DEFENSORÍA DEL PUEBLO: CERCA DE 3000 MUJERES ADULTAS, NIÑAS Y ADOLESCENTES FUERON REPORTADAS COMO DESAPARECIDAS EN LO QUE VA DEL 2020

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa 

Problemática se va intensificando en los últimos meses.
Se publica el reporte ¿Qué pasó con ellas? del mes de julio.

Tras la flexibilización de restricciones a la movilización y con el retorno a diversas actividades productivas, la Defensoría del Pueblo ha advertido un incremento constante, en los últimos meses, de mujeres adultas, niñas y adolescentes reportadas como desaparecidas. Por ello, urge garantizar un abordaje adecuado del problema que permita saber qué pasó con ellas en los 2965 casos registrados por la institución con base en las notas de alerta de la Policía Nacional del Perú.

En efecto, de enero a julio, 865 mujeres adultas y 2100 niñas y adolescentes fueron reportadas como desaparecidas. Es decir, cada día, se viene reportando un promedio de 14 hechos de este tipo (más de uno cada dos horas, aproximadamente). Por otro lado, en julio, las cifras se incrementaron en la mayoría de las regiones, con una mayor prevalencia en niñas/os y adolescentes.

Así, se pudo conocer que, en aquel mes, 449 menores de edad fueron reportados como desaparecidos. De este número, 380 alertas sistematizadas eran sobre niñas y adolescentes mujeres; es decir, el impacto por razones de género fue mayor, llegando a un 85 % del total. Sobre esta cifra, cabe indicar que se ha incrementado en más del 50 % con respecto al mes anterior. Territorialmente, preocupan los aumentos en Lima (98 a 126), Piura (9 a 29), Junín (12 a 26), entre otras regiones.

Además, en julio, 128 mujeres adultas fueron reportadas como desaparecidas, un 20 % más que en junio. Este incremento se reflejó en las regiones con más denuncias registradas: Lima (62) aumentó un 24 %; Cusco (8), un 100 %; Piura (8), un 33 %, y Puno (6), un 200 %. Cabe precisar que, en ninguna de estas regiones, se extendió la cuarentena, sino que se flexibilizaron las medidas de inmovilización social, lo que podría estar generando una mayor visibilización de la problemática.

De otro lado, durante este mes, se han producido 4 feminicidios (2 en Ayacucho, y 1 en Huánuco y 1 en La Libertad), con lo cual ya suman 70 en lo que va del año. En adición a ello, en julio se han producido 8 tentativas de feminicidio, lo que eleva la cifra a 132 casos hasta la fecha. Asimismo, en La Libertad, se produjo la muerte violenta de una mujer, con lo que ya se han producido 32 hechos de este tipo que aún siguen sin tipificarse o esclarecerse.

La Defensoría del Pueblo recalca que, con el reporte ¿Qué pasó con ellas?, no solo busca proporcionar información que visibilice la problemática, con el propósito de adecuar las políticas públicas dirigidas a combatirla, sino alertar de la gravedad de la violencia de género en este contexto. Esta situación refleja que aún las medidas de respuesta a la emergencia sanitaria no están articulándose adecuadamente con políticas de prevención y atención de estas violencias.

Ante ello, la institución insiste en la necesidad de implementar el portal y el registro de personas desaparecidas adecuados a la normativa vigente. El primero, bajo los parámetros del D.L.1428, permitirá fortalecer y sistematizar las notas de alerta, brindar estadísticas de la situación del problema, sensibilizar a la población y dar a conocer los procedimientos ante este tipo de casos. El segundo, posibilitará conocer la condición actual de las mujeres reportadas como desaparecidas y la posible relación de los hechos con otros delitos (feminicidio, trata de personas, violencia sexual u otro).

De otro lado, la institución ha solicitado optimizar el sistema informático de personas desaparecidas para los casos de niñas, adolescentes y mujeres víctimas de violencia. Además, se debe procurar una difusión adecuada de la Línea 114 para que la población brinde información de manera rápida a efectos de hallar el paradero de la persona reportada como desaparecida, además de ser útil para que los familiares reciban información actualizada y permanente de la denuncia de manera remota y así, evitar exponerlos a un contacto físico que genere riesgos de contagios de COVID-19.

Finalmente, la Defensoría del Pueblo insiste en que la desaparición de mujeres por particulares debe ser incluida en la Ley N°30364 y en el Plan Nacional de Violencia de Género 2016-2021 como una forma de violencia de género. Asimismo, recalca que dichas medidas deben seguir acompañadas de constantes capacitaciones al personal policial, al de los Centros Emergencia Mujer y Línea 100, para una óptima atención de casos.

Puede ver el reporte ¿Qué pasó con ellas? en el siguiente link: https://cdn.www.gob.pe/uploads/document/file/1220237/Reporte_N_6_-_Qu%C3%A9_pas%C3%B3_con_ellas.pdf.