DEFENSORÍA DEL PUEBLO: DEBE ACATARSE RESOLUCIÓN JUDICIAL PARA EVITAR CONFLICTOS ENTRE COMUNIDADES CAMPESINAS DE AYACUCHO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa

La oficina de la Defensoría del Pueblo en Ayacucho demandó a la Dirección Regional de Agricultura el cumplimiento inmediato de lo ordenado por el Juzgado Mixto de Cangallo, dentro del más breve plazo, respecto al levantamiento del plano definitivo del territorio de las comunidades campesinas de Huancarucma y Payahuanay de dicha provincia, a efecto de evitar posteriores conflictos entre sus pobladores.

Al respecto, a través de los diferentes medios de comunicación se tomó conocimiento que producto del conflicto de linderos existente entre ambas comunidades se habría cometido el delito de tentativa de homicidio, en agravio de un adolescente de 16 años, lo cual viene siendo investigado por la Fiscalía Mixta del lugar.

“La Dirección Regional de Agricultura no estaría dando cumplimiento a lo ordenado por el Juzgado Mixto de Cangallo el pasado 13 de agosto y reiterado el 5 de noviembre para el reinicio del levantamiento de un plano definitivo del territorio de ambas comunidades. Ninguna autoridad puede dejar sin efecto resoluciones judiciales ni retardar su ejecución, más aun si se afecta el derecho a la vida, la salud y la propiedad, sin perjuicio de las denuncias por delito de desobediencia a la autoridad”, señaló David Pacheco-Villar, jefe de la Defensoría del Pueblo en Ayacucho.

Según el Reporte Mensual de Conflictos Sociales de la Defensoría del Pueblo, en la región Ayacucho se tiene 7 conflictos socio ambientales, de los cuales 5 están activos y 2 latentes. Asimismo, a nivel nacional, de ha registrado 191 conflictos, recayendo la atención de estos en el Gobierno Nacional, con 116 casos (60.7 %); en los gobiernos regionales con 49 casos (25.7 %); y, en los gobiernos locales con 19 casos (9.9 %). De los 191 casos, 125 son socio ambientales, 15 comunales, 7 laborales y 4 por demarcación territorial.

Frente a los conflictos sociales, la Defensoría del Pueblo despliega sus facultades de defensa y supervisión para prevenir e intermediar, a fin de evitar situaciones que puedan amenazar o violar derechos fundamentales, así como propiciar procesos de diálogo que contribuyan en la solución de un conflicto social.

Finalmente, la oficina de la Defensoría del Pueblo de Ayacucho estará atenta a la ejecución del cumplimiento de lo demandado a fin de evitar mayores conflictos.