DEFENSORÍA: VIOLENCIA CONTRA LA MUJER EN PUNO SIGUE EN AUMENTO CON MÁS DE 3 MIL CASOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Representante de la Defensoría del Pueblo en Puno, Jacinto Ticona, advirtió también que se mantienen algunas carencias logísticas en la atención de la violencia de género y en los Centros de Emergencia Mujer, tanto a nivel nacional como, específicamente, en la región Puno. “A nivel nacional, hay 17 Centros de Emergencia Mujer que no tienen psicólogos. Eso es una grave preocupación.

RCR, 13 de diciembre 2018.- La violencia contra la mujer, en la región Puno, en vez de disminuir se sigue incrementándose, al punto que a octubre del presente año ha registrado más de tres mil casos, alertó el representante de la Defensoría del Pueblo en esa circunscripción, Jacinto Ticona.

“Es lamentable decirlo, pero no bajan los datos estadísticos. A comparación del año pasado, en la región Puno, en algunos casos se mantiene, en otros se ha incrementado. A nivel global, hay un incremento considerable de algunos puntos porcentuales. Sólo a octubre de este año ya teníamos   3 000 casos de todo tipo de violencia, física, psicológica, sexual y económica”, subrayó.

En ese sentido, detalló que las provincias de San Román y la de Puno son las que registran la mayor cantidad de casos, debido a la densidad población y a la toma de conciencia de la población por llevar a la esfera pública estos casos.  

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Ticona advirtió también que se mantienen algunas carencias logísticas en la atención de la violencia de género y en los Centros de Emergencia Mujer, tanto a nivel nacional como, específicamente, en la región Puno.

“A nivel nacional, hay 17 Centros de Emergencia Mujer que no tienen psicólogos. Eso es una grave preocupación. Y en el caso de Puno, cuando supervisamos, igual: ocho psicólogos no están contratados o han renunciado. La víctima no solo va por un tema legal, sino que requiere de un soporte emocional”, detalló.

Asimismo, advirtió que en el caso de la región Puno muchos profesionales no tienen conocimiento del idioma aymara, un aspecto importante en las diligencias, toda vez que la mayoría de las afectadas proviene de las zonas rurales en las que no se habla español.

De igual modo, refirió que otra de las deficiencias encontradas radica en la temporalidad de los  horarios y días de atención, por lo que -anotó- se ha recomendado que el ministerio de la Mujer pueda implementar progresivamente más Centros de Emergencia Mujer que atiendan los siete días de la semana y las 24 horas del día.

En la víspera, la Defensoría del Pueblo presentó los resultados de la supervisión a Centros de Emergencia Mujer (CEMS). En total, fueron analizados 296 Centros de Emergencia Mujer, a nivel nacional, con el objetivo de contar con un diagnóstico actualizado sobre la calidad de los servicios, los obstáculos que encuentran las usuarias y realizar recomendaciones para fortalecer estos servicios.

Escuchar entrevista…