DEFENSORÍA DEL PUEBLO EXIGE QUE SE GARANTICE LA VIDA Y SALUD DE LAS PERSONAS ADULTAS MAYORES EN ALBERGUES DE AREQUIPA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa 

La oficina de la Defensoría del Pueblo de Arequipa hizo un llamado a la Gerencia Regional de Salud (Geresa) y al Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), en su calidad de ente rector del sistema de protección al adulto mayor, para que refuercen la estrategia de supervisión de las necesidades de este grupo de personas albergadas en centros de atención residencial de la región.

El pasado fin de semana, la oficina de la Defensoría del Pueblo en la región tomó conocimiento que, en el Centro de Atención Residencial (CAR) El Buen Jesús, 5 de los 44 adultos mayores a su cargo, fallecieron a causa del COVID-19 y 33 tienen diagnóstico positivo, situación que pone en riesgo sus vidas.

Frente a esta grave situación, el jefe de la oficina defensorial, Ángel María Manrique solicitó que la Geresa realice un monitoreo en el citado albergue a fin de que se verifique el cumplimiento de las medidas de control de expansión del virus y se evalúe si se cumplen con las condiciones necesarias para prevenir que se incremente el número de contagios entre los adultos mayores que residen en sus instalaciones.

Es necesario recordar que conforme a lo dispuesto por el Decreto Legislativo Nº 1474, las personas adultas mayores con COVID-19 albergadas en los centros de atención residencial, públicos o privados, y los centros de atención temporal deben estar en aislamiento, y corresponde al Seguro Social de Salud – EsSalud o al Ministerio de Salud (Minsa) disponer su evacuación inmediata a un centro de aislamiento especializado a fin de que reciban cuidados hasta su plena recuperación, teniendo en cuenta el estado de salud de cada persona.

Cabe indicar que el 8 % de la población de la región es adulto mayor, esta cifra equivale a más de 120 mil personas en riesgo, por lo que se debe fortalecer la estrategia de supervisión por parte de la Geresa y del MIMP para brindar atención integral a los adultos mayores.

Finalmente, la oficina de la Defensoría del Pueblo en Arequipa solicitó que la Geresa y la Beneficencia Pública informen a la brevedad sobre la frecuencia con que se realizan las pruebas de descarte, si se realiza el monitoreo clínico y se coordina con el MIMP, así como sobre la situación del total de la población adulta mayor y los ciudados que reciben quienes resultaron positivos al virus.