En Vivo

DEFENSORÍA DEL PUEBLO: CRISIS ECONÓMICA AUMENTA RIESGO DE QUE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES ABANDONEN EDUCACIÓN POR TRABAJO INFANTIL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa 

Hoy es el Día Mundial contra el Trabajo Infantil.

Según Encuesta Nacional de Hogares (Enaho), en el primer trimestre del 2020, 7 % de adolescentes de 14 a 17 años solo trabaja y 24 % estudia y trabaja.

Debido a la crisis económica que se vive a raíz de la pandemia, muchas madres, padres y cuidadores se encuentran enfrentando el desempleo, la informalidad, la reducción de salarios, así como la propia enfermedad. Esta difícil situación aumenta el riesgo de que las niñas, niños y adolescentes abandonen la escuela y se inserten en el trabajo infantil.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) define como trabajo infantil a la actividad laboral que priva a las personas menores de edad de su niñez, potencial y dignidad, y que es perjudicial para el desarrollo físico y psicológico. Por ello, el Comité de los Derechos del Niño señala que deben adoptarse medidas para abolir todas las formas de trabajo infantil, comenzando por las más graves, por ejemplo, los trabajos peligrosos, tal como lo señalan diversos instrumentos de derechos humanos: la Convención sobre los Derechos del Niño y las Convenciones N°138 sobre la edad mínima y N°182 sobre las peores formas de trabajo infantil de la OIT.

Cabe subrayar que en el Perú, el trabajo por debajo de la edad mínima (14 años) y el trabajo peligroso se encuentran prohibidos. Ante ello, y en cumplimiento de los compromisos internacionales como la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, cuyo objetivo es la erradicación del trabajo infantil, el Estado debe dar mayor impulso al cumplimiento de la Estrategia Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (2012-2021),  tomando en consideración la nueva realidad al momento de articular funciones en torno a la prevención y erradicación del trabajo infantil en sus formas peligrosas.

La erradicación del trabajo infantil y del trabajo peligroso exige también que se actualice y/o modifique la  lista de empleos peligrosos para adolescentes, incluyendo el trabajo en el hogar, pues recientemente se ha prohibido ejercer este tipo de trabajo para las personas menores de edad. Asimismo, esta situación hace urgente que el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) implemente y/o fortalezca mecanismos de participación efectiva de las y los trabajadores menores de edad en el diseño de las políticas públicas para la protección de sus derechos, a fin de garantizar su educación, salud física, psicológica y emocional.

La Defensoría del Pueblo recuerda, en el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, la necesidad de promover y garantizar los derechos a la educación salud,  integridad y desarrollo progresivo de las niñas, niños y adolescentes. Este contexto hace impostergable una cooperación activa entre todos los niveles de gobierno, la sociedad civil y las familias.

La institución expresa su compromiso de seguir trabajando por la defensa de los derechos de las niñas, niños y adolescentes en el contexto de la pandemia.