DEFENSORIA ADVIERTE FALTA DE CONTROL EN FORNTERA CON ECUADOR ANTE INCREMENTO DE INGRESO ILEGAL DE MIGRANTES EN PLENA PANDEMIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 25 de enero de 2021.- Abel Chiroque, representante de la Defensoría del Pueblo en Tumbes, señaló que el despliegue de tropas del Ejército Peruano para reforzar el control en la frontera con Ecuador es insuficiente para evitar el ingreso ilegal de migrantes en plena segunda ola de contagios por COVID-19. Precisó que desde junio hay un ingreso diario de 200 personas a lo largo de 154 kilómetros de frontera.

“El año pasado la Defensoría del Pueblo, en medio de la emergencia sanitaria, hemos venido atendiendo algunas preocupaciones de la población. El año pasado se cerró la frontera en marzo por la emergencia sanitaria. Sin embargo, observamos que el control de los 154 km que tiene la frontera con Ecuador es insuficiente por las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional. Es así que, desde el año pasado, hemos estado advirtiendo el ingreso y salida de migrantes”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

“En mayo—indicó—hubo un retorno de migrantes que trataban de cruzar la frontera hacia el Ecuador y a partir de junio ha habido ingresos diarios de 200 personas con el objetivo de trasladarse a Chiclayo, Trujillo y Piura. Tumbes es una zona de tránsito y la Defensoría del Pueblo ha solicitado a la Dirección Regional de Salud y al gobierno regional de Tumbes que se pueda coordinar un control sanitario en la frontera, teniendo en cuenta que estamos en una segunda ola y que esto se podría complicar si no se realizan acciones de control sanitario fronterizo”.

 

 

“Estamos preocupados por la trata de personas, en una ocasión hemos encontrado a adolescentes no acompañados, ingresan sola y eso genera una preocupación por la situación de vulnerabilidad de las personas que están en tránsito y que obligaciones internacionales deben recibir la protección del Estado. Hemos pedido también la protección de madres gestantes que están en situación de vulnerabilidad”, precisó.

Advirtió que “en esta segunda ola se requiere aplicar una estrategia de salud para verificar cual es la situación de estas personas, porque el año pasado la Policía intervino a 100 personas y el 25 de ellas tenían covid y fueron internadas en el centro de aislamiento temporal”. “No han informado en la Diresa que a partir de febrero estaría nuevamente poniéndose en funcionamiento los centros de aislamiento temporal y que a partir de esa fecha se van a realizar tamizajes. Mientras tanto, observamos que hay movimiento de personas”, afirmó.

Faltan médicos especialistas en cuidados intensivos

También dijo que la Defensoría del Pueblo realiza una supervisión permanente de los servicios de salud y del abastecimiento de oxígeno. “El viernes había todavía disponibilidad, hay dos isotanques de 7 mil kilos de oxígeno medicinal y todavía tienen 40 balones disponibles. Desde el año pasado, ya no había camas UCI, pese a que tenemos ocho camas UCI, no pueden ponerse en funcionamiento, porque no hay especialistas que puedan operar estos equipos”, manifestó.

“En estas semanas, de acuerdo a los reportes de la Diresa, hay un incremento de personas fallecidas por COVID-19. Eso ha generado preocupación y se ha pedido medidas de prevención a los alcaldes. Nosotros vamos a insistir en el control sanitario en la frontera y las medidas de prevención para evitar la aglomeración de la población teniendo en cuenta que estamos ante una segunda ola de contagios”, informó.

“Desde fines del año pasado venimos insistiendo al gobernador regional de Tumbes que se pueda prever la disponibilidad presupuestal para la contratación de especialistas en medicina intensiva, los uciólogos, los emergenciólogos, el personal de salud que debe de estar operando estos ventiladores mecánicos y las ocho camas UCI que tenemos en el hospital covid, que están disponibles, pero por falta de personal no se ponen al servicio de los pacientes que requieren. Hasta el viernes había cuatro pacientes que estaban en espera”, reveló.

Respecto a las manifestaciones que han anunciado organizaciones civiles de Tumbes contra la contaminación del río Puyango, indicó que “estamos haciendo el monitoreo de las medidas de fuerza que han adoptado las organizaciones de la región Tumbes”. “Estamos advirtiendo que aún no se ha materializado el bloqueo de la vía que habían anunciado en el distrito de Canoas de Punta Sal”, apuntó.

“Va a haber una movilización nos anuncian los dirigentes a las 9 pm y estaremos realizando el acompañamiento llamando a la reflexión a los dirigentes, que si bien la Constitución garantiza a la protesta pacífica esto no debe de afectar los derechos de las personas, el derecho a la propiedad pública, el derecho a la integridad física, y es así que la Defensoría del Pueblo va a estar monitoreando esta manifestación que exhortamos sea pacífica sin afectar los derechos de terceros”, observó.

“La plataforma—explicó—que han dado a conocer a la opinión pública es su preocupación de las acciones que realicen el gobierno regional y el Ministerio de Salud frente a la contaminación de las aguas del río Puyango Tumbes. La Autoridad Nacional del Agua realiza monitoreos de la calidad del agua y advierte que tiene metales pesados y esto es producto de la contaminación de la actividad minera que se realiza en la cabecera de cuenca, en el Ecuador. La movilización va a realizarse en la plazuela Bolognesi”.