, donde se señala expresamente que el trabajo, en sus diversas modalidades, es objeto de atención prioritaria del Estado, el cual protege especialmente a la madre.

Asimismo, en los fundamentos de la sentencia del Tribunal Constitucional del 3 de setiembre último, se establece la obligación que tiene el Estado de adoptar todas las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer en la esfera del empleo, prohibiendo el despido por motivo de embarazo o licencia de maternidad, bajo pena de sanciones.

“La madre gestante se encuentra protegida constitucionalmente en sus derechos laborales y si las instituciones no toman en cuenta eso, desde la Defensoría del Pueblo haremos valer sus derechos”, remarcó la representante de la institución en Cusco, quien pidió además a otras mujeres cusqueñas que se encuentren en la misma situación, comunicarlo a través de los teléfonos 995622772 / 984927097 o mediante el correo electrónico odcusco@defensoria.gob.pe