En Vivo

DEFENSORÍA DEL PUEBLO EXIGE ATENCIÓN OPORTUNA A PACIENTES RENALES CON COVID-19 QUE REQUIERAN HEMODIÁLISIS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa 

Paciente en Tarapoto tuvo que pagar 2500 soles para que especialistas de clínica privada se trasladen a hospital público a realizar el tratamiento.

La oficina de la Defensoría del Pueblo en Tarapoto advirtió deficiencias en la atención a pacientes del Seguro Integral de Salud con COVID-19 a quienes no se les está realizando hemodiálisis debido a la falta de contrato entre los hospitales y las clínicas que brindan el servicio.

El 30 de mayo, la institución recibió la queja de la familiar de una paciente internada en el Hospital II2 Minsa -Tarapoto por COVID-19, que no podía trasladarse a la clínica para la hemodiálisis y tuvo que pagar 2500 soles para que los especialistas de la clínica se trasladen al hospital para realizarle el tratamiento. Cabe indicar que el hospital le ha informado que no cuenta con recursos para asumir este pago, más aún cuando se trata de un servicio que ya está cancelando el Estado, a través del SIS.

“Son  69 pacientes renales del SIS que acuden para realizarse hemodiálisis en la misma clínica por convenio con el Ministerio de Salud. A las personas que habrían fallecido con COVID-19 se les negó la atención porque, según los representantes del centro médico, el seguro no cubre los costos que implica atender a los pacientes si están contagiados”, manifestó Santiago Tamay, representante de la Defensoría del Pueblo en Tarapoto.

Frente a esta grave situación, la oficina de la Defensoría del Pueblo en Tarapoto considera que la Dirección Regional de Salud San Martín debe dar una pronta solución para agilizar la atención integral de los pacientes SIS renales con COVID-19 que requieran urgente servicio de hemodiálisis, y así no vean interrumpido su tratamiento recibiendo atención según los protocolos establecidos para estos casos.

Asimismo, se hizo un llamado a la Fiscalía Provincial de Tarapoto, para que inicie investigación sobre las graves violaciones al derecho a la salud y a la vida que han padecido o vienen padeciendo estos pacientes e intervenga en otros casos que pongan en riesgo la vida de los pacientes.

De otro lado, la Defensoría del Pueblo recuerda al Ministerio de Salud la urgente necesidad de aprobar una Directiva Sanitaria sobre el cuidado integral de las personas con enfermedades cardiovasculares y metabólicas en el contexto del Covid19 que establezca directrices para que ninguna Institución Prestadora de Servicios de Salud se niegue a brindar atención a los pacientes con insuficiencia renal crónica en tratamiento de hemodiálisis. Asimismo, es necesario que dicho ministerio conduzca las coordinaciones con Cenares, Digemid, SIS, Fissal, Diris/Diresa, prestadores privados y todas las instituciones involucradas para garantizar el cuidado de las personas en los servicios de hemodiálisis.

Como institución que supervisa que las instituciones del Estado cumplan con garantizar el acceso a la salud de la población, la oficina de la Defensoría del Pueblo en Tarapoto hará seguimiento a las recomendaciones dadas para garantizar la atención de pacientes renales.